Coronavirus

El Gobierno negocia la compra de vacunas a laboratorios de los Estados Unidos

La Casa Rosada quiere reflotar la negociación con Pfizer y también sondea a las farmacéuticas Moderna y Johnson & Johnson. Se trata de las tres compañías con autorización validada por la administración Biden.

Con el reconocido cuello de botella sobre cuatro de los cinco contratos para la provisión de vacunas contra el coronavirus, el Gobierno decidió reflotar negociaciones con otros laboratorios productores del inmunizante, y con particular énfasis en el diálogo con varias compañías con casa central en los Estados Unidos.

Este martes, la asesora presidencial Cecilia Nicolini admitió que la Casa Rosada reanudó conversaciones con el laboratorio estadounidense Pfizer, tras frustrarse el acuerdo que a fines de 2020 negoció el entonces ministro de Salud, Ginés González García, con los representantes locales de la farmacéutica. 

El Gobierno retomó negociaciones con Pfizer

En su momento, González García se quejó por las garantías que exigía el laboratorio, y también el presidente, Alberto Fernández, dijo en marzo que Pfizer "puso muchos obstáculos para firmar un acuerdo".

Nicolini, que siguió de cerca la negociación para adquirir la vacuna Sputnik V desarrollada por el Instituto Gamaleya de Rusia, reconoció en declaraciones radiales que hoy por hoy se busca "entender cuál es el estado de situación o cómo se pueden generar cambios para avanzar en un contrato".

Pfizer Argentina, en tanto, dejó entrever que "los canales de diálogo con el Gobierno siempre se mantuvieron abiertos", dando a entender una continuidad desde el que CEO local, Nicolás Vaquer, visitó al presidente en Olivos, a mediados del año pasado.

Rusia confirma que la segunda dosis de la Sputnik V puede aplicarse a los 3 meses sin afectar su eficacia

Moderna y Johnon & Johson, también anotadas

La negociación reanudada que puso en conocimiento Nicolini no es la única en marcha por fuera del circuito ya celebrado con farmacéuticas de China, Rusia, la India y el Reino Unido.

Según supo este diario, el presidente le encomendó al embajador argentino en Washington, Jorge Argüello, tantear las posibilidades de conseguir más inyecciones de otras farmacéuticas alocadas en los Estados Unidos, mientras avanza en paralelo un pedido para que la administración de Joe Biden incluya al país en el reparto de 60 millones de inyecciones en excedente pertenecientes al laboratorio AstraZeneca.

Fuentes diplomáticas confiaron a El Cronista que "hay muy buen diálogo" con el laboratorio Moderna. Con sede en Cambridge, Massachusets, la vacuna mRNA-1273 desarrollada por este laboratorio con la tecnología del ARN mensajero obtuvo 94,1% de eficacia en los ensayos clínicos y es, junto con Pfizer, de las más aplicadas en Norteamérica. 

Del mismo modo, el Gobierno ha sondeado al laboratorio Johnson&Johnson para la provisión de su vacuna Janssen, que supone una sola inoculación. En todos los casos, el diálogo abierto difícilmente conduzca a una provisión inmediata, sino a asegurar un flujo hacia fin de año o bien para 2022.

Al momento, el Gobierno firmó cinco contratos para vacunas por al menos u$s 478 millones, según reveló El Diario AR, por la provisión de 59 millones de dosis. Este jueves, se estima que la Argentina habrá alcanzado la efectiva entrega de 8 millones -menos del 15% del total.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios