Anuncio de Massa

Dólar para economías regionales: un sector saca cuentas y todos miran las retenciones

El Gobierno anunció que habrá una ventana para exportar a un tipo de cambio diferencial, a cambio de congelar precios internos. Pero la industria que podría aprovecharlo atraviesa una catástrofe climática.

Mientras las grandes empresas de consumo masivo se suman a Precios Justos y dicen que esta semana podría quedar cerrado el programa que el ministro de Economía, Sergio Massa, espera implementar en diciembre, sectores de las economías regionales esperan precisiones sobre el dólar diferencial que obtendrán las producciones que se sumen al congelamiento. En principio, las bodegas pican en punta para aprovechar la ventana de tipo de cambio, aunque las negociaciones son embrionarias y los distintos actores se hacen una sola pregunta: ¿cuál será el dólar especial que conforme a las distintas realidades?

¿Sequía de dólares?: la falta de lluvias ya afectó de forma "severa" a 7 millones de hectáreas y pegará a las reservas

Precios Justos: cómo es la propuesta para frenar la inflación que el Gobierno envió a alimenticias

"Tenemos 8500 posiciones arancelarias, de las cuales 960 no tienen retenciones y el resto pagan entre 2 y 13 por ciento", responde Alfredo González, presidente de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Traducido: a diferencia del dólar soja, en el que el tipo de cambio a $ 200 equivalía a compensar los derechos de exportación por un mes, las situaciones de las economías regionales son disímiles. La entidad celebró ayer el paquete de medidas que anunció Massa para paliar los efectos de la helada tardía, que amenaza con causar pérdidas cuantiosas en producciones locales.

Una ventana para exportar

Entre los anuncios de financiamiento blando, Repro para ayudar a pagar salarios y otros alivios, el Gobierno adelantó un "tipo de cambio diferenciado que compense las pérdidas de las economías regionales". Ese dólar operará entre el 20 de noviembre y el 30 de diciembre y regirá para los sectores o empresas "que alcancen un acuerdo entre exportadores y productores y participen del programa Precios Justos".

Acá comienzan las dudas y las heterogeneidades. En principio, las miradas apuntaron al sector vitivinícola. "Puede haber alguna bodega grande, algún productor de frutos secos, pero no mucho más" en condiciones de aprovechar el beneficio, opinó Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria. González, de CAME, sumó a productores de cerezas.

Pero, en todos los casos, deberían tener producción en la ventana de un mes y diez días que abrirá el Gobierno. "Algún acopiador, quizás", sugirió el presidente de CAME. "En el caso del vino no se pueden liquidar de golpe las ventas en 40 días. En cuanto a las frutas, hoy quizá no hay disponibles para liquidar, porque las cosechas son más adelante y no entran en ese plazo", dijo Achetoni.

Dólar malbec

La industria vitivinícola ya venía pidiendo el "dólar malbec", un tipo de cambio diferencial para recuperar competitividad. Las heladas agravaron la próxima cosecha, de marzo, y el sector ya prevé pérdidas de 20% como piso. Eso encarecerá la uva para fabricar vino, tanto de mesa como premium. Se prevén pérdidas millonarias.

Las fogatas para combatir las heladas en los viñedos, esta vez, no fueron suficientes.

Fue esa situación la que la industria le transmitió este lunes por la noche a la Secretaría de Comercio de Matías Tombolini, en busca de precisiones sobre el nuevo programa. Las bodegas adelantaron que quieren participar de Precios Justos, pero que la incertidumbre sobre la disponibilidad futura de materia prima (a partir de marzo) puede condicionar los precios desde diciembre. "¿Quién va a querer tomar el beneficio a cambio de congelar precios cuando no va a haber oferta y eso va a aumentar los precios?" se preguntó Achetoni.

El "dólar malbec", sería, en rigor, una mejora en el tipo de cambio que elimine o compense la retención del 4,5% que paga el vino. Pero con derechos de exportación tan variables, el tipo de cambio diferencial sería distinto para el vino que para el aceite de oliva u otro producto que se pueda exportar y, al mismo tiempo, llegar a la góndola a un precio acordado.

Reuniones

El secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, comenzará a trabajar con sectores productivos y provincias en busca de un acuerdo. Semanas atrás, en Santiago del Estero, Massa les anticipó a referentes de economías regionales que, después del dólar soja, pensaba medidas sectoriales. Se habló de ventajas cambiarias para exportar y sumar a las reservas determinada cantidad de dólares, sin mayores precisiones.

En tanto, Tombolini avanza con supermercados y grandes firmas de consumo masivo en el programa de precios acordados en góndolas. Acá, la gran zanahoria la disponibilidad de dólares para pagar importaciones.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.