Puente verde

El campo espera al próximo presidente con un stock millonario de dólares: las condiciones

Las lluvias tardaron en llegar y ajustaron a la baja la producción de trigo, sin embargo, el sector agropecuario puede inyectar un gran alivio en la transición

Sin margen para impulsar la liquidación del remanente de soja que dejó la cosecha gruesa, para apuntalar las reservas del Banco Central (BCRA), los dólares que pueden aportar los cultivos de verano serán claves en plena transición política, a partir del próximo 21 de noviembre.

A la espera del "fuerte" de divisas que ingresará la soja y el maíz recién a partir de marzo del próximo año, en el último tramo del año, el alivio llega principalmente del trigo que -aunque recortó en 800.000 toneladas la estimación de producción- puede contribuir con u$s 3300 millones.

Al considerar los seis principales cultivos, entre las 13,14 millones de toneladas disponibles, más otras 22,13 Mt que no tienen precio en firme, a valores de las cotizaciones actuales del mercado doméstico, el aporte asciende a u$s 8.400 millones de dólares.

Según la última estimación de 13,5 Mt de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) la producción 2023/24 estaría por encima de ciclo pasado (11,8 Mt) por solo 1,7 Mt. 

"La sequía que siguió vigente en gran parte de las zonas productivas de Argentina hasta el 20 de octubre, el efecto de las heladas tardías y los posibles efectos de enfermedades fúngicas tras las lluvias mantienen un alto nivel de incertidumbre sobre el resultado de la actual campaña", describe la BCR.

Por eso, a pesar de los esfuerzos para que el potencial triguero supere los 17 Mt, guarismo que se hubiese alcanzado bajo un escenario de clima normal, la continuidad de la sequía, que se prolongó por casi 3 años y 10 meses, no permitió la recuperación del trigo.

Liquidación: de qué depende

Después del dólar soja que rigió durante septiembre, con un 25% de libre disponibilidad en la liquidación de divisas, la comercialización y el registro de exportaciones "cayó fuerte", señaló Javier Preciado Patiño, exsubsecretario de Mercados Agropecuarios y estimó un remanente disponible de no más de 3 millones de tonelada hasta la próxima cosecha, en abril de 2024.

En divisas, este resto puede significar u$s 1000 millones, pero no está en el horizonte que se liquide, "salvo que -aclaró Preciado Patiño-, después de las elecciones se produzca una fuerte corrección del tipo de cambio o que, en lugar del esquema 70/30 que existe hoy, se tracciones con una propuesta más conveniente al productor".

En el caso del maíz, en estos meses -diciembre, enero y febrero- lo que predomina es el consumo interno para pollos, cerdos feedlot y tambos y, con los compromisos para exportación, se alcanza el límite de despachos al exterior.

Por eso, ratificó que el alivio puede llegar del trigo y la cebada que se cosecha "fuerte" desde diciembre. Aunque reconoció que hay expectativas más bajas, el asesor privado proyectó 15.5 y 5 millones de toneladas, respectivamente, lo que puede significar un piso en el ingreso de divisas de u$s 3600 millones.

El especialista apuntó al momento en que se podrá hacer efectiva la liquidación ya que los productores pueden conservar el producto en buenas condiciones por dos años, y dijo que "normalmente entre diciembre y marzo se exporta el 65% del total de la campaña con picos de más de 80%".

En el contexto actual, tallado por la política "las ventas van a responder, primero, al resultado de las elecciones y la política macroeconómica - cambiaria para que el productor se decida a vender o esperar".

Las señales que el gobierno electo genere van a ser determinantes, dijo y promedió un aporte global de entre u$s 3600 y u$s 4000 millones en juego.

Para el cierre del ciclo agrícola actual, en un año castigado por la falta de agua, "lo más importante es que empezó a llover", planteó Marcelo Hegel, CFO de ADBlick Granos.

Pese a la buena noticia, aclaró que los rindes no van a ser los esperados en la cosecha fina, básicamente, por falta de agua en la zona núcleo.

En relación a las últimas dos campañas los precios están en baja, aunque todavía en valores relativamente altos en términos históricos, explicó el analista y dijo que al día de hoy el volumen comercializado es bajo.

En la misma línea, Hegel, opinó que la liquidación de divisas dependerá del resultado del domingo 19 de noviembre y las medidas que se apliquen para "acelerar o no" las exportaciones

Temas relacionados
Más noticias de exportaciones

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • AJC

    Alfredo José Chahin

    11/11/23

    La gente del campo, ¡¡esta harta de que el Estado Nacional!!, le robe su trabajo y esfuerzo constantemente..........

    0
    0
    Responder