CRÍTICA

La propuesta de Domingo Cavallo para "acumular reservas sin entorpecer el comercio exterior"

El exministro de Economía Domingo Cavallo criticó con dureza el nuevo cepo a las importaciones establecido por el Gobierno y propuso su solución: ¿Cómo solucionaría la falta de reservas?

Domingo Cavallo, el ex ministro de Economía durante la gestión de Carlos Menem, apuntó contra el nuevo cepo que el Gobierno impuso sobre las importaciones y remarcó que este agrava el riesgo de estanflación.

Así lo indicó el economista en su newsletter de este viernes, en el cual criticó la decisión tomada por el Gobierno esta semana de endurecer el sistema de importaciones, una medida que -según Cavallo- fue impulsada por el duro reclamo de Cristina Kirchner sobre la existencia de un "festival de importaciones".

Cristina Kirchner dijo que "hay un festival de importaciones" y reclamó coordinación al BCRA, AFIP y Producción

Cepo a las importaciones: ¿cómo afectan las medidas tomadas por el BCRA a las Pymes?

"El Presidente Alberto Fernández habla de 'crecimiento vigoroso' y el Ministro de Economía Martín Guzmán de avances hacia la estabilización. Pero arrinconados por las declaraciones de la Vicepresidenta, adoptan decisiones que acentúan el riesgo estanflacionario", subraya con dureza Cavallo.

En este sentido, recordó un newsletter propio anterior en el que sostuvo que "para pensar en estabilizar, primero habrá que acumular reservas suficientes" y propuso una metodología que, según el exministro, "si se hubiera aplicado desde la introducción del control de cambios, podrían haberse acumulado reservas por u$s 15 mil millones".

"También estimé que, si se aplicara esa metodología a partir de junio, se podría cumplir con la meta de acumulación de reservas establecida en el acuerdo con el FMI", sumó al respecto.

Sin embargo, se lamentó de que el Gobierno decidiera tomar una medida contraria a la que "recomendaría cualquier economista que entiende el funcionamiento de los mercados y valora la libertad y la transparencia" y, en contraste, "decidieron adoptar la sugerencia de la Vicepresidenta al hablar de 'festival de importaciones'".

Así, para Cavallo la decisión del Gobierno de trabar las importaciones en el contexto actual resulta "la manera más efectiva de entorpecer la reactivación de la economía y agravar la inflación, es decir, de acentuar el clima estanflacionario".

Dólar, cepo a importaciones, tasa y emisión: cuáles son los planes del BCRA

La inflación no desaceleró y marca 5,3% en junio: cuáles son los aumentos que se vienen

Ante esto, también sumó una crítica al actual gobernador bonaerense y exministro de Economía de Kirchner, Axel Kicillof, considerando que no le sorprende "que la Vicepresidente sugiera ese tipo de medidas, porque son las que adoptarían sus asesores, especialmente Axel Kicillof, si estuviera en sus manos el manejo de la economía".

Y disparó con dureza: "Este tipo de economistas siempre buscan la explicación de los problemas en la actitud de los empresarios y productores, y encuentran como solución el imponer cada vez más controles que dificultan su actividad productiva y los obligan al lobby y a la demanda de tratamientos especiales".

¿QUÉ PROPONE DOMINGO CAVALLO?

En contraste con las trabas a las importaciones impuestas por el Gobierno, Cavallo propone una metodología de libre mercado y se sorprende de que "el ministro de Economía y el presidente del Banco Central no adviertan que es posible acumular reservas sin entorpecer el comercio exterior".

Para Cavallo, el Gobierno sólo debería "habilitar un mercado libre de cambios para todas las transacciones que no están obligadas o no pueden cursarse por el mercado comercial controlado", es decir, un sistema de cambio dual o desdoblado.

 "El Banco Central sólo intervendría (seguramente comprando en términos netos) en el mercado comercial y dejaría que el mercado libre se equilibre sin su intervención", propone el exministro de Menem.

En este sentido, explicó que este tipo de organización del mercado cambiario le permitiría al Banco Central desligarse de la venta de divisas para atesoramiento, viajes y turismo o pagos y transferencias financieras, "salvo las obligaciones del sector privado por pagos diferidos de importaciones".

"Todas estas demandas deberían ser derivadas al mercado libre en el que simétricamente ingresarían los dólares del des-atesoramiento del sector privado, los dólares que traigan los turistas, los préstamos financieros que pueda conseguir el sector privado, las inversiones directas y todo otro tipo de ingresos de dólares", concluye Cavallo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios