El costo de la importación de energía

Déficit energético de u$s 6300 millones y más subsidios: el crudo "mejor escenario" de una consultora para pasar el invierno

Los meses fríos se acercan y la demanda neta de divisas para pagar energía se multiplicará al menos por siete, según Equilibra. La compra de combustible afecta a dos metas claves del acuerdo con el Fondo

Incluso con un invierno relativamente cálido, el déficit de la balanza comercial energética se multiplicaría por siete y los subsidios aumentarían entre 0,3 y 0,5 puntos porcentuales en comparación con 2021, según la consultora Equilibra. Un rojo comercial de u$s 6300 millones por los mayores precios internacionales y su correlato en el esfuerzo fiscal para amortiguar el impacto en tarifas comprometen dos de las tres metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), ratificadas la semana pasada.

Gas licuado: cuánto le cuestan a la Argentina las nuevas compras para pasar el invierno

El gasto real crece 15% en lo que va del año y se complica la meta fiscal acordada con el FMI

En un reporte que difundió entre clientes, Equilibra trazó distintos escenarios climáticos para este invierno y estimó su impacto en las cuentas públicas. A grandes números, un grado más o menos en la temperatura media de los meses fríos implica gastar u$s 1000 millones más o menos en las compras de energía. Por cada grado menos de temperatura media, los subsidios aumentarían en 0,2 puntos del PBI.

El invierno concentra la mayor demanda de gas y el grueso de las importaciones de combustibles. Equilibra definió como escenarios probables un invierno con temperaturas dentro de la media histórica y otro más benigno, con la temperatura 1 grado por arriba del promedio, tal como ocurrió en 2021. Según Lorenzo Sigaut Gravina, director de la firma, otro escenario probable es que este invierno sea más cálido que el del año pasado por efecto de la niña, aunque el fenómeno climático supone, dentro del promedio, la posibilidad de días muy fríos (y de mucha demanda de energía) y otros más templados.

El déficit energético se multiplicaría al menos por siete este año, según Equilibra.

Si la temperatura promedio es un grado superior a la del promedio, el país deberá importar energía por u$s 14.000 millones y el déficit comercial trepará desde los u$s 897 millones de 2021 a u$s 6300 millones. Si la temperatura es similar a la media histórica, el rojo subirá a u$s 7300 millones. Y si el frío es mayor (un escenario hoy descartado, por el calentamiento global), el déficit se elevaría a u$s 8500 millones. A más frío, además, la probabilidad de recortes en el suministro es mayor.

"Si las temperaturas del invierno son 1 grado superiores a la media (similar a lo ocurrido en 2021), el suministro de gas industrial no sufrirá cortes ya que se reducirá el nivel de consumo para calefacción. En este escenario los volúmenes importados de GNL serían menores a los de 2021 pues la demanda caería 0,1%, gracias a la sustitución de gasoil por gas en las centrales termoeléctricas", indicó Equilibra.

Los subsidios

Con estos precios, el pedido del FMI de recortar en 0,6 puntos del PBI los subsidios energéticos -el único reclamo de ajuste fiscal que puso por escrito- se vuelve inviable. Para Equilibra, si el invierno es similar al del año pasado, los subsidios energéticos crecerán desde el 2,3% del PBI a entre 2,6 y 2,8%, en función del precio que termine pagando el 10% de la población con mayores ingresos. "La correcta implementación de la segmentación del 10% de las familias de mayor poder adquisitivo, ayudaría a contener el alza de las subvenciones", indicó la consultora.

Los subsidios crecerán en cualquier escenario, según Equilibra.

La invasión de Rusia a Ucrania cambió el escenario. "La meta de disminución del déficit primario acordada con el FMI quedó herida de muerte, ya que el ajuste se basaba principalmente en la reducción de las subvenciones energéticas", indicó Equilibra. La consultora preveía, antes de la guerra, un déficit energético de u$s 3000 millones, vinculado al freno de la oferta local por la incapacidad actual de transportar más gas desde Vaca Muerta.

Como contó El Cronista, Enarsa cerraba una licitación de GNL por u$s 800 millones y sumaba, hasta el momento, 31 buques por u$s 2300 millones. En todo 2021, importó 56 barcos y pagó u$s 1100 millones en total. Cada compra de energía implica un sacrificio en el objetivo del Banco Central de acumular u$s 5800 millones de reservas netas este año.

El martes, en medio de la liquidación de la cosecha gruesa, salió prácticamente empatado en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) por el pago de energía. Para este jueves y viernes se anticipaba una mayor demanda de divisas para saldar combustible.

La meta de acumulación de reservas es la principal, para el ministro de Economía, Martín Guzmán. Defenderla requeriría menor cupo de divisas para comprar insumos y bienes terminados y acotaría el crecimiento. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios