El plan que se viene

Con equipo confirmado, Sergio Massa afina medidas para buscar dólares y presiona al BCRA

El futuro superministro busca subir la tasa y ofrecer más beneficios al agro. Prepara la gira al exterior.

Sergio Massa anunciaba en cómodas cuotas un equipo de secretarios sin nombres rutilantes pero con amplia experiencia en la burocracia estatal, acumula poder -y tensión- en el Banco Central y nombra como asesores a aquellos colaboradores que no quisieron ocupar secretarías. Mientras, el plan económico que comenzará a conocerse este miércoles se filtra a cuentagotas.

Massa dará a conocer "el plan de trabajo, objetivos y ejes a abordar, así como también la mecánica de los primeros 10 días que van a darnos un camino a recorrer y los desafíos a encarar como país", según tuiteó el domingo.

Tras la definición en Agricultura, Sergio Massa suma a José Ignacio De Mendiguren y Matías Tombolini a su gabinete

Renta extraordinaria: la AFIP busca $ 200.000 millones con un adelanto de Ganancias para grandes empresas

Según trascendió, enviados de quien este miércoles se convertirá en ministro negocian incentivos al agro y las cerealeras para que aceleren la liquidación de dólares. Y quien se convertirá en vicepresidente del Banco Central, Lisandro Cleri, le hará marca personal al presidente Miguel Pesce para que acelere el ritmo de devaluación del peso sin saltos bruscos y vuelva a elevar la tasa de interés para ofrecer rendimientos reales positivos.

El agro

En el entorno de Massa también anticiparon incentivos adicionales al agro para que venda la cosecha. Sería otro signo de tensión con Pesce, que la semana pasada se puso al frente de la comunicación del plus de 15% ofrecido a los productores -al permitirles comprar dólares "solidarios" por el 30% de las ventas y poner el saldo en depósitos "dolar link" a la vista. Si la gestión económica filtra que habrá más medidas, la tentación de acelerar la venta se diluye.

Las medidas para que el agro liquide algo de los cerca de u$s 14.000 millones también involucran a las cerealeras. La disputa al interior del Gobierno ahora pasa por priorizar el vínculo con las grandes agroexportadoras o intentar incentivar al productor a que liquide mediante mejoras concretas en esos bolsillos.

Este martes, Massa confirmó vía Twitter que el hasta hoy ministro de Producción de Entre Rios y productor lácteo Juan José Bahillo será el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca. Gabriel Delgado, el especialista al que el tigrense buscaba para ese puesto, quedará al frente de una "Unidad de Apertura de Nuevos Mercados de Proteínas". Un cargo difuso: Delgado estaba volviendo a Brasil. Jorge Solmi, otro que sonaba para el puesto, tendrá a cargo una "Unidad de Coordinación Federal Operativa". Tres funcionarias con empresas del agro acompañarán a Bahillo.

El regreso del Vasco

La pata productiva se complementará con José De Mendiguren en Producción, el mismo lugar al que llegó, como ministro, en 2002. Asumirá también con el objetivo de buscar dólares "cambiar la matriz productiva". 

Sergio Massa y José De Mendiguren-.

Para eso, colabora en el armado de la gira que Massa emprenderá por Estados Unidos, Francia y Qatar. Lidiará con el presidente de la UIA y su rival político en la casa fabril, Daniel Funes de Rioja. "Nuestra visión es alentadora y ojalá se confirme con los anuncios de mañana, dijo el jefe de la UIA a Futurock. "No hemos pedido oficialmente una reunión pero ha estado en contacto con nosotros De Mendiguren, que formará parte del equipo", agregó.

Los pesos y los dólares

La pata financiera tendrá a Eduardo Setti focalizado en conseguir el rollover del 130% de la deuda en pesos que el Gobierno debe mantener de acá a fin de año para financiar el déficit fiscal. Daniel Marx, como asesor externo, y el jefe de asesores Leonardo Madcur -de amplia trayectoria en tiempos de Roberto Lavagna- buscarán recuperar el financiamiento en dólares, con el mercado cerrado. Todo suma para recomponer reservas.

Sin señales sobre la forma en que el Gobierno cumplirá con el ajuste necesario para cumplir con la meta de déficit fiscal de 2,5% del PBI, los experimentados Raúl Rigo, Jorge Domper y Claudia Balestrini deberán "ordenar y cuidar las cuentas públicas", tuiteó Massa. Será clave el colchón político que aporte el propio ministro para resistir las presiones de gasto, en una oficina de fuerte perfil técnico.

Contarán con recursos adicionales. Como contó El Cronista. La extitular de la AFIP Mercedes Marcó del Pont dejó lista una resolución para que 2000 grandes empresas aporten $ 200.000 millones como adelanto a cuenta del impuesto a las Ganancias.

Las grandes empresas de consumo esperaban el arribo de Matías Tombolini a la Secretaría de Comercio "Unificado". Tombolini, además de "darle orden a la mesa de los argentinos y recuperar un sistema de precios adecuado", como escribió Massa, se hará cargo de la administración del sistema de importaciones (SIMI).

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios