Deuda

Club de París: el impacto en dólares y por qué el Gobierno busca cerrar en junio pese al nuevo puente

El ministerio de Economía negoció una extensión hasta 2024 de los pagos al Club de París pero espera cerrar la negociación definitiva en junio. El efecto en el financiamiento de las empresas

En esta noticia

La deuda con el Club de París es el frente que queda por renegociar y el ministro de Economía, Martín Guzmán, busca cerrarlo en junio para reconfigurar los u$s 2000 millones pendientes y los intereses, pese a que se extendió el puente para los pagos hasta 2024. 

Como publicó El Cronista ayer, la Argentina acordó con el Club de París diferir los pagos de deuda hasta renegociar un nuevo entendimiento o hasta el 30 de septiembre de 2024, lo que ocurra primero. Una vez más, tiene el apoyo del FMI, que incluso avaló que si se realizarán pagos al grupo de 22 acreedores, serán descontados de la meta de acumulación de reservas en el Banco Central a cumplir en el programa, por u$s 5800 millones para este año.

Economía refinanció deuda, pero baja el ritmo: qué pasará con la meta del FMI

Club de París: Argentina difiere pagos de deuda hasta septiembre de 2024

Con un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) el Gobierno ratifica el diferimiento de los pagos de las deudas "contraídas en virtud de los Acuerdos Bilaterales suscriptos, hasta la existencia de un nuevo acuerdo marco o el 30 de setiembre de 2024 como fecha límite, lo que opere primero".

default, dólar y empresas

De esta forma se evitan los ruidos por eventuales posibilidades de default y las presiones sobre el mercado cambiario, pero Guzmán quiere cerrar la trilogía de la deuda que comenzó con la renegociación con los bonistas privados y siguió con el plan de Facilidades Extendidas con el FMI.

Martín Guzmán extendió el puente por la deuda con el Club de París, con garantías financieras: los detalles

Lograr un nuevo cronograma de pagos y bajar los intereses de la deuda con el Club de París permitirá retomar el acceso a créditos bilaterales y allanará el camino a las inversiones de las empresas, según el escenario que plantean fuentes oficiales. En la primera propuesta del Ministro a los acreedores a principios de 2020, apuntó a bajar los intereses del 9% que acordó Axel Kicillof al 1,5%.  

Un mayor acceso al financiamiento para las empresas puede descomprimir la demanda de dólares al Banco Central, que por la escasez de reservas, extenderá hasta 2023 la norma que obliga a las empresas a refinanciar el 60% de su deuda en dólares.

El sábado, en una entrevista por AM 750, Guzmán dejó entrever su desacuerdo con la medida, que al refinanciar el 60%, otorga por el 40% restante acceso a reservas en el contexto de baja acumulación, tras las críticas de Cristina Kirchner por el bajo nivel de acopio del BCRA. 

"Hubo una propuesta de tener un mercado formal para las deudas financieras en moneda extranjera para no afectar la acumulación de reservas en un contexto de gran de manda de dólares y nadie quiso ir por ahí", reveló el ministro sobre la idea de desdoblar el mercado que fue rechazada por buena parte del Gabinete económico. 

deuda pendiente

La deuda es de larga data y su última etapa tiene origen en el acuerdo que firmó en 2014 el entonces ministro de Economía Axel Kicillof (hoy gobernador de Buenos Aires) para reestructurar unos u$s 9000 millones.

En 2019, el entonces ministro Nicolás Dujovne dejó un saldo de u$s 1900 millones, que fue creciendo a un 9% anual hasta el 2021, cuando Martín Guzmán negoció un puente de tiempo hasta este 2022 por los u$s 2450 millones remanentes. 

En el medio, el Estado argentino pagó u$s 430 millones entre julio y febrero de este año para equiparar lo que había cancelado con otros acreedores. En el acuerdo rige el trato igualitario para que el Club de París -encabezado por las naciones del G7- tenga el tablero de juego equilibrado con China.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.