FINANCIAMIENTO

China vuelve a financiar las represas y se abren otras líneas para energía

El Gobierno aprobó un modelo de enmienda al contrato de financiamiento de las represas chinas en Santa Cruz. Hasta ahora, el Tesoro ponía el dinero. Oportunidad para inversiones en gasoductos y líneas eléctricas

El Gobierno dio un paso para destrabar el financiamiento de China de la obra de las represas hidroeléctricas de Santa Cruz, que venía pagando desde hace un año con recursos propios del Tesoro Nacional, ante la caída del contrato.

Con el Decreto 269, se aprobó ayer el "Modelo de Acuerdo de Enmienda y Restablecimiento al Contrato de Línea de Crédito" con relación a las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic entre la Argentina y el Banco de Desarrollo de China, el ICBC y el Bank of China Limited, que se había terminado de trabajar en enero. La norma faculta al ministro de Economía, Martín Guzmán, a firmar un nuevo acuerdo.

El avance de la obra también dará luz verde a nuevos créditos chinos para la segunda etapa del Plan Transport.Ar (red de gasoductos) y la extensión de las redes de transmisión de energía eléctrica, por unos 2500 millones de dólares, anticipó el portal Energía Online.

Desde que se había caído el financiamiento de China, el Tesoro Nacional tuvo que poner unos u$s 500 millones para continuar los trabajos en Santa Cruz, que tienen un costo total de u$s 4100 millones y estarán listos para fines de 2027.

Mientras tanto, el kirchnerismo mantiene su presión sobre el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, para que acelere las gestiones de la firma de un contrato de financiamiento chino para la construcción de la cuarta central nuclear argentina, Atucha III, por 8300 millones de dólares.

Las autoridades no avanzarán hasta lograr que el país oriental comprometa que se hará cargo del 100% de las inversiones.

A través del senador Oscar Parrilli, el kirchnerismo apunta que Beliz es "el hombre de Estados Unidos" dentro del Gobierno, y que traba los proyectos chinos por la rivalidad geopolítica entre ambas naciones. El país norteamericano envió en abril a funcionarios de la CIA y el Departamento de Estado a cuestionar la seguridad de la tecnología china y alertar sobre posibles fallas.

Entretanto, directores de Nucleoeléctrica Argentina (Nasa) se reunieron con la Secretaría de Asuntos Estratégicos para apurar el financiamiento de la extensión de la vida útil de Atucha I por u$s 450 millones.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios