Beneficios y trabas al agro

Cepo sojero y marcha atrás: el detrás de escena de un cortocircuito entre Sergio Massa y Miguel Pesce

Economía salió a enmendar un "error" del Banco Central, aunque la medida había sido acordada. El ojo sobre la dolarización de las empresas con $ 900.000 millones en la calle.

El cortocircuito del lunes por la noche entre el Ministerio de Economía y el Banco Central por la medida para frenar la dolarización del híper líquido sector agropecuario devolvió a la conducción económica su dinámica frentetodista: distintos actores con distintas maneras de pensar y de actuar intentan conciliar políticas mientras realizan y sortean operaciones cruzadas. Todo ocurrió el mismo día en que la directora gerenta del FMI, Kristalina Georgieva, celebró la coordinación entre Sergio Massa y Miguel Pesce como un rasgo distintivo de la nueva - vieja gestión.

Breve cronología. Apenas después de las 19 del lunes, el Banco Central publicó su comunicación a 7609, que prohibía explícitamente a las personas humanas que hubieran vendido soja al precio diferencial de $ 200 por dólar comprar divisas para atesoramiento y, a todos los agentes económicos beneficiados por esa medida, dolarizarse en la bolsa.


Nuevo cepo al "dólar soja": para entidades agrarias, la medida del Banco Central es "perjudicial para toda la cadena"

Nuevo cepo: prohíben comprar divisa a los beneficiarios del dólar-soja, aunque solo a las empresas

El rechazo del sector agropecuario fue automático. A las 22.09, el secretario de Agricultura Juan José Bahillo, tuiteó que los productores -personas físicas- quedarían excluidos de la medida. Massa lo retuiteó al instante. A las 23.20, el Gobierno distribuía la comunicación A 7610 del BCRA: "Las disposiciones dadas a conocer por la Comunicación A 7609 no son de aplicación para las personas humanas".

La medida de última hora que revierte parcialmente el cepo al dólar para vendedores de soja.

Según supo El Cronista de distintas fuentes de Gobierno que participaron en la confección de la norma, el Ejecutivo miraba con preocupación la suba de los dólares paralelos de la semana pasada y lo atribuía a buena parte de los $ 900.000 millones que el Banco Central pondrá en la calle por el "dólar soja". 

Hubo un acuerdo entre el BCRA y Economía para restringir esa dolarización, sobre todo en las divisas paralelas y legales. Y hubo un "error" del Banco Central, que incluyó en la norma a las personas humanas cuando el foco estaba en las sociedades.

"El pequeño productor puede darse vuelta y hacerlo (comprar dólares) a nivel de persona humana", dijo el director del BCRA Agustín D'Attelis en Urbana Play. "Donde sí hay problema es de las empresas medianas para arriba, acopiadores, etcétera, que es donde se observó que estaba el gran volumen del contado con liqui, que amplió su brecha en los últimos días", agregó. "Hubo un acuerdo, se crearon instrumentos y cuando uno mira quién está detrás de la fuerte demanda que amplía la brecha, son las grandes exportadoras. Entonces, uno dice basta", enfatizó.

Nuevo cepo al dólar: desde el BCRA advirtieron que no se permitirán "avivadas" de exportadores de soja

Dólar arriba de $ 300: la AFIP sale a controlar a quienes compran MEP y CCL 

Las cerealeras, en tanto, aclararon que ellas tienen prohibido dolarizarse en la Bolsa.

El massismo apuntó a Pesce por ese error, justo el día en que se publicaron los decretos que extendieron los mandatos en comisión del titular del BCRA y del vicepresidente primero, Sergio Woyecheszen, entre otros, con las firmas del presidente Alberto Fernández y del propio Massa. El ministro de Economía tiene a dos funcionarios de su confianza en el directorio: Lisandro Cleri y Pablo Carreras Mayer. A todos se les pasó por alto.

Reglas de juego

En El Destape Radio, Bahillo contó que, de los 7500 cuits que liquidaron soja a precio preferencial, 60% corresponden a personas humanas. "Hubo un cambio en las reglas de juego", afirmó. No es la primera vez que se pronuncia contra el BCRA y en favor del agro: ya había criticado el mecanismo "70/30", reemplazado por el dólar a $ 200, y el encarecimiento del crédito a quienes no liquiden. 

El funcionario contó que la venta es superior a la esperada: "Estamos esperando 8 millones de toneladas por alrededor de u$s 4500 millones", dijo. A $ 200, son $ 900.000 millones, un 50% más que la emisión prevista.

El entredicho dejó de manifiesto, también, lo difícil que le resulta al Gobierno encaminar la relación con el agro, siempre a la espera de resquicios para criticar al Ejecutivo. "Fue una emboscada", dijo el titular de la Sociedad Rural, Nicolás Pino, en Radio Rivadavia. "La confianza que se ha perdido es difícil de recuperar", añadió el directivo, que enfrenta elecciones internas esta semana.

Más allá de esa falta de confianza, los productores pequeños podrán seguir dolarizándose en el mercado bursátil. Y los medianos y grandes podrán resguardar sus pesos en cuentas a la vista dollar linked, en tiempos en que la devaluación del tipo de cambio oficial avanza al 6,5% mensual y rinde más que un plazo fijo (6,16%).

Son beneficios a los que no accede el resto de los agentes económicos y que estos pagarán incluso con más inflación, sea por la emisión de pesos, por el aumento de costos en sectores demandantes de la materia prima dolarizada a $ 200 o por la expectativa de un desdoblamiento más amplio.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.