Israel no comprará más carne argentina si sigue el cepo exportador

Lo aseguró hoy la embajadora de ese país. Hizo gestiones ante funcionarios del Gobierno, para reanudar los envíos e incluso establecer un cupo, pero sin éxito.

A una semana de cumplirse el plazo de 30 días de suspensión de exportaciones de carne vacuna fijados por el Gobierno, la paciencia de algunos socios comerciales está empezando a agotarse. 

Es el caso de Israel, el segundo mayor importador de carne argentina, y un país que paga buenos precios, no tanto como la Unión Europea, pero el doble de lo que paga China.

"Si no podemos saber que nos van a vender carne de forma regular, vamos a buscar otros lugares", sostuvo hoy la embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronen. 

 Exportación de carne: uno por uno, los datos que demuestran por qué China no es el problema

Fue en el marco de una charla con el Colegio de Abogados de La Plata. Ronen destacó que mantuvo conversaciones con funcionarios argentinos tratando de destrabar los envíos.

"Si no podemos saber que nos van a vender carne de forma regular, vamos a buscar otros lugares", sostuvo hoy la embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronen

Sugirió algún tipo de cuota como la Hilton que va a la Unión Europea, y no se vio afectada por las restricciones- o cortes kosher que van a Estados Unidos. Pero hasta el momento, sin novedades.

También empezaron a sondear a frigoríficos de Uruguay y Paraguay, pero el proceso para certificar carne kosher, lleva tiempo, es un proceso especial, y requiere además de un acuerdo sanitario estricto.

En ese sentido, Ronen mostró su malestar con el cepo a las exportaciones. "No puede ser que cada vez que le da ganas a la Argentina, Israel se queda sin carne", se quejó.

En Israel están muy molestos con el cierre de las exportaciones de carne que decidió el Gobierno. Es que después de comprarle por mucho tiempo cortes enfriados a Polonia, cerraron trato con frigoríficos argentinos. Y ahora, vino el nuevo cepo.   

Los números

Según fuentes del sector ganadero, Israel hoy representa un muy buen cliente. Compra cortes delanteros, que no son los que tradicionalmente van a la Unión Europea o Estados Unidos, y paga buenos precios. Fue un proceso de apertura y construcción de confianza que llevó años.

De acuerdo al último informe del Instituto de Promoción de la carne Vacuna Argentina (IPCVA) entre enero y abril de este año se exportaron 12.266 toneladas, 18,2% más que en 2020, por un total de u$s 84,2 millones

En volúmenes las ventas a ese país representan el 6,2% del total, siendo el segundo mayor mercado después de China, que absorbió en ese lapso nada menos que el 75,9%.

Pero medidas en valores, las exportaciones a Israel treparon al 10,2%. La razón que explica esta diferencia es el precio pagado, que en abril promedio los u$s 6690 la tonelada.

Es un valor semejante al que paga Estados Unidos (u$s 6900) y menos que el convalidado por los países de la Unión Europea, que en abril superaron los u$s 9000. Sin embargo, Israel duplica el valor que pagaron los importadores chinos (u$s 3430/ton). 

Y la tendencia positiva viene hace tiempo. En 2020 se exportaron 27.310 toneladas, 15,1% más que el año previo, por u$s 189,8 millones. 



Tags relacionados

Comentarios

  • ENM

    El Naranjo Mecanico

    14/06/21

    A esta gente solo le interesa generar más pobres para tener más votos cautivos.

    0
    0
    Responder