Canje de deuda

Se complica el diálogo entre Kicillof y los bonistas, y crece el riesgo de default bonaerense

El viernes vence la doceava extensión de la negociación de la deuda de u$s 7148 millones de la provincia de Buenos Aires.

A cinco días del cierre del nuevo plazo para alcanzar una acuerdo de reestructuración de la deuda, la provincia de Buenos Aires mejoró su oferta en busca llegar a un acuerdo con los acreedores que, informaron esta mañana analizan los nuevos términos

A principios de marzo el gobierno de Axel Kicillof anunció la extensión para el 26 del corriente mes para que los acreedores privados adhieran a su oferta de canje de bonos bajo ley extranjera. La oferta se había lanzado el 24 de abril y desde ese momento se prorrogó. 

Luego de que el Grupo Ad Hoc de Bonistas que tiene cerca del 50% de los u$s 7148 millones de la deuda externa, el 29 de enero amenazó con denunciar a la provincia por "ausencia de progreso" y efectuar el default pro la ejecución de los derechos contractuales, el objetivo del Ministerio de Hacienda y Finanzas de la provincia es hacer un esfuerzo para responder a la demanda de los acreedores, pero asegurar a la vez la 'sostenibilidad' de los compromisos que asuma. 

El 18 de marzo GoldenTree Asset Management LP, uno de los mayores tenedores, celebró un acuerdo de confidencialidad con la provincia. El Gobierno de Kicillof le respondió con un paquete de mejoras que según opinaron las autoridades: "es una oportunidad para contribuir a una reestructuración exitosa".

Desde la cartera que dirige Pablo López indicaron que la mejora de la propuesta inicial consiste en: la eliminación de la quita de capital, se elevaron los cupones y se disminuyó la vida promedio de más de 13 años a 11 años. Además, la provincia reconocerá los intereses contractuales devengados por los bonos elegibles durante todo el proceso, en los términos y condiciones de los nuevos bonos. 

De esta manera, la Provincia indicó que dedicaría pagos por casi u$s 1800 millones por encima de la oferta original al repago de los bonos bajo legislación extranjera en el período 2021-2030

GoldenTree respondió a estas nuevas condiciones y desde el gobierno provincial sostuvieron: "Pese a la mejora en el valor total del paquete, los bonistas continúan reclamando concesiones que en nada aportarían a la solución real del problema de la deuda provincial", detalló el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la provincia y especificó: "Se solicitaron términos y condiciones que son imposibles de aceptar para la Provincia, incluyendo tasas de 7,5%, valor equivalente al cupón promedio de la deuda que se está reestructurando".

Jorge Barreto, economista de la Universidad de Buenos Aires analizó la situación: "el problema actual es que los inversores pretenden una tasa de interés en línea con la tasa en la que están cotizando los bonos del gobierno nacional luego de la reestructuración que llevó a cabo Martín Guzmán".

De cara al futuro, el gobierno de Kicillof aclaró: "No hay capacidad de pago si no hay crecimiento. Para poder repagar la deuda hay que crecer sostenidamente y para ello es necesario impulsar la actividad provincial con una fuerte inversión en infraestructura física y social. Es necesario contar con el espacio fiscal suficiente que permita llevar adelante un programa integral que impulse la productividad dentro del territorio provincial, el cual debe indefectiblemente ser acompañado por un manejo responsable de la deuda pública".

El Ministerio de Hacienda y Finanzas en el comunicado recordó que  casi la mitad de las personas que viven en los partidos del Gran Buenos Aires están en situación de pobreza extrema y "más del 60% de los niños de la Provincia de Buenos Aires vive en la pobreza". 

El plazo para que haya acuerdo vence el 26 de marzo, pero por los detalles difundidos de conversaciones entre el Gobierno y los acreedores, los intereses contrapuestos continúan y el capítulo de la deuda provincial no parece que vaya a cerrarse en cinco días. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios