Bienes Personales: el nuevo piso no cubre un departamento de dos ambientes

Un profesional que tiene en un departamento su consultorio, o una familia de clase media que le alquila a un inquilino un departamento, son consideradas personas con alto patrimonio y pese a la suba del mínimo pagarán Bienes Personales.

 A diez días hábiles de las elecciones generales, el Gobierno se apura para anunciar la mayor cantidad de medidas que puedan revertir el resultado de las primarias e impulsa una suba del piso para declarar Bienes Personales de 2 a 6 millones de pesos. Ya fue aprobada en Senadores, y para convertirse en ley falta que lo apruebe la Cámara de Diputados.

El impuesto que pesa sobre el patrimonio de las personas se creó en 1991 con el nombre Impuesto a la Riqueza y se suponía que iba a estar vigente por nueve ejercicios fiscales, es decir, hasta el 2000. Pero se fue prorrogando hasta la actualidad. En ese entonces, con la Convertibilidad el mínimo no imponible equivalía casi a u$s 100.000.

Nadie duda de que la suba del piso es una buena noticia, sin embargo, como los montos del mínimo no imponible no se actualizan desde 2018, todavía hay grandes distorsiones. El piso de 8 millones de pesos a un dólar de $180 equivale a u$s 33.333, mientras que el valor promedio de un departamento de dos ambientes es de u$s 123.846, según el último informe de Zonaprop.

¿Es correcto tomar un dólar a $180? Paradójicamente el Gobierno eligió este dólar en la ley y no la cotización oficial. Carlos Caserio, el senador oficialista cordobés que tuvo la iniciativa admitió: "Las viviendas se cotizan en costo dólar y el costo dólar a 180 (pesos); si tenés suerte podés llegar a una cifra intermedia".

"Si hacemos cálculos y lo comparamos con un dólar accesible, el mínimo no imponible debería estar en casi 20 millones de pesos para afectar a la misma cantidad de contribuyentes que cuando se creó", señaló el tributarista Cesar Litvin, CEO del estudio Lisicky, Litvin y Asociados.

Es importante aclarar que el proyecto de ley eleva de 18 a 30 millones de pesos el valor del inmueble declarado como vivienda. Significa que las personas con un departamento de dos ambientes si lo usan como residencia quedarán exentas, pero si tienen alguna otra propiedad como un consultorio, un inmueble para alquilar, ahorros que superan los u$s 44.444 o hasta un auto de mediana gama, quedarán alcanzados por el impuesto.

"Es un impuesto que se aplica muy poco en el mundo porque, en realidad, se enlgoba en Ganancias. El que tiene un patrimonio, es porque fue generado primero por ganancias y ya pagó ese impuesto. Entonces, cuando un contribuyente llega a tener bienes sujetos a un impuesto patrimonial, de alguna manera está pagando dos veces, porque ya pagó por la obtención de la ganancia", apuntó Litvin.

Para determinar el monto a tributar, se calcula el 1,25% -que es la alícuota máxima- sobre el valor total de los bienes que exceden el mínimo no imponible. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios