FMI: quién es Geoffrey Okamoto, el candidato de Trump y Georgieva para suceder a Lipton, y por qué es importante para la Argentina

Es funcionario del Tesoro de Estados Unidos y trabaja con Steven Mnuchin desde 2017 y es el favorito de Trump para suceder a David Lipton. Ahora Georgieva le brindó su apoyo y todo indica que se convertirá en el subdirector primero del Fondo.

El presidente estadounidense, Donald Trump, evalúa nombrar a un alto funcionario del Tesoro norteamericano como subdirector primero del Fondo Monetario Internacional (FMI), en reemplazo de David Lipton. El candidato en cuestión es Geoffrey Okamoto, subsecretario interino de finanzas internacionales y desarrollo en el Departamento del Tesoro, que hoy consiguió el apoyo de la directora del organismo, Kristalina Georgieva.

La discusión con el FMI es uno de los desafíos que tiene por delante el Gobierno de Alberto Fernández para resolver la sostenibilidad de la deuda.

Además, estos cambios se producen a medida que los formuladores de políticas globales se enfrentan a una amenaza sin precedentes del brote de virus en China que paralizó grandes franjas de la segunda economía más grande del mundo, además de una expansión global deslucida y la continua incertidumbre en torno a la política comercial.

Okamoto trabajó para el secretario del Tesoro Steven Mnuchin desde principios de 2017, habiendo servido por primera vez en el equipo de transición de la agencia después de la elección de Trump. Su papel en la unidad de asuntos internacionales del departamento ha incluido negociaciones comerciales con China e India, política monetaria y servir en un equipo de la administración Trump que recomendó a Malpass liderar el Banco Mundial.

El funcionario de 35 años también ha reemplazado a Mnuchin en reuniones del Grupo de los 20 en el extranjero. Okamoto se unirá Ivanka Trump, hija de Trump y asesora principal del presidente, en Dubai la próxima semana en el foro de la Iniciativa Financiera para Mujeres Emprendedoras del Banco Mundial.

Antes de unirse a la administración Trump, Okamoto fue asesor clave del senador Pat Toomey, republicano de Pensilvania, en el comité bancario. Okamoto tiene una maestría en políticas públicas de la Universidad de Georgetown, mientras que los últimos cuatro en ocupar el cargo han sido doctorados economistas.

Por tradición, el primer director gerente adjunto es nominado por EE.UU. y nombrado por el director gerente del FMI, sujeto a la aprobación de la junta ejecutiva del fondo. Lipton asumió el cargo bajo el antiguo jefe del FMI, Christine Lagarde, después de servir como asistente especial en la Casa Blanca del expresidente Barack Obama.

El papel de EE.UU. como el mayor accionista del FMI le da a la Casa Blanca un considerable control sobre el nombramiento, como lo hace la tradición. Desde su fundación en 1945, el fondo ha sido administrado por un europeo como parte de un acuerdo no escrito que significa que un estadounidense lidera el Banco Mundial. Ese acuerdo se mantuvo en abril cuando el exfuncionario del Tesoro de EE.UU. David Malpass se convirtió en presidente del Banco Mundial.

Estados Unidos tiene poder de veto en el organismo y la mayor cantidad de votos.

Tags relacionados