El asesinato de Bordabehere, en 1935: un antecedente similar

Los disparos que acabaron con la vida del senador dentro del Congreso iban dirigidos, en realidad, al legislador santafesino Lisandro De la Torre, quien se encontraba denunciando por corrupción a funcionarios de Gobierno de aquel entonces.

El ataque a tiros contra el diputado nacional Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón cometido esta mañana a metros del Congreso Nacional tiene como antecedente más recordado el crimen en plena sesión legislativa del senador Enzo Bordabehere, en 1935.

El 23 de julio de aquel año, en la denominada “Década Infame , el abogado, escribano y político Bordabehere, senador por Santa Fe, fue asesinado de tres balazos por el ex comisario Ramón Valdez Cora.

El tirador procuraba atentar contra la vida del senador santafesino Lisandro De la Torre, quien durante esa sesión en el Congreso denunciaba por corrupción en el negocio de la carne a funcionarios de Gobierno de aquel entonces.

 

En momentos en que De la Torre se levantó de su banca y se acercó a los ministros de Agricultura Luis Duhau y de Hacienda, Federico Pinedo, el primero le dio un empujón y lo hizo caer al suelo.

Ante esa situación, Bordabehere, compañero de De la Torre en el Partido Demócrata Progresista, se acercó a él y en esas circunstancias recibió dos tiros por la espalda y un tercero en el pecho que le provocaron la muerte poco después, mientras era asistido en en el Hospital Ramos Mejía, donde justamente está internado desde esta mañana el diputado Olivares.

El crimen de Bordabehere generó una gran conmoción en el país, en general, y particularmente De la Torre, quien en 1937 renunció a su banca en el Senado y en 1939 se suicidó de un balazo en el corazón en su departamento de la calle Esmeralda.

Ese atentado fue llevado al cine en la película “Asesinato en el Senado de la Nación , realizada en 1984 y protagonizada por Pepe Soriano, en el rol de De la Torre, y Arturo Bonín, en el papel de Bordabehere.

Por otra parte, algunos historiadores se refirieron a otro atentado contra otro legislador argentino cometido en la campaña electoral de 1931, el de senador socialista Alfredo Palacios, quien salvó su vida de un ataque a balazos durante un acto en Bragado.

Tags relacionados