Horas decisivas

Por la presión de China y Brasil, la Argentina recupera una chance de entrar a los BRICS

El encuentro del bloque, celebrado en Johannesburgo, decidió finalmente ampliar los horizontes del grupo.

La actual cumbre de los BRICS, integrada por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, puso finalmente en agenda la expansión de este grupo de potencias emergentes con el objetivo de fortalecer su influencia a nivel global.

El encuentro, celebrado en Johannesburgo y presidido por Cyril Ramaphosa, mandatario sudafricano, destacó la perspectiva de ampliar los horizontes de los BRICS. "Estamos en vías de ampliar la familia de los BRICS", manifestó Ramaphosa durante la segunda jornada de la cumbre, asegurando que todos los miembros respaldan plenamente esta propuesta.

Hasta el momento, no se confirmó si durante este encuentro se divulgará la lista de los nuevos integrantes o si se sentarán las bases para permitir futuras adhesiones al bloque, el cual, establecido en 2009, representa en la actualidad cerca de una cuarta parte del PIB mundial y un 42% de la población global.

Según fuentes de la Cancillería Argentina, inicialmente Sudáfrica no había incluido en su agenda oficial la discusión sobre la expansión del bloque debido a que extendió invitaciones a 40 naciones para esta cumbre BRICS. Sin embargo, bajo la presión ejercida por China, Brasil e India, la inclusión de este tema en la agenda se hizo efectiva, dijeron a El Cronista voceros oficiales.

En cuanto a las posibles resoluciones, según las mismas fuentes existen dos escenarios posibles. "En primer lugar, se podría definir el mecanismo para la incorporación de nuevos miembros y anunciarlo en las primeras horas de mañana. Alternativamente, se podría determinar que los cinco países BRICS se reúnan dentro de 30 días para deliberar acerca de qué naciones se sumarán al grupo. En ambos casos, Argentina figura como uno de los países que podrían unirse, aunque no se ha especificado la cantidad exacta de nuevos integrantes", detallaron. No obstante, existe la posibilidad -agregaron- de que no se alcance un consenso en el corto plazo, lo que podría llevar a posponer la resolución.

Para la Argentina, el nuevo viraje de la situación, que hasta hace unas horas se había desechado cualquier posibilidad, significa, entre otras cosas, la posibilidad de que el Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS pueda otorgarle un préstamo en lo inmediato, como en su momento habló el ministro de Economía y candidato presidencial Sergio Massa cuando viajó a China y se entrevistó con Dilma Rousseff, la titular de ese banco de los BRICS.

En un contexto más amplio, alrededor de 40 naciones solicitaron unirse a los BRICS o expresaron su interés en hacerlo, entre ellas Argentina, Cuba, Nigeria e Irán.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, subrayó que el interés de múltiples países por incorporarse al grupo refleja el reconocimiento de la creciente relevancia del mismo.

China, una de las fuerzas económicas más significativas dentro del grupo, reiteró su apoyo a la expansión. Xi Jinping, presidente chino, enfatizó la importancia de trabajar a favor del multilateralismo y de evitar la creación de bloques pequeños. En este sentido, instó a integrar a otros países en la familia de los BRICS.

A pesar de las sanciones impuestas a Moscú por su involucramiento en la crisis de Ucrania, Rusia también ve en esta expansión una oportunidad de establecer alianzas diplomáticas. De manera similar, India, otra potencia económica del grupo, tras su inicial reticencia, expresó su respaldo a la apertura del bloque, siempre y cuando se alcance un consenso sobre los detalles.

El primer ministro indio, Narendra Modi, señaló que "India apoya plenamente la ampliación de la composición de los BRICS y celebra el progreso hacia el consenso".

Temas relacionados
Más noticias de BRICS
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.