Zoom Editorial

Se paga al Club de París y el mercado ve más cerca un acuerdo con el FMI

La Argentina comenzó con los pagos al Club de París. Las reservas van a reflejar durante toda la semana ese efecto que terminará contabilizando 225 millones de dólares. Como los pagos son por país integrante del Club, no se hacen en un mismo día ni al mismo tiempo. Por lo tanto, dentro de los cerca de u$s 80 millones que afectaron de forma negativa ayer a las reservas, una parte importante corresponde al primer pago al Club de París y otra parte minoritaria ,a la caída del yuan y del oro.

En el mercado ven con buenos ojos el Pago al Club de París porque interpretan que, más allá de las duras negociaciones que se puedan tener con el Fondo Monetario Internacional (FMI), hay una señal de querer reestructurar la millonaria deuda de u$s 46.000 millones que la Argentina tiene con el organismo financiero.

En el Gobierno, si bien están convencidos de que entrar en default con el FMI generaría una situación desestabilizante, también creen que el problema no será sólo para la Argentina si es que el acuerdo no se concreta, sino también para el propio FMI. El ministro de Economía, Martín Guzmán, asegura que no hay una situación peculiar en lo que es la relación de la Argentina con el FMI. El Fondo, dice Guzmán, tiene como misión proteger la estabilidad financiera global, la macro global, e ingresa en escena cuando un país desea que así sea, cuando está enfrentado problemas en la balanza de pagos. Ahora ¿qué está pasando en la Argentina hoy? "La razón por la cual hay problemas potenciales en la balanza de pagos es el relacionamiento con el FMI. Si Argentina no le debiese al FMI u$S 46.000 millones no tendría ningún problema de balanza de pagos, porque la deuda con los acreedores privados ya ha sido reestructurada", asegura el ministro.

Entonces, en el Gobierno creen que se da esta situación en la que "no es que la Argentina acuda al FMI para resolver un problema de balanza de pagos, sino que el FMI, la presencia del FMI en la Argentina, es la causa del principal problema de la balanza de pagos", aclara Guzmán.. "Y lo que debe hacerse es reestructurarse esa relación con el FMI vía un programa que permita refinanciar la deuda que tomó en su momento la administración de Mauricio Macri".

Al mercado en realidad no le importa quién fue el responsable, sí le importa cómo se va a solucionar el problema y si va a solucionarse el problema. Es en ese sentido que el comienzo de los pagos con el Club de París es una buena señal para un mercado, descreído y desconfiado de un país en crisis y de un Gobierno que casi desde que asumió vive en pandemia y donde la inflación carcome el poder adquisitivo de la gente.

También el Gobierno cree, que si bien no acordar con el FMI provocará una situación desestabilizante, no lo llevará al infierno. Un funcionario lo definió así: "No nos iremos al infierno, pero caminaremos por el purgatorio".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios