Qué es la construcción sustentable y cuáles son los beneficios de esta tendencia que crece

Por qué al encarar una obra deberíamos preferir que sea sustentable ya de origen.

Mucho se habla sobre las construcciones sustentables, pero poco se deja en claro cómo baja el impacto ambiental cuando se utilizan materiales y diseños eco-amigables, es decir, que buscan estar en equilibrio con la salud del planeta. Por ejemplo: ¿cómo utilizamos y ponemos a circular el agua durante el desarrollo del proyecto?, y ¿cómo la gestionamos una vez que el edificio ya está habitado?

Lo bueno es que con el crecimiento de la consciencia sobre cómo transformamos el ambiente cuando construimos, la sustentabilidad hoy está en boca tanto de desarrolladores como de compradores, y esto se ve tanto en el ámbito de viviendas como de oficinas. Incluso, no hay que pasar por alto el auge de los glampings, que son hospedajes que no solo están rodeados de un paisaje deslumbrante, sino que también están completamente en sintonía con él. Es por eso que crece el uso de materiales sustentables y de diseños que mejores el rendimiento térmico de los espacios.

Jeans sustentables, CEOs verdes, pymes y gobiernos conscientes: tendencias de lo sostenible para 2022

Hay que tener en cuenta que este tipo de construcciones van más allá del inmueble, deben pensarse en relación con el entorno (sin importar si es urbano o inmerso en zonas con más verde), con los hábitos de quienes lo utilizarán (por ejemplo, van al trabajo en bicicleta o en autos eléctricos: qué espacios les daremos para que los estacionen) y, por supuesto, al equipamiento en sí.

Ahora bien, por qué al encarar una obra deberíamos preferir que sea sustentable ya de origen.

Las ventajas son varias:

• Con un buen diseño de gestión de energía se puede reducir considerablemente la necesidad de ventilación o climatización artificial. Por ejemplo, al utilizar poliuretano como aislante se baja la temperatura interna de los ambientes hasta 10ºC en comparación con el afuera durante los meses cálidos. Esto hace que por mes se gaste un 73% menos de energía que solamente se consume para climatizar.

• Si al construir tenemos en cuenta la gestión del agua, se puede evitar utilizar litros extras y, al mismo tiempo, se puede reciclar el 100%, devolviendo al medio ambiente agua sin contaminantes.

• Algunos tipos de construcción, como la de paneles o el steel framing acortan los tiempos de obra, lo que permite reducir el impacto en el ambiente.

• En algunos municipios, las obras que se presentan con sus planes sustentables acceden a mejores financiamientos y también pueden aplicar a beneficios impositivos durante los primeros años.

• Es bueno saber que cuando uno encara una obra sustentable entonces pone el foco en qué materiales utilizará, pero también en hacerlo en la cantidad justa. Esto también tiene un beneficio económico, ya que se compensa el pequeño costo adicional que pueda tener elegir materia prima de mejor calidad.

• Por supuesto, esto hace que al tener calculado cuánto material se usará, también implica generar menos residuos, lo que es menor contaminación.

Por último, al equipar, siempre es preferible elegir electrodomésticos de eficiencia energética y también aquellos dispositivos que nos provean de energías de fuentes limpias, como los paneles solares. Esto hará que la cuenta de los servicios se reduzca en un 50%, aproximadamente.

Temas relacionados
Más noticias de construcción
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.