QR para todos

Entre las innovaciones tecnológicas que se popularizaron durante estos últimos años se encuentran las billeteras digitales y el uso de los códigos QR como forma de pago. 

Estos sistemas comenzaron a implementarse más velozmente durante la pandemia en diferentes rubros del comercio y la producción en nuestro país, y su resultado fue avasallador gracias a su sencilla y ágil implementación por parte de los emprendedores y modalidad de uso para los consumidores, para completar las transacciones en el día a día.

Si bien en países como el nuestro recién comienzan a tener un auge en el mercado y en la economía en general, los códigos QR tienen su origen en Japón, durante la década de 1990, cuando el país del sol naciente se encontraba en un crecimiento exponencial y estas herramientas fueron la solución para el gran volumen de transacciones comerciales. 

Tres alternativas para ganarle a la inflación 

La situación dio como resultado que las cajas registradoras quedaran casi obsoletas debido a la enorme perdida de tiempo que conllevaba realizar las transacciones de manera manual, por lo que Masahiro Hara, un importante ingeniero de la empresa Denso Wave, decidió llevar adelante la creación de un código que se convertiría en el sustituto del código de barra y la billetera personal como se conocía hasta ese momento. 

El proyecto dio buenos frutos en el año 1994, cuando lanzó el Quick Response, conocido comúnmente como QR, y rápidamente comenzó a popularizarse, primero en el país nipón donde los niveles de consumismo alcanzaron las nubes, y, posteriormente, en todas partes del mundo.

Con relación a la evolución de esta modalidad en nuestro país, según datos del BCRA, al iniciar el sistema, el 29 de noviembre de 2021, las operaciones con QR interoperable con transferencias inmediatas eran alrededor de 30.000 por día y, en la actualidad, se duplicaron llegando a 63.000 diarias. El ticket promedio es de 2.000 pesos, lo que implica un volumen de 1.500 millones de pesos por mes.

Una aplicación permite ahorrar hasta el 40% en el súper

Actualmente, los códigos QR se encuentran presentes en cualquier aplicación, menú, libro, publicidades e incluso en el Home Banking, nos ha ayudado bastante a las entidades bancarias al momento de relacionarnos con los clientes y viceversa.

 Asimismo, su presencia ha incrementado los niveles de actividad económica que habían ido decayendo durante los primeros meses del confinamiento. Los códigos QR no sólo generan un ahorro para las PyMES al evitar que inviertan en métodos convencionales que quedaron atrás gracias a los avances tecnológicos, sino que tampoco requiere de mucha infraestructura para su implementación.

Con los códigos QR las PyMES no solo se encuentran en una mejor posición de autonomía e independencia al ser capaces de estar en constante contacto con los movimientos monetarios y las estadísticas, incluidas las bancarias, sino que también les permite interactuar con mayor eficacia en todos los ámbitos corporativos.

Adiós al colchón digital: qué opciones hay para invertir tus criptomonedas

Particularmente para el bienestar y desarrollo de las PyMES, el Banco Ciudad y su Fundación, también junto al Instituto PyME de la entidad, alentamos la implementación de esta tecnología en las empresas, a través de capacitación gratuita y servicios bancarios bonificados que incluyen la herramienta. 

Argentina se encuentra en una etapa de activación, donde muchos usuarios han comenzado a ofrecerlo. Sin embargo, debido a la falta de educación financiera, muchas personas desconocen esta nueva posibilidad para su negocio o emprendimiento.

En este sentido, las plataformas públicas y gratuitas como "Finanzas para Crecer" invitan a conocer y desarrollar nuevas habilidades para que los ciudadanos implementen estos avances en la vida diaria y en el desarrollo de sus actividades productivas.

Tags relacionados

Las más leídas de Columnistas

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios