Zoom Editorial

Precios congelados: primero vamos y después vamos viendo qué pasa

El Gobierno tenía la imperiosa necesidad de mostrar que congelaba los precios de más de 1000 productos. Los tiempos apremiaban y en época de elecciones y donde los resultados de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) no fueron los esperados, los nervios son mayores.

Todo ese combo derivó en que el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, resolviera congelar los precios sin un acuerdo con los referentes de las industrias de la alimentación. Así, la semana pasada se anunció que por 90 días los precios de más de 1000 productos quedaban con el mismo precio del primero de octubre de este año.

Las empresas, que habían participado de las reuniones con Feletti y que no habían llegado a ningún acuerdo, pusieron el grito en el cielo. El argumento del Gobierno fue que "ganen vendiendo más, no por precios". Como contrapartida, las compañías aseguran que no se puede ganar vendiendo más cuando, por ejemplo, con lo establecido por Feletti, se pierde cuando se vende, porque los costos son mayores a lo que se paga en góndola.

En el Gobierno dicen que el plan orquestado por el secretario de Feletti tiene el aval de todo el equipo económico. Ayer, el ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que las decisiones que tomó el secretario de Comercio Interior "tienen el apoyo de todo el gabinete" de su área, al tiempo que remarcó que "nadie se corta solo en el Gobierno".

"Lo que se está haciendo para reducir la inflación y lo que está haciendo el Gobierno en materia de precios tiene apoyo de todo el gabinete económico", precisó Guzmán y de esa manera indicó que no está en desacuerdo con las medidas adoptadas por Feletti.

Asimismo, señaló que la política de acuerdo de precios "no es suficiente pero sí es necesaria" y vinculó la situación de ese tema al escenario electoral.

"Hay pujas de poder, hay quienes quieren generar incertidumbre. Eso tiene un efecto en la economía. Y nosotros haremos lo que indica nuestro contrato electoral, que es una alianza con el pueblo. Si hay alguien que no quiere cooperar, bueno, 'venga para adentro', y seguiremos en el proceso de reducción de la inflación", sostuvo Guzmán en declaraciones a la señal de cable C5N y reproducidas por NA.

Pero si todos están de acuerdo, ¿por qué hay otros ministros que no salieron a respaldar a Feletti?

Tal vez porque no todos concuerdan con el plan del secretario de Comercio, más allá de lo que dijo Guzmán.

Ahora, luego de la exigencia para congelar los precios, el Gobierno tratará de flexibilizar la medida. De hecho, comenzó a llamar a las mismas empresas alimenticias con las que no había llegado a un acuerdo para ver si esta vez, sí lo logra.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios