Zoom editorialExclusivo Members

Optimismo, expectativa y tensión: qué le espera a Milei en la cumbre con empresarios

Entre la preocupación por el presente y un creciente optimismo por el futuro. Así esperan los empresarios al presidente Javier Milei este viernes en Bariloche, en el marco de la realización del Foro Llao Llao que transcurre en medio del debate político por las reformas que plantea la ley Ómnibus, el conflicto con compañías de medicina prepaga y las gestiones en Washington del ministro de Economía, Luis Caputo, para obtener nuevo financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Y es que según los datos que arroja el último reporte internacional de negocios (IBR, por su sigla en inglés) que acaba de presentar la consultora Grant Thornton, los ejecutivos argentinos exhiben una tensión entre el corto y el largo plazo que encuentra su razón de ser en la propia visión que tiene el organismo que conduce Kristalina Georgieva sobre el andar y la proyección de la economía doméstica.

Dos de cada tres de los 76 empresarios argentinos consultados durante el primer trimestre del año se mostraron optimistas respecto del futuro de su economía en 12 meses, dato que representa un gran salto de confianza en la gestión de Milei. De hecho, el indicador pasó primero del 24% en 2022 al 48% en el cierre del año pasado y, finalmente, trepó hasta el 67% en el último registro, lo que lo muestra alineado, por primera vez en dos años, con el optimismo empresario que el estudio observó a nivel mundial, tras consultar a unos 10.000 altos ejecutivos en más de 150 países.

Y esto a pesar de que se redujo la previsión de mayores ingresos, exportaciones, aumento de empleo, rentabilidad, inversión en maquinaria, investigación y desarrollo, tecnología, capacitación de personal, entre otras variables. Mientras aumentaron índices que muestran a los costos laborales, la dificultad para obtener financiamiento y la incertidumbre económica, entre otros, como limitaciones para el crecimiento empresarial.

Es decir, el sector privado se plantea que por delante tendrá un año complicado pero vislumbra mejores tiempos a futuro y es allí donde su visión se enlaza con la previsión del FMI.

Hoy la economía transita la recta descendente de la actividad que terminará, según proyectó el Fondo, con una caída de 2,8% en el Producto Interno Bruto para 2024. Pero para esta fecha, en 2025, estará recorriendo el camino ascendente para completar una "V" que arroje un 5% de crecimiento anual con 45% de inflación, de acuerdo a la estimación del propio organismo. 

La solidez de ese pronóstico es la duda que los empresarios esperan develar con Caputo en Washington y Milei en Bariloche. 

Temas relacionados
Más noticias de Empresarios
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.