AUTOMOTRICES

Los autos eléctricos ya no son de ciencia ficción

Vivimos en una era emocionante, donde la inteligencia artificial y el desarrollo tecnológico son las claves para entender el futuro, pero también el presente. Esta pandemia nos ha demostrado la necesidad de que los países, el comercio y los individuos comiencen a llevar adelante procesos acelerados de transformación digital y la industria automotriz no ha estado exenta de estos cambios.

Hablar de la movilidad del futuro no es solo hablar de autos eléctricos. Es lograr una menor emisión de gases que afectan a nuestro ecosistema, potenciar un uso más eficiente de la energía, cuidar el medio ambiente con una menor dependencia de la utilización de recursos no renovables, alcanzar una movilidad más silenciosa y, por sobre todo, significa trabajar junto a los distintos actores del sector en un nuevo conjunto de normas que permita adaptar su uso.

En este sentido, desde el grupo Volkswagen iniciamos una transformación cultural de gran alcance y una estrategia con fuerte foco en la movilidad eléctrica.

La compañía tiene un importante compromiso con el desarrollo de vehículos impulsados con energías sustentables, por ello somos una de las primeras automotrices en adherirse al Acuerdo de París. Nos hemos desafiado a lograr la neutralidad en CO en 2050. Dentro de esta línea, creemos que el desarrollo de baterías eléctricas es hoy el camino más certero para alcanzar los objetivos del acuerdo.

En la actualidad, la compañía está dedicando a nivel global 73.000 millones de euros para el desarrollo de futuras tecnologías, de los cuales 33.000 millones de euros corresponden a vehículos con baterías eléctricas. La intención de Volkswagen Group es lanzar cerca de 70 vehículos completamente eléctricos para 2030, de los cuales 20 ya se están produciendo en la actualidad.

Un dato aún más alentador: se espera que los vehículos totalmente eléctricos superen el 70% de los volúmenes de venta en Europa y el 50% en China y Estados Unidos para 2030. Además, planeamos producir alrededor de 60 modelos híbridos hacia el fin de esta década, de los cuales la mitad ya están siendo fabricados.

En ese proceso, prevemos que el 2026 será el último año en que se introduzca una nueva plataforma para la fabricación de vehículos a combustión.

En el mismo sentido, estamos evolucionando, trabajando enérgicamente en reducir significativamente la complejidad y el costo de la batería con el fin de hacer que el vehículo eléctrico sea atractivo y viable para el mayor número posible de personas, sin perder de vista el objetivo de asegurar el suministro de baterías. Sólo en Europa se proyectan 6 gigafábricas que nos darán la posibilidad de generar una producción total de 240 GWh hacia fines de la década.

Se espera que los vehículos totalmente eléctricos superen el 70% de los volúmenes de venta en Europa y el 50% en China y Estados Unidos para 2030. Prevemos que el 2026 será el último año en que se introduzca una nueva plataforma para la fabricación de vehículos a combustión.

Argentina no se encuentra ajena a estos procesos de transformación tecnológica. El país debe ingresar en este sendero y convertirse en uno de los protagonistas de la región. Debemos trabajar todos juntos: las automotrices, los sindicatos, la cadena de valor en su conjunto y los gobiernos nacional, provinciales y municipales, para lograr que se implementen distintos incentivos en la incorporación de movilidad sustentable y en la producción de este tipo de vehículos, además de una infraestructura acorde para esta clase de autos. Hoy, un modelo que estamos siguiendo a nivel global son las alianzas con empresas energéticas, que nos permitirán ofrecer, por ejemplo, 18.000 puntos de carga rápida en Europa, 17.000 en China y 3500 en Estados Unidos.

Con más de 40 años en el país, y con la vanguardia tecnológica como estandarte, vamos a apoyar este proceso y, por sobre todo, continuaremos trabajando en pos de fomentar el crecimiento de la industria automotriz nacional.

La movilidad eléctrica ya no es un sueño o una película de ciencia ficción, hoy es una realidad y ya estamos empezamos a vivir en ella. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios