El caos en el CongresoExclusivo Members

La luz de un Nobel en medio de tanta oscuridad

Incendio de autos, bombas molotov, quema de contenedores, rotura de vallados de quienes supuestamente se presentan como defensores de la patria y de los trabajadores. Una remake de las 14 toneladas de piedras en diciembre del 2017 cuando se trataba la reforma previsional. Todo planificado. La inmediatez de la aprobación del proyecto de ley Bases acentuaba la violencia de los manifestantes. El caos buscaba levantar la sesión. El mismo modus operandi de hace 7 años, pero la sociedad es otra, el gobierno es otro y hasta el mundo es otro.

A 15 cuadras del Congreso, James Heckman, Premio Nobel de Economía, participaba de una cumbre organizada por el Cato Institute y la Fundación Libertad y Progreso. Se trata de quien más estudió y avanzó sobre las mejores políticas para el desarrollo humano y la formación de habilidades a lo largo de la vida de las personas, con especial énfasis en la primera infancia. Si la Argentina busca bajar la pobreza, mejorar la calidad educativa y el capital humano en general, el hombre indicado estaba a 15 cuadras del Congreso. Sus investigaciones han aportado perspectivas nuevas en áreas como educación, programas de formación laboral, la legislación sobre el salario mínimo, contra la discriminación, apoyos sociales y hasta de los derechos civiles. En diálogo con El Cronista, Heckman habló sobre las medidas necesarias para terminar con la pobreza, mejorar las habilidades de los argentinos y el aprendizaje. "Hay que incorporar incentivos en el sistema escolar para motivar a los niños a aprender, pero también motivar a las familias, involucrando la noción de que las habilidades se producen tanto en el hogar como en la escuela. En los primeros años los padres juegan un papel enorme y si se motiva a los padres, se les da información, recursos, habilidades para padres, etc., eso puede tener un gran efecto en la promoción de las habilidades de la próxima generación".

Incidentes en el Congreso

Las distorsiones del mercado laboral dificultan mucho la adquisición de habilidades y lo hacen una actividad menos redituable de lo que normalmente sería. Ciertas instituciones, como los sindicatos, disminuyen los incentivos a la población para adquirir las habilidades. La informalidad es una fuente de pobreza. La Argentina debería ser mucho más rica de lo que es, señala Heckman, y la razón es que hay tantas distorsiones que restringen las oportunidades de las personas de entrar a participar en el mercado laboral, aprender nuevas habilidades. Se podría cambiar inmediatamente la situación en la Argentina. Reformar el sector informal se podría hacer pronto, muy pronto. Hay que dar los incentivos adecuados para adquirir las habilidades, así que se puede mejorar y disminuir la tasa de pobreza aquí en Argentina aplicando esas medidas.

En lugar de pagar a las personas para que se queden en casa y no trabajen, se debe pagar ese subsidio en el puesto de trabajo, y allí alude Heckman a los trabajos de la economista argentina Carola Pessino, sobre el impuesto negativo para las personas de menos ingresos. Tres razones principales para la informalidad en la región y en Argentina: el bajo nivel del capital humano que dificulta el ingreso de los trabajadores al mercado formal, los altos costos laborales (no salariales) de los mercados formales que desalientan a los empleadores a contratar trabajadores y los programas de bienestar social para los trabajadores informales que no crean incentivos para sumarse al mercado formal.

En Estados Unidos, destaca Heckman a este cronista, pasaron de los programas de asistencia social que simplemente daban pagos en efectivo para que las personas se quedaran en casa a promover el trabajo. Aumentaron la participación en la fuerza laboral, mejoraron el crecimiento salarial de las personas que están en los programas y ayudaron a reducir la pobreza. Crearon una sociedad más inclusiva porque esas personas ahora trabajan. Otros países también lo han hecho, como Dinamarca pero también en Holanda. Ha habido un movimiento para buscar alejarse de la asistencia social en efectivo, para inducir a las personas a trabajar o ir a la escuela y, especialmente, a las personas más jóvenes a ir a la escuela y adquirir habilidades. Eso tuvo mucho éxito al reducir las tasas de desempleo de largo plazo y sacar a las personas de la asistencia social, pero al mismo tiempo empoderando sus vidas agrega Heckman. Concentrarse sólo en el resultado de las pruebas PISA es un error que es operado por muchas organizaciones internacionales. Los puntajes de las pruebas son solo una pequeña parte del potencial humano y las capacidades humanas para crecer.

Heckman partió anoche pero la semana próxima estará en China. Presentará estudios parala medición, formar y desarrollar habilidades en los niños chinos. Tiene datos a niveles semanales del crecimiento de las habilidades.

¿Sirvió para algo el paso por la Argentina de Heckman? Mucho. Se reunió con la canciller Diana Mondino. La semilla está puesta. Fue mucho más importante que lo que sucedía a 15 cuadras. Hay maneras de reducir rápido la pobreza y mejorar la vida de muchos millones de argentinos. Ya está todo inventado.

Temas relacionados
Más noticias de Ley Bases
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • LS

    Luis Santana

    Hace 5 minutos

    EXCELENTE NOTA

    Responder
  • RVS

    RIG Valores SA

    Hace 2 horas

    Que buena tu nota! gracias por no poner un titulo negativo cuando pasan cosas positivas! te felicito.

    Responder