Zoom editorial

La fórmula ganadora del dólar soja, pero con un ojo puesto en la inflación

Según los números relevados por las consultoras privadas, la inflación de octubre será, con suerte, similar a la de septiembre. La expectativa oficial era conseguir una cifra menor al último 6,2%, pero no será fácil perforar ese piso. El Indec ya tiene un contexto evidente de esta realidad, y por esa razón el último anuncio de Sergio Massa se transformó en un anzuelo para su plan Precios Justos.

La idea del equipo económico es repetir el esquema base del dólar soja, que permitió hacer una doble carambola: aportó dólares para las reservas y pesos para el Tesoro. En el programa de apoyo a las economías regionales anunciado ayer, el combo es distinto: tendrán un dólar diferencial para exportar aquellos sectores que se sumen al programa de precios "acordados" por cuatro meses. El estímulo prometido (el tipo de cambio que reconocerá el BCRA) todavía no fue informado, aunque por algunas referencias podría ser algo mayor a los $ 200 que recibieron los sojeros.

Un aliado de Juan Manzur pide que se hagan las PASO: "No al dedazo"

A diferencia de la fórmula usada con el campo, el aporte de dólares, y la consiguiente emisión de pesos, no alcanzarían el mismo volumen que el generado por el agro. Pero sin duda contribuirán a arrimar algo más al objetivo de acumulación de reservas.

Las referencias que dio ayer el ministro obligarán a una doble negociación, ya que el beneficio será otorgado a aquellas cadenas de valor ancladas en economías regionales, que exporten y a la vez tengan productos dentro de Precios Justos. Un caso visible puede ser el sector vitivinícola, ya que el beneficio sería compartido entre los productores y las bodegas. En la misma línea podrían ingresar los fabricantes de aceites comestibles, los elaboradores de productos elaborados en base a frutas o quienes hacen jugo de limón, por citar algunos ejemplos.

Por una nueva medida, cambia la forma de pagar nafta y gasoil en estaciones de servicio

Según el anuncio oficial, este nuevo programa estará vigente entre el 20 de noviembre y fines de diciembre. Es probable que la fecha inicial sea usada también para poner en marcha Precios Justos.

Massa necesita que moderar la curva de la inflación, y por eso la presión sobre las grandes empresas no cesa. Aunque no promueve un congelamiento a lo Feletti, pactar que los precios de una canasta de bienes no se muevan durante cuatro meses es más que ambicioso. Por eso Economía advirtió que con las frases duras que lanzaban los referentes del kirchnerismo (como venía haciendo la propia Cristina) no iba a ser suficiente. Ahora tiene diez días para ver si este anuncio funciona como zanahoria.

El Gobierno necesita, además, sostener el orden fiscal y cierto nivel de reservas. Y si logra que todo parezca un plan, mejor.

El BCRA tuvo que vender la suma más alta de dólares en lo que va del mes y el rojo se acerca a u$s 400 millones

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.