MERCADOS

Furor por Rivian: ¿la nueva Tesla?

Salió hace una semana con una IPO récord que la ubica por encima de otras automotrices. Por qué la empresa entusiasma al mercado.

Rivian Automotive Inc revolucionó el mercado con su salida a la bolsa la semana pasada. ¿Por qué es una empresa récord en los EE.UU? ¿Qué tiene de diferente? Quedate hasta el final que te cuento todo.

Fue fundada en 2009 por Robert Scaringe, el actual CEO, que siempre quiso posicionar a su empresa como líder del mercado. Rivian se encarga de diseñar y fabricar vehículos eléctricos, además de accesorios, y ofrece servicios relacionados. Estos vehículos están equipados con un conjunto de sistemas de tecnología avanzada que llamaron la atención de los inversores.

Las acciones de Rivian salieron a cotizar el 10 de noviembre, a través de una oferta pública muy esperada. Ese mismo día salió a cotizar cercano a la zona de u$s 105, precio que le otorgaba una mayor valuación que Ford y General Motors.

Actualmente y luego de unos días cotizando, su capitalización bursátil es de u$s  140.000 millones, cifra que resuena fuerte, siendo una empresa que aún no tiene ventas. En los EE.UU, tan solo es superada por Tesla en su rubro.

¿Cómo le fue luego de su oferta pública inicial?

La acción ha crecido notablemente, acumulando, aproximadamente, un 70% de rendimiento en 5 días.

La IPO (oferta pública inicial) de Rivian recaudó casi u$s 12.000 millones, lo que la convirtió en la más grande en los EE.UU desde 2014. El tamaño de la oferta pública inicial y el rápido aumento en el precio de las acciones de Rivian reflejan el entusiasmo de los inversores por el mercado de vehículos eléctricos, especialmente para las nuevas empresas que buscan desarrollar vehículos que compitan con los fabricantes de automóviles tradicionales.

Rivian no es sólo un fabricante, sino también un desarrollador. Por un lado, satisfará la demanda de automóviles eléctricos, claro está. Pero, además, proveerá la tecnología necesaria, mediante licencias, para que otras compañías usen su plataforma y puedan fabricar sus propios vehículos sin tener que invertir en el desarrollo. Ese es su gran diferencial.

Recientemente publicó su balance trimestral para poder salir a cotizar en la bolsa. Hasta el período que finalizó el 30 de septiembre de 2021, la compañía no había producido ni entregado ningún vehículo y, por lo tanto, no había generado ingresos sustanciales. De momento ha podido financiar sus operaciones, principalmente, mediante la venta de acciones y préstamos.

Amazon, primer cliente y principal accionista de Rivian

A pesar de no tener ventas, ya ha recibido pedidos. Amazon es el primer cliente comercial de la empresa, que encargó 100.000 vehículos. Además, es el principal accionista de Rivian, con el 18,5% del paquete accionario.

El mercado de vehículos eléctricos ha estado atrayendo el interés de los inversores, y dicho efecto se aceleró desde que los gobiernos quisieron impulsarlo en medio del abordaje por el cambio climático.

Rivian vs Tesla

Rivian va a tener que competir con pesos pesados, tanto en la industria de autos en general, como en la de vehículos eléctricos. La comparación con Tesla y su nivel de euforia es inevitable.

El optimismo no viene solo del lado de los inversores, ya que la empresa se ha puesto un objetivo sumamente auspicioso: lograr un millón de unidades producidas para el 2030, cifra que Tesla no ha alcanzado desde 2012.

Sin dudas está cargada de una gran expectativa, que deberá ir validando con buenos resultados. Esto no quita que la valuación actual para una empresa que no tiene ingresos sea extremadamente alta. El mercado, por ahora, está entusiasmado. Aunque sabemos que los desencantos pueden ser dolorosos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios