Panorama bonaerense

El ranking de vacunas, cosas que se hacen y no se publican y un ministro que barre mucho

Los intendentes del conurbano se miden en el campeonato de vacunación. Valenzuela se devolvió favores con Larreta, pero unos posteos le jugaron en contra. Ferraresi y Katopodis se hablan más de lo que se cree.

UN MINISTRO NUEVO QUE BARRE MUCHO

Llama la atención lo hiperactivo que se muestra y lo presente que trata de estar en cada detalle de su Ministerio. Mantiene, por lo pronto, una vieja costumbre de su pasado como intendente y, una vez por semana, por lo menos, a recorre cada dependencia para saber cómo funciona todo.

Jorge Ferraresi, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, es el segundo intendente que accede al gabinete de Alberto Fernández. El que está desde un inicio es Gabriel Katopodis, en Obras y Servicios Públicos.

Jorge Ferraresi, ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat

Será por eso que los ex intendentes de Avellaneda y de General San Martín están trabajando tan cómodos uno con el otro y hablan mucho más seguido de lo que muchos suponen. A pesar de sus procedencias, uno ultra kirchnerista y otro no, en el día a día se ven envueltos en discusiones que los sobrepasan dentro de un gobierno con poca territorialidad.

"A veces no se entiende por qué no hablan, no bajan a los pueblos o directamente no preguntan a los que saben o han ganado elecciones", se los escuchó decir, palabras más, palabras menos, en algún que otro almuerzo o juntada con otros ministros o funcionarios.

A pesar de las coincidencias en las miradas generales, en la particularidad son muy diferentes. Mientras que el primero siempre es serio y concreto, el segundo trata de generar una relación personal antes que laboral.

También se diferencian en las movidas que ejecutan. Ferraresi siempre trata de colocar a una persona de su confianza en cada área gubernamental, fuera o dentro de su ministerio. Katopodis no. No quiere deber favores, dicen en su entorno.

Al intendente en uso de licencia de Avellaneda se lo nota muy defensor de la figura presidencial, aunque su procedencia como vicepresidente del Instituto Patria, al cual ayudó a mantener en tiempos de abstinencia del poder, pudiera ponerlo en otro lugar.

"Es de los que cree que a mucha gente no quiere que a Aberto le vaya bien...", dijo una persona que lo vio y mantuvo una charla animada semanas atrás. No se animó a preguntar de qué sector hablaba entre los que atentaban contra la buena imagen presidencial.

TODO SIRVE PARA COMPETIR

A pesar del estrés sanitario que provoca el COVID con la complejidad de camas disponibles de terapia intensiva o habitaciones con respiradores, más el cansancio de los profesionales de la salud que no terminan nunca de atender nuevos infectados, sin decirlo, hay un silencioso campeonato para demostrar cuán efectivos son a la hora de combatir la pandemia.

Al inicio de marzo 2020, todos se ufanaban en publicar su cantidad de infectados y día tras día mostraban, con orgullo, la escasa o nula penetración del "bicho" entre su población. Aunque luego todo se desmadró, y los "campeones" de los controles se guardaron a silencio.

Ahora parece que nació otro campeonato, y es el de la vacunación. En esa, orgulloso, se muestra el Municipio de Morón, que conduce Lucas Ghi, quien desde el inicio mostró que es el que más personas vacunó según la población de cada territorio.

Lucas Ghi, intendente de Morón y "líder del campeonato de vacunación" 

En esa carrera virtual se "despegó" de quien siempre estuvo a la par, Hurlingham, del albertista Juan Zabaleta. Ahora, en segundo lugar se "coló" Avellaneda, y tercero quedó, como siempre, la Ciudad de Buenos Aires, dentro de los territorios que componen el Área Metropolitana Buenos Aires, AMBA.

Morón, con el 25%, encabeza el ranquin, que luego siguen, con el 19%, Avellaneda y la Ciudad de Buenos Aires, con el 18%, esta última con diez veces más población que la primera. El tercer municipio bonaerense con más cantidad de vacunados por habitante es Vicente López, de Jorge Macri, con el 17%. En la otra punta, "cierran la tabla" José C. Paz, Merlo, Tigre y La Matanza

DEVOLUCION DE GENTILEZAS

Hace un mes, so pretexto de conocer el trabajo de reordenamiento territorial en barrios y asentamientos, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, participó de una recorrida junto con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por el barrio Rodrigo Bueno, en la Costanera Sur.

Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero.

Ahora llegó el momento de la devolución del porteño y Valenzuela no eligió mejor lugar que el Barrio Ejército de los Andes, conocido por el seudónimo de Fuerte Apache, lugar que se asemeja a la construcción porteña pero que, por su historia e inconvenientes, terminó siendo un lugar casi marginal al que la ayuda del Estado suele llegar de manera desarticulada.

Lo simbólico de la visita es que Rodríguez Larreta y Valenzuela se sacaron la foto en medio del debate por la presencialidad escolar defendida desde Juntos por el Cambio y que tiene a la Ciudad de Buenos Aires en el centro de la discusión.

El intendente de Tres de Febrero, que suele tener una alta percepción de los temas, fundamentalmente por su olfato periodístico que le viene de sus tiempos de trabajador en diferentes medios, se subió al tema y posteó varias fotos en diferentes jardines maternales que, a pesar de depender de la Dirección General de Escuelas, son mantenidos diariamente por el municipio.

Ni lerdo ni perezoso, otro "estudioso" de los quehaceres mediáticos, el defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, le exigió que cerrara esos lugares por una denuncia sindical que recibió en su correo electrónico.

"Si no hubiera posteado nada, no pasaba nada... Hay muchos intendentes que hacen eso pero no lo publicitan... Eso le pasó por querer hacer campaña con el tema", dijeron en las cercanías del funcionario provincial.

Maliciosos, algunos pares de Valenzuela, que también están en Juntos por el Cambio, parecen compartir esta mirada. "Hay cosas que se hacen pero no se publican. Todos saben que en nuestros distritos defendemos la educación pública, la actividad comercial y a los pequeños y medianos comerciantes, pero no vamos a postear fotos".

Volviendo a la juntada entre el alcalde porteño y el jefe comunal de Tres de Febrero, en el entorno de ambos juran y recontra juran que sólo hablaron de los temas de hábitat y de sus respectivas experiencias. Y no le creció la nariz a nadie...

Lo cierto es que Valenzuela es parte del Grupo Dorrego, que integran todos los intendentes macristas y aliados de la Provincia de Buenos Aires, que no quieren al vicejefe de gobierno, Diego Santilli, como candidato a gobernador en 2023. Y hasta se han amigado, como el caso del intendente, con Patricia Bullrich, alguien que suele marcarle la cancha a Rodríguez Larreta. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios