Opinión

El papel fundamental de la tecnología en los espacios de oficina post-pandemia: claves para inversores y desarrolladores

La pandemia generó un cambio repentino en la forma en que las personas usan el espacio de oficina.

Hemos entrado en una era de flexibilidad en lo que hace a cómo, cuándo y dónde trabajamos.

Los avances tecnológicos, tanto en la esfera del diseño y la arquitectura como en las herramientas de comunicación basadas en la nube y la aplicación intensiva de ciencia para el bienestar integral, nos interpelan desde una mentalidad renovada sobre por qué venimos a la oficina y qué nos brinda la oficina que el trabajo remoto no puede. Paralelamente, trabajar de forma remota puede promover la fatiga tecnológica y la soledad, especialmente para la Generación Z, cuyos integrantes expresaron en su momento su frustración por no poder conectarse con compañeros de trabajo en lo que tradicionalmente habría sido "la oficina".

Con las rápidas mejoras en la IA, el aprendizaje automático y los dispositivos de Internet de las cosas (IoT), la nube se fusionará cada vez más con el mundo físico. Una investigación de Analytics Insight predice que la realidad aumentada (AR) y la realidad virtual (VR) en la producción alcanzarán los u$s 2800 millones para 2023. En este contexto -sostiene el mismo trabajo - las oficinas servirán como un espacio para integrarlas.

Por ejemplo, la consultora Accenture en Estados Unidos está creando una aplicación interna que ayudará a sus empleados a ubicar a sus colegas que pueden estar sentados en otros pisos.

Estos tipos de aplicaciones internas, junto con las plataformas de tecnología social, ayudarán a las personas a mantenerse conectadas con sus colegas mientras permiten la innovación a velocidades récord que mejoran simultáneamente la satisfacción , la retención y el reconocimiento en el lugar de trabajo.

Con un número cada vez mayor de decisiones estratégicas influenciadas por la tecnología, la creatividad (cultivada en la oficina) será más importante que nunca. Los avances en el aprendizaje automático aliviarán el trabajo que consume mucho tiempo y las tareas no críticas, abriendo un gran gap de tiempo para la lluvia de ideas innovadoras. Esto involucra todo, desde el control de calidad del aire automatizado por tecnología hasta herramientas que organizan reuniones, monitorean posibles delitos cibernéticos y, en última instancia, seleccionan un espacio para preferencias individuales.

Las herramientas de colaboración digital están preparadas para desempeñar un papel fundamental al permitir que los trabajadores aprovechen el conocimiento colectivo de la empresa, resuelvan problemas con expertos de forma remota y conviertan los datos de Internet de las cosas (IoT) en valor duradero.

Mckinsey estima que la colaboración digital tiene el potencial de desbloquear más de $100 mil millones en valor, gracias en parte a aumentos de productividad del 20 al 30% en los procesos de trabajo intensivos en colaboración, como en la gestión de proveedores y el mantenimiento.

Según Harvard Business Review , los empleados ahora dedican un 50 % más de su tiempo al trabajo colaborativo y usan herramientas de colaboración en línea para facilitar una mayor productividad de hasta un 30 %.

Así, el espacio de oficina inspirado en la tecnología puede servir como base para una mejor colaboración general, una menor falta de comunicación y una mayor productividad.

Muchas empresas están cambiando y convirtiendo los espacios de oficina en "centros creativos" de alto nivel para dar a los empleados una sensación de novedad, entusiasmo e inspiración. En un artículo de The Wall Street Journal, el presidente y director de personal de Salesforce, una plataforma de gestión de relaciones con los clientes (CRM), dijo que se espera que las oficinas dediquen alrededor del 60 % del espacio a la colaboración, frente al 40 % antes de la pandemia. Esto significa un cambio radical en la arquitectura, el mobiliario y la orientación espacial donde la tecnología experiencial se funde en cada faceta del espacio.

Los desarrolladores se están adaptando a este cambio mediante la creación de espacios de oficina de alta tecnología que satisfacen nuestras crecientes necesidades tanto de tecnología como de una conexión humana más profunda. Recientemente, según el Journal, el director de Recursos Humanos de Unilever dijo: "El objetivo es hacer que las oficinas se parezcan más a un destino".

Así, la demanda de espacios de oficina de alta tecnología que superen las comodidades del hogar está aumentando cada vez más. Las empresas están yendo hacia los espacios de oficina más nuevos que pueden competir con lo que los trabajadores tienen en casa y brindar experiencias dignas que justifiquen los traslados a los lugares de trabajo.

Un ejemplo claro es el de Estados Unidos, en el que los edificios de oficinas terminados en 2015 o después registraron un crecimiento de ocupación neto de 4.9 millones de metros cuadrados desde el comienzo de la pandemia, en comparación con los 13.7 millones de metros cuadrados de espacio de oficinas que se desocuparon durante el mismo tiempo, según estudios de JLL.

En Buenos Aires, por su parte, para lo que resta de 2023 y 2024 se espera el ingreso de 283.000 metros cuadrados de nueva superficie, en donde la tecnología será protagonista, tal lo anticipa el último Reporte de Mercado de Oficinas de JLL.

La demanda está elevando los precios de los alquileres de los edificios modernos, que tienden a ofrecer servicios de tecnología de punta, como Internet ultrarrápido y salas de reuniones inteligentes. En la huida hacia la calidad, la tecnología para oficinas inteligentes se está convirtiendo más en una expectativa que en un lujo.

Antes de la pandemia, muchas corporaciones cargaron su arsenal de "guerra por el talento" alquilando espacios de oficinas abiertos en sectores atractivos. Los edificios que eligieron estaban repletos de servicios como gimnasios corporativos, almacenamiento de bicicletas y cafeterías. Ahora están buscando soluciones como tecnologías de inteligencia artificial que comprendan las rutinas diarias y los hábitos de trabajo, softwares inteligentes que predicen el consumo de energía, y espacios dotados de salas multimedia diseñadas para videollamadas. Todo apunta a que la tecnología de oficina sea superior a la que las personas tienen en casa, en medio del aumento del trabajo híbrido.

El entorno más fluido será un gran punto de atracción para que las personas vuelvan a la oficina. A muchos empleados todavía les gusta el trabajo remoto y la flexibilidad, por lo que debe haber un buen argumento para regresar a la oficina, que debe ofrecer la misma comodidad de estilo de vida que el hogar.

Si bien se espera que las concesiones se mantengan elevadas en comparación con los valores normales históricos, en JLL esperamos que las rentas efectivas continúen aumentando en los nuevos productos, mientras que los activos de segunda generación necesitarán paquetes de concesiones más grandes para mantenerse operativos.

Hay un valor real en invertir en tecnología inteligente y en la infraestructura que la respalda. Quien no lo haga, verá como su edificio será el último en el recorrido de oficinas con potenciales clientes, si es que llega a estar en la lista.

Temas relacionados
Más noticias de oficina
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.