OPINIÓN

El futuro será sostenible o no será: el nuevo desafío de las empresas

Sólo podremos generar un impacto positivo en la comunidad si creamos vínculos de cooperación y solidaridad entre los distintos actores de la sociedad.

El contexto actual nos acerca una nueva oportunidad de vincularnos con los demás, pero esta vez desde una nueva óptica. Estamos frente a la posibilidad de repensar los negocios y repensarnos a nosotros mismos como seres humanos. Para eso, tenemos que asumir el compromiso y ser responsables de esta oportunidad que se nos está presentando, para poder co-crear de otra manera.

Las empresas no se quedan afuera de los cambios que hoy exige el sistema. Con la pandemia, la mayoría tuvo que virar hacia el tan famoso home office, que hasta el día de hoy genera amores y broncas en proporciones iguales. Por otra parte, gracias a los centennials que apuestan por una evolución de la comunidad a la que pertenecen, muchas organizaciones empezaron a incorporar en la agenda temas como la igualdad de género, la presencia de las mujeres en los negocios y la diversidad sexual.

Una de las transformaciones más importantes por las que pasan las empresas actualmente tiene que ver con la inclusión del triple impacto en la base de sus negocios y el desafío de su presencia durante toda la cadena productiva. Esto implica apoyar un modelo empresarial que persiga tres objetivos: económico, social y ambiental. De esa manera, a través de su accionar, buscan generar un cambio positivo en la sociedad.

Hoy las empresas tienen el desafío de repensar estrategias para que el triple impacto circule dentro de todos sus procesos y transforme íntegramente su forma de vincularse con los diferentes públicos. ¿Se pueden conectar los negocios entre clientes de manera tal que tengan repercusión económica, social y ambiental dentro de la comunidad a la que pertenecen? ¡Claro que sí!

El triple impacto se encuentra ligado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), una iniciativa de las Naciones Unidas compuesta de 17 temas a considerar que tendrán un efecto positivo en la sociedad. Como promotora de los ODS y parte del área de Alianzas Estratégicas para crecer, estos retos guían diariamente mi profesión. De hecho, el Objetivo N° 17 debería interpelarnos directamente: revitalizar alianzas para lograr los objetivos del Desarrollo Sostenible. Sólo podremos generar un impacto positivo en la comunidad si creamos vínculos de cooperación y solidaridad entre los distintos actores de la sociedad.

¿Se pueden conectar los negocios entre clientes de manera tal que tengan repercusión económica, social y ambiental dentro de la comunidad a la que pertenecen? ¡Claro que sí!

Adoptar esta nueva forma de vincularse es clave, ya que permite generar negocios rentables, sostenibles a nivel ambiental (priorizando el cuidado del medio ambiente) incorporando un impacto social; y escalables a más segmentos de la población. Somos red, somos uno: un mínimo movimiento de una organización puede tener un gran impacto en el ecosistema social que la rodea, en la situación económica de las personas a las que impacta (de manera directa o indirecta) y en el ambiente que lo rodea.

Los mercados de Latinoamérica y Europa cada vez exigen más que este cambio sea tenido en cuenta, un cambio de paradigma que nos invita a co-crear las estrategias de relacionamiento entre clientes y a democratizar la corporación sustentable, como una cuestión que le incumbe a la totalidad de la población.

Es cuestión de repensar nuestra forma de actuar, sacudir el tablero y aceptar nuevas reglas de juego en las alianzas con nuestros clientes. Para lograrlo, debemos dejar de lado el ego, asumir el compromiso del cambio y abrir nuestros ojos a las señales del contexto, para así poder detectar las nuevas tendencias de consumo y cambiar nuestras formas de ver la realidad.

Estamos en transición a una nueva dimensión de vinculación con las organizaciones. Este gran videojuego de consumo humano y comercial exige nuevas normas, donde las marcas estén más despiertas frente a las demandas de la sociedad, y ya no sólo piensen en su beneficio económico. Por el contrario, que tomen en cuenta a todos los jugadores de esta realidad, y avancen pos de que todos ganemos en esta realidad. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios