Opinión

El escándalo de los fondos fiduciarios y la caja del Tesoro

El paso fugaz del proyecto de Ley "Bases" por la Cámara de Diputados dejó al descubierto el escándalo de los fondos fiduciarios. Pero este mecanismo para hacer un by-pass a los controles y crear una zona liberada para gasto en obra pública y otros destinos no se limita a sólo 29 fondos fiduciarios: en realidad suman cerca de 150, un número que funcionarios desconocen y que desde ya en la Cámara de Diputados nunca consideraron esclarecer.

¿Por qué esta caja negra y su número mayor? La razón por la que el gobierno sólo nombra a 29 fondos fiduciarios es porque corresponde a la clasificación presupuestaria aplicada en función a la Ley 24.156 de Administración Financiera que establece y regula la administración financiera y los sistemas de control del sector público nacional. En su artículo 8 destaca que "las disposiciones de esta Ley serán de aplicación en todo el Sector Público Nacional", el que a tal efecto está integrado por la Administración Nacional, empresas y sociedades del Estado, entes públicos excluidos expresamente de la Administración Nacional y en su inciso d) agrega a "Fondos Fiduciarios integrados total o mayoritariamente con bienes y/o fondos del Estado nacional". La palabra clave es "mayoritariamente". Y también lo referido a los bienes y fondos del Estado.

Va un ejemplo para que quede más claro. Supongamos que una empresa tiene una concesión del Estado para prestar un servicio y en el contrato se especifica que el pago del cánon se haga a través de un fondo fiduciario, el que a su vez se encargará de ejecutar determinadas obras. Este fondo fiduciario, dado que el dinero lo aporta una empresa privada, escapa al inciso d). Por ende no figura en la lista de los 29 en danza. Este ejemplo se aplica al Orsna, la autoridad aeroportuaria y las obras públicas que se realizan en el sector.

Inflación de enero: los datos que contradicen al optimismo del Gobierno y el impacto en actividad

Cristina vs Caputo: el dólar, la deuda y el billete de 8 centavos que debería valer $100.000

Los 29 fondos fiduciarios están en una planilla anexa al artículo 48 del proyecto de Presupuesto. Sólamente se informan los ingresos y gastos presupuestados y luego la ejecución. Nada se dice de cómo se ejecutan esos gastos, y desde ya los controles son nulos. Imagine el lector que si no hay supervisión sobre esas 29 cajas negras, lo que pueda suceder en los cerca de 121 fondos fiduciarios restantes. Ni siquiera forman parte del SIDIF, el sistema integrado de información financiera, en el que obligatoriamente se cargan todas las operaciones del sector público. Zona liberada. Ni siquiera figuran en la Contabilidad General de la Nación.

En algún momento de la gestión de Mauricio Macri se intentó relevar esta sótano del Tesoro Nacional y de la transparencia. Lo curioso, y penoso, es que ni los funcionarios de línea contaban con los contratos de los fideicomisos. Hubo que requerir información y contratos a empresas. De los 150 sólo había 29. Hoy quizás es e número sea otro en función de lo sucedido en los últimos 4 años. Antes de abandonar el gobierno, el kirchnerismo en 2015quemó la información.

Los fondos fiduciarios fueron creados en su mayoría para renegociar contratos de servicios públicos desde 2003. Algunos se crearon para ganar rapidez en la ejecución. Para ganar tiempo en licitaciones y ejecuciones de obras, se caía en el vicio de los fondos fiduciarios. Pero de nuevo: la mayoría fueron creados para lucro personal. Bien podría revisarse la conformación del comité de cada fondo fiduciario para escudriñar la terminal, es decir, quién era el que se hallaba detrás de cada "unidad de negocio".

Javier Milei puede en las próximas horas desactivar varios de los 29 fondos fiduciarios dado que fueron creados por un decreto o por simple resolución de la secretaría de Hacienda. Otros van a requerir una ley. Pero dado el creciente escándalo de estos fondos fiduciarios, la defensa de este "by pass" será quedar expuesto a este sótano del Tesoro Nacional.

Pero no es el único frente que abre el gobierno. La principal batalla se da en la provincia de Buenos Aires, refugio del kirchnerismo. ¿Faltará gasoil para la cosecha de soja? El 10% del gasoil puede faltar por problemas en Oiltanking, con derrames en la costa bonaerense y que el gobierno de Kicillof quiere trabar su normalización por "impacto ambiental". Detrás se ello se sospecha que se busque una revancha del faltante de naftas en la previa de las elecciones de octubre y que afectara la campaña de Sergio Massa. Hay mucha preocupación en petroleras por lo que pueda suceder dado que el petróleo que llega a Oiltanking se deriva a refinerías que terminan produciendo gasoil.

Desde ahora en adelante todo pasará por la actitud del kirchnerismo desde PBA. El próximo inicio de las clases puede llegar a ser el clímax que se alcance. Cristina Kirchner mostró las cartas con referencias desestabilizadoras a los gobiernos que no logran terminar el mandato. La mejor arma que tiene el gobierno hoy pasa por la estabilidad cambiaria y el descrédito del kirchnerismo. Pero habrá ruido con los idus de marzo. No debería sorprender la actitud bonaerense. Al fin y al cabo no es la primera vez que desde La Plata surgen planes oscuros.

Temas relacionados
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.