El ajuste está huérfano

Si en el siglo pasado varias guerras fueron provocadas por la búsqueda del control del petróleo, en este siglo habrá guerras motivadas por el control de la información". Moises Naim.

El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional firmado por el Board del organismo no saldrá hasta después de Enero. Mientras tanto el Gobierno hace los deberes. La expectativa era cerrar la semana con la Ley de Presupuesto 2021 aprobada por ambas cámaras del Congreso. No pudo ser.

La Secretaria de Hacienda cometió un error técnico en el envío digital omitiendo la incorporación de planillas anexas que detallan obras públicas de las provincias.

No obstante aseguran que en Diputados subsanaran el error la semana próxima y quedará aprobada la Ley.

La interpretación política que hacían algunos legisladores es que Cristina Kirchner mandó una señal al remitir la ley nuevamente a la Cámara de origen. Parece que no le gusto ver en los diarios que algunos de sus aliados busquen financiar sus proyectos políticos personales.

Un dato adicional llamó la atención 10 días atrás. Máximo Kirchner rompió la tradición parlamentaria y no dio el discurso de cierre como jefe de bloque para defender el presupuesto enviado por el Ejecutivo.

El tema que más preocupa hoy a la administración de Alberto Fernández es la inflación. Cómo enfrentar el año electoral con un índice descontrolado.

No obstante el Gobierno va a aceptar un nuevo marco tarifario y ya negocia con supermercadistas y alimenticias la eliminación de precios máximos de una gran cantidad de alimentos y bebidas.

Cristina está disgustada con el rumbo de la administración de Alberto Fernández. No es nuevo. En esta misma columna contamos que la relación entre ambos está cortada, que no se hablan y se comunican a través de intermediarios.

La semana en la que el dólar paralelo se encaminaba a los $ 200, Cristina se reunió con una senadora y dos senadores de su intimidad. Les dijo con su habitual vehemencia ''Si estos pelotudos no cambian vamos a volar por el aire", La frase es verosímil, ese adjetivo ya se lo escuchamos en la famosa conversación con Oscar Parrilli.

El Ministro de Economía Martin Guzmán afirmó que no habrá IFE 4. La erogación por el Ingreso Familiar de Emergencia en diciembre fue de $ 90.000 millones. Tampoco se prevé continuar con el programa ATP. Es decir, en el presupuesto enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso no está la pandemia. Quizás ello explique la euforia presidencial al anunciar la existencia de la vacuna.

La comunidad científica afirma que aun si se aprueba alguna de las que están en fase avanzada de desarrollo antes de fin de año, la logística de importación, almacenamiento, traslado y aplicación llevará meses. Alcanzará solo a un sector de la población que se calcula, si todo sale bien, en 10 millones de personas en todo el país.

Por lo tanto, no hay razón para pensar que la Argentina no enfrentará a fin del verano una segunda ola como sucede en el hemisferio norte.

Aunque el ministro de Economía muestre números de reducción de déficit al FMI, será difícil no recurrir nuevamente a una creciente emisión monetaria si hay que reeditar algún tipo de confinamiento.

¿Cómo contener la convulsión social que ya ha generado la pandemia más la que vendrá cuando recrudezcan los casos?

Aquí aparece la principal contradicción en el discurso oficial. Si no hay IFE o ATP previstos en el presupuesto porque terminó la pandemia como consecuencia de la aparición de la vacuna, no hay justificación sanitaria para suspender las PASO. La realidad es que quienes más interés tienen en la suspensión son los gobernadores.

Sin embargo, ni Cristina Kirchner ni el presidente Alberto Fernández tienen intención de dejarlas sin efecto.

La semana pasada el Ministro del Interior "Wado" de Pedro se comunicó con Horacio Rodríguez Larreta para decirle que no hay voluntad del gobierno de enviar ese proyecto al congreso. No todos en la coalición de gobierno piensan lo mismo.

El Presidente no quiere abrir más frentes de conflicto con la oposición. Especialmente a nivel parlamentario. Tiene por delante la discusión de la nueva fórmula de movilidad previsional. Un ajuste brutal y cruel sobre el bolsillo de los jubilados.

Si la objeción para la realización de la elección PASO no fuera sanitaria sino económica, la oposición propondrá incorporar la boleta única electrónica. De ese modo se reduce 60% el costo electoral.

Cristina Kirchner es muy crítica de la gestión de varios ministros del gabinete nacional, entre otros tenía apuntada a Maria Eugenia Bielsa.

La construcción de vivienda y la obra pública es lo que más demanda mano de obra y reactiva la economía. Por ello Cristina pensó en poner allí alguien propio como Jorge Ferraresi. Piensa en un tándem en esa área con Gabriel Katopodis. Los gobernadores que hablan con Cristina Kirchner le cuentan de la cercanía del Ministro de Obras Públicas.

El oficialismo insiste en que el impuesto a la riqueza va a salir. A pesar de que estaba supeditado a la emergencia sanitaria que el Gobierno se empecina en decir que quedó atrás como consecuencia de la aparición de la vacuna.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios