Cambios en el BCRA, pero el mercado se pregunta cómo se financiará 2021

En el mundo de la política las historias suelen tener sorpresas. Cuando nadie lo espera, los cambios ocurren. Ayer sorprendió cuando se conoció que Diego Bastourre, actual secretario de Finanzas, dejará su cargo para ocupar un sillón en el directorio del Banco Central.

Bastourre, a quien se le reconoce un buen trabajo en la Secretaría de Finanzas, como la reconstrucción y normalización del mercado de deuda en moneda local y también ser parte importante en la reestructuración de la deuda bajo ley local y extranjera del año pasado, no deja de ser un hombre del ministro de Economía, Martín Guzmán . Un Guzmán que, con su perfil bajo, logró que en un año de plena pandemia la crisis de la economía no fuese mayor. Es obvio que también esas medallas se las comparten en otros ministerios y también en el Banco Central.

Pero es justo en la entidad que comanda Miguel Pesce donde se produce el movimiento de directores. Por un lado llega un hombre de Guzmán al directorio del BCRA y por otro, la silla que ocupará Bastourre la deja Carlos Martín Hourbeigt, un director que respondía al ex ministro de Economía de Néstor Kirchner, y ex candidato presidencial, Roberto Lavagna. En su carta de renuncia, Hourbeigt, describe sus logros como el de "haber alcanzado como Presidente de la Comisión de Operaciones y Medios de Pago, con el firme apoyo de mis colegas en el Directorio y el Presidente de la institución, objetivos de interés para el funcionamiento de la economía, al servicio de toda la población argentina como la iniciativa Transferencias 3.0".

Luego, en el último párrafo de la carta, el ahora ex director del BCRA, dice que motiva su renuncia "la comprensión de las necesidades políticas del Gobierno de la Nación en esta hora en la que deseo que Dios lo ilumine para que sus decisiones contribuyan a mejorar la calidad de vida de los argentinos".

Lo que no dice la carta es que tal vez Hourbeigt fue el apuntado para dejar el cargo, que había asumido en 2020, porque Lavagna comenzó a criticar la política económica del Gobierno. Y si bien oficialmente nadie lo afirma o lo desmiente, lo cierto es que los pases de factura en la política existen.

Pero lo que sí se pregunta el mercado es cuál será el plan del ministro de Economía, Martín Guzmán, para financiar el año, un año donde las necesidades de financiamiento son mayores que las de 2020. Los operadores de bancos de inversión insistían ayer en que las herramientas de tasas bajas en pesos no son del agrado de los inversores. La respuesta la tendrá que dar Guzmán.

Y la tarea de buscar soluciones al financiamiento el ministro no la compartirá con Bastourre, pero sí de Mariano Sardi que se desempeñará como secretario de Finanzas. El que acompañará a Sardi es Fernando Morra, que reemplaza a Haroldo Montagu, al frente de la Secretaría de Política Económica.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios