Virales

Estudió cuatro años una carrera universitaria y descubrió algo que la dejó sin título

Se trata de una influencer que estaba a cuatro meses de terminar la cursada de su Licenciatura en Inclusión Educativa, pero se llevó una sorpresa que la dejó sin título.

TikTok es la aplicación de videos más usadas en el mundo, tanto por jóvenes como adultos que comparten y consumen contenido a diario. En muchas ocasiones se viralizan historias como la de Halis Montero, una joven estudiante mexicana que compartió la pesadilla que vivió.

La historia de Montero se viralizó en TikTok a principios de este mes cuando le contó a sus seguidores que estudió una "licenciatura que no existía". Hace unos días volvió a compartir testimonio sobre su situación.

"Estudié una licenciatura que no existía, estoy vetada de mi escuela y muchos maestros hacen comentarios negativos hacia mis compañeros sobre que no me sigan el juego", aseguró la joven hace una semana después de que su historia se viralizara.

Y expresó: "Yo no sé de qué juego hablan porque para mí estudiar no es un juego. Porque no es un juego cada vez que ellos me pidieron dinero para pagar mis cuotas semestrales y las tuvieron porque para mí no fue un juego cuando ellos me dijeron entrégame tu tesis y la entregué en tiempo y forma".

Además, indicó que la universidad le había pedido "cifras grandes de dinero" y ella lo pagó. "Les di el dinero, pero no les pidan a ellos que te den una clave de universidad, ni les pidas que te den un título porque eres demasiado exagerado", enfatizó.

"Estás pidiéndole cosas que no está en sus manos hacer. Si no está en sus manos hacer y no pueden hacer nada, retírense de sus puestos laborales", concluyó.

Halis Montero contó su historia en TikTok. Su video fue reproducido por más de 1.4 millones de usuarios. (Captura de pantalla).

¿Por qué la tiktoker estudió una carrera que no existe?

"Storytime de cómo estudié una licenciatura que no existe", comenzó el video de la joven. "Yo sé que la educación es un privilegio y sé que la universitaria es un privilegio aún más grande e ir es muy costoso", aseveró.

En 2018 Halis no tenía el dinero suficiente para estudiar en una universidad que ella quisiera y le pidió apoyo a su familia mientras encontraba un trabajo para tener los ingresos que le permitieran costear su carrera.

Pero su familia le dio a elegir entre ser maestra o enfermera. "Para eso te vamos a ayudar", recordó la joven sobre el pedido que les había hecho, situación que no le molestó.

Le eligieron la licenciatura en educación especial, carrera que no sabía de qué se trataba y a medida que la conoció le "encantó". Logró pasar el examen e ingresó a las denominadas "escuelas normales del país".

"Desde el día 1 de Universidad todo estuvo mal", reconoció la mexicana, pero ella no lo pudo ver porque estaba "preocupada por el dinero para estar ahí". Halis se había mudado al Estado de Guerrero, era todo nuevo para ella.

Cuando llega le dicen que su licenciatura "desapareció" y que pasó a llamarse "Inclusión educativa". Le dieron la opción de continuar o dejar.

Sin embargo, decidió quedarse por todo el "esfuerzo" que había hecho y la institución que había elegido era "verdaderamente valorada" y se encontraba ligada a la Centro de Estudios de Posgrado (CEP) de México.

"En el final de la carrera comienzan las irregularidades. Toda la licenciatura me fue bien, hice todo lo que podía hasta que llegó el momento de la titulación", recordó.

Cuando le faltaban cuatro meses para finalizar la carrera le dijeron que tenía que validar "dos semestres de inglés en una semana", ella no estaba de acuerdo, pero no le quedó alternativa y tuvo que hacerlo.

Desde la secretaría la llamaron y le informaron: "Creemos que vas a tener problemas con tu licenciatura porque es muy nueva. Mejor comunícate con tu normal para ver si te van a dar el título, pues te vamos a remover de tu cargo".

Desde la universidad le dijeron que lo iban a resolver, pero la joven no les creía "nada" y fue a la Dirección de Profesiones mexicana para preguntar si "la normal tenía la licenciatura registrada" y si ellos le podían "expedir un título o cédula provisional profesional".

"No existe", le respondieron desde la oficina gubernamental. La joven protestó que a ella y otras 300 personas estudiaron una "licenciatura que no existía, que no estaba registrada".

Las autoridades no sabían que la escuela estaba ofreciendo esa licenciatura. "Fui a las autoridades del Estado, del Municipio, pero todas decían que tenía que arreglarlo con la normal", contó.

Incluso intentó demandar a la institución, pero era la única inconforme. En julio tendría novedades sobre el caso.

Temas relacionados
Más noticias de Viral

Las más leídas de Clase

Destacadas

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.