Ni consultor ni coach: qué es y para qué sirve un Interim Manager en tiempo de crisis

por  LILIANA CÁRDENES Y SANTIAGO BIANCO

Directores Kyohr.com

0

Ni consultor ni coach: qué es y para qué sirve un Interim Manager en tiempo de crisis

Son clave para devolverle motivación, foco y resultados a equipos desgastados. Se los contrata por proyectos pero con total autonomía y responsabilidad. Si bien su servicio es por tiempo limitado, su impacto en la cultura de la organización es radical.

Los Interim Managers son profesionales altamente experimentados que brindan una colaboración temporal a una empresa para resolver necesidades coyunturales de la organización.

Gerenciamiento Interino o de Transición, otra manera de denominar al Interim Management, es un servicio de alto valor agregado que refuerza la estructura de la compañía, a través de recursos humanos de gran seniority y externos, que operan “desde adentro de la empresa” un proyecto determinado. A diferencia de los consultores, los Interim Managers actúan con autoridad y autonomía para ejecutar en forma directa las decisiones que hagan al proyecto comprometido, dentro del plazo y el presupuesto acordado.

Qué son los GeFe(s) y por qué pueden salvar a las empresas en crisis

Todo cambia en el mundo del trabajo. Las nuevas generaciones, el paso a retiro de las personas mayores, las flamantes carreras que toman la delantera y las habilidades blandas más cotizadas hoy -que no son las que se buscaban hasta hace sólo dos años-, son aspectos diferenciales de esta reinvención del entorno laboral fomentada por el avance tecnológico y las transformaciones permanentes.

Los motivos por los que se apela a esta modalidad de contratación son variados: puede tratarse de un período de transición, de un proyecto de cambio estratégico, o de la implementación de políticas de reajuste destinadas enfrentar una crisis corporativa, sólo por mencionar los más habituales.

En estas situaciones, un rol permanente e interno puede ser innecesario (si el proyecto tiene comienzo y fin delimitados), puede no resultar conveniente desde el lado humano de la transformación (si el proyecto requiere una fuerte reestructura inicial pero luego demanda una refundación cultural), puede no ser fácil de ser encontrado a corto plazo (si existe un imperativo de ejecución inmediata y los skills requeridos son escasos en el mercado), puede incluso tratarse de una cuestión de costos (para un start up e incluso para una pequeña o mediana empresa, es la única forma de acceder a profesionales con este nivel de experiencia y seniority).

 

Gestión del caos: por qué administrar el cambio no es para cualquiera

Las organizaciones de todo tipo se debaten diariamente en un mundo vertiginoso y en constante transformación. De allí que el rol de administrar situaciones cambiantes minuto a minuto no es para cualquiera: se requieren grandes dosis de excelencia profesional, entendimiento, apertura mental, equilibrio en la gestión emocional y, fundamentalmente, mucha, mucha paciencia.

Básicamente se los contrata visualizando todo el valor que esta modalidad de servicios profesionales aporta a la compañía, en tres pilares centrales: como respuesta y solución a las necesidades coyunturales de expertise; como herramienta estratégica para abordar la gestión del cambio y el desarrollo del negocio; como modelo innovador para la gestión del talento directivo.

Puede ser útil para pymes y emprendedores, que naturalmente no tienen una estructura tan grande ni con capacidad de captar e incorporar tanto expertise internamente. Para estas organizaciones tal vez sea la única vía de acceso a profesionales con tanto seniority.

Las 6 razones para contratar un Interim Manager

1 - Complementa al equipo directivo de la empresa, lo cual implica incrementar el valor de dicho team y aportar colateralmente un mentoreo 'on the job' de gran valor agregado para el talento corporativo.

2- Trabaja y es retribuido por objetivos, lo que produce un gran compromiso por parte de la persona que brinda el servicio. Esto suele generar un mayor retorno de la inversión, al entregar un resultado concreto en tiempos récord.

3- Facilita gran rapidez en la puesta en marcha y mucha flexibilidad en modos de prestación (prácticamente todas las variantes de inserción en el negocio son posibles: full-time o partime, presencial o remoto, sólo o con su equipo, e incluso una combinación 'agile' de todas las variantes en juego).

4- Brinda mayor objetividad en el desempeño de su labor, por poseer una visión externa de la empresa. Ofrecen una perspectiva fresca al no estar condicionados por la cultura ni la política interna.

5- La vinculación es temporal (durante la realización del proyecto), lo cual implica que la empresa no asume el compromiso de una contratación permanente.

6- Aporta competencias sofisticadas de management que impactan en la cultura de la organización: un mejor balance entre tiempo de análisis y puesta en acción, lo que les permite tomar un rápido control de la situación; habilidades de liderazgo diferenciales (suelen operar a un nivel superior en la organización, a menudo son sobrecalificados para las funciones que asumen); alta responsabilidad, ya que no asumen un papel meramente consultivo sino que son gerentes dotados con la responsabilidad de gestionar el negocio.

10 ejemplos de competencias de un IM

1. Sustitución temporal de un cargo directivo

2. Starts-ups de compañías

3. Procesos de integración en fusiones o adquisiciones

4. Desarrollo estratégico de una línea de negocio

5. Aceleración de la transformación digital

6. Cambio de modelo operativo

7. Reestructuración de unidades de negocio

8. Desarrollo de nuevos negocios o nuevos mercados

9. Elaboración e implementación de planes estratégicos

10. Consolidación y profesionalización de un negocio

Cómo lograr que no sea visto como un intruso

La experiencia indica que la ejecución media de un Interim Management se sitúa entre los 6 y los 18 meses, aunque algunos proyectos pueden durar hasta dos años. En situaciones de crisis, cambio, transformación, contar con un experto que ayude a encontrar el rumbo y a mantener la actividad de la compañía genera siempre expectativas positivas. Muchas veces hasta devuelven la confianza a un equipo desgastado, primer paso para el cambio en cualquier organización.

Además, se produce un interesante efecto enriquecedor, por el intercambio de conocimiento, contactos y experiencias que, fruto de sus años de experiencia, también agregan valor.

Los 7 ejercicios para tener más inteligencia emocional en la oficina

La inteligencia emocional es una de las habilidades indispensables en el mundo relacional de las personas, ya que permite conectar mejor con quienes somos y convivir eficazmente con el entorno en todo tipo de situaciones.

Tips para elegir un Interim Manager

Para Kyo HR, el mayor el mayor valor de un IM es que sea un talent sherpa: alguien que ayude al equipo interno de la empresa a realizar su potencial. Un Interim Manager tiene una visión experimentada, objetiva y desapasionada de los retos y problemas de la empresa, un profesional que ha recorrido el camino de aciertos y errores necesario para encontrar soluciones.

Para elegirlo, no sólo se recomienda recurrir a un profesional muy experimentado, sino que además tenga el don del liderazgo emocional, que conecte con las personas, que no esté enfocado en su propio brillo sino hacer brillar a los demás: siempre en las cuestiones corporativas, el primer y principal desafío pasa por el liderazgo y la cultura.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping