Dónde comer

El bistró francés de Recoleta que combina platos mediterráneos con toques de bodegón

La olla de Félix atiende desde 1993 y logró cautivar a los comensales más gourmet con sus platos de autor. Su menú es un mix entre la cocina francesa y porteña.

¿Cómo sería si la cocina francesa se encontrara con los bodegones porteños? La Olla de Félix combina ambos mundos en un local que se convirtió en parada obligatoria para los consumidores gourmet de la ciudad.

Fundado en 1993 por el chef cordobés Félix Rueda, este bistró porteño mezcla platos bien argentinos con algunas influencias de la cocina mediterránea. Su dueño no solo tiene un ojo puesto en el negocio, sino que también se lo puede ver entre hornallas, sartenes y cacerolas al mando de la cocina.

Su historia

"Surgió con una amiga cuando yo volví de Europa. Tenía un pequeño restaurante sobre la calle Arenales tipo bar, que funcionaba medio día, y mi amiga me preguntó si me quería agrandar", relató Rueda en 2012, en una entrevista con el canal Incucina. Y continuó: "Le dije que sí, que había visto un local a la vuelta sobre Juncal que me gustaba. Ahí había una verdulería que se iba. Fui a ver a la dueña y lo alquilamos. Tuve varios socios y al final me quedé solo".

Félix Rueda, chef y dueño de La olla de Félix

En los últimos años, La olla de Félix se había convertido en un boom del boca a boca entre los sibaritas locales. Su aura de exclusividad al ser un espacio pequeño con pocas mesas lograba que fuera difícil conseguir lugar para sentarse a comer.

Recientemente se mudó para sumar metros, mesas y, por supuesto, comensales. Desde 2017 se movió unos metros por Juncal y ahora está ubicado en una antigua casona renovada que, sin embargo, mantiene la esencia del local original con su decoración y paredes al rojo vivo. Para su nueva etapa, el restaurante sumó a Donato Mazzeo, exjefe de cocina del Hotel Plaza.

El menú

A la hora de elegir qué comer, en la sección de entradas pica en punta el paté casero con chutney de tomates, reducción de oporto y jerez. También en su menú se destacan las sopas, en particular dos: una de espinaca, huevo poché y salsa inglesa; y otra de cabutia, jengibre y salvia.

En cuanto a los platos principales brillan algunas creaciones que combinan delicias europeas con toques porteños. Por caso, el risotto milanés con osobuco, el matambre a la pizza o el roll de pato relleno de pistachos con salsa foie y puré toffee y manzanas.

La olla de Félix está en Juncal 1642, Recoleta (CABA) y abre de lunes a sábados de 12:00 a 00:00 hs.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios