Análisis

Otro indicador negativo para la Argentina: cae un dato clave del termómetro económico

Caen las fusiones y adquisiciones. Hasta octubre se registraron 70, contra las 87 del año pasado en el mismo periodo. También se produjo un desplazamiento hacia sectores como Minería. ¿Cómo debe leerse ese dato?

Hasta octubre, se produjeron 70 fusiones y adquisiciones en la Argentina por un monto de US$ 1428 millones, contra las 87 que se habían registrado en igual periodo del año pasado, según un informe de First Capital Group. ¿Cómo debe leerse ese dato? ¿Es un indicador más de la crisis argentina?

"El panorama económico y político, la incertidumbre monetaria y cambiaria, hacen que las negociaciones en las transacciones sean muy complejas. Seguramente, muchas operaciones pusieron en ‘stand-by', a la espera de más definiciones en relación con el futuro político y económico del país", asegura Cristian Traut, gerente de First Capital Group.

"La Argentina tiene un flujo histórico de operaciones promedio que ronda los 110 acuerdos por año y se ubica como el quinto país de actividad en la región latinoamericana", señala Alejandro Cagliolo, Analista Senior de Corporate Finance de First Capital Group. Los años en los que menos transacciones se realizaron fueron 2016 (61 operaciones) y durante la pandemia (2020 terminó con 68).

Para Juan Tripier, Senior Manager de Deals Advisory de PwC, "las fusiones y adquisiciones son un termómetro de la economía, de la situación del país y de cómo te ven los inversores". Afirma, asimismo, que, habitualmente, las operaciones están muy influenciadas por el contexto político. Señala que en los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri hubo 430 transacciones, por un monto de casi US$ 23.000 millones, es decir, casi 100 transacciones en promedio por año, y durante el gobierno de Alberto Fernández se concretaron 300 por un monto de US$ 7000 millones. Aclara que las fusiones y adquisiciones no están necesariamente asociadas a la ideología imperante, sino a la previsibilidad y a las variables de mercado que la demuestran.

"Industria y Retail" concentró este año el 23 por ciento de las transacciones, en comparación con el 16 por ciento del año pasado. 

Además de una caída, también se produjo un desplazamiento de las inversiones. De acuerdo con el trabajo de First Capital Group, mientras que el año pasado los rubros servicios y tecnología lideraban las transacciones con 28 por ciento y 24 por ciento, respectivamente, este año las operaciones en esos sectores pasaron a 10 por ciento y 17 por ciento. En tanto, "Industria y Retail" concentró este año el 23 por ciento, en comparación con el 16 por ciento del año pasado, y "Minería" pasó del 10 por ciento al 20 por ciento. Esta última, además, representó el 67 por ciento del monto de las transacciones (US$ 952 millones).

"Actualmente, Minería es el rubro de mayor actividad, impulsado por operaciones relacionadas con el litio y el cobre", explica Cagliolo. "Durante el periodo de restricciones por la pandemia de Covid 19, los sectores de Tecnología y Servicios vieron mucha actividad relacionada con operaciones de compañías fintech/insurtech, logística y desarrollo de software, entre otras. Estaba impulsado por la digitalización obligada que trajo la pandemia y que hoy está alcanzando niveles más estandarizados", agrega.

"La minería y los recursos naturales (petróleo y gas, energía en general) se muestran muy activos en operaciones de fusiones y adquisiciones, principalmente con inversores extranjeros (mayoritariamente, canadienses) que buscan posicionarse estratégicamente", completa Miguel Ángel Arrigoni, CEO y partner de First Capital Group.

La Argentina es el quinto país en cantidad de operaciones en América latina, detrás de Brasil (780), Chile (210), México (210) y Colombia (130).

Respecto de los compradores, estos se dividen de manera equilibrada entre extranjeros (55 por ciento) y nacionales (45 por ciento). En relación con los primeros, Norteamérica (Estados Unidos y Canadá, principalmente) y Europa (Francia, Reino Unido y Holanda, en mayor medida) concentran el 80 por ciento de la totalidad de las transacciones.

En tanto, las que venden también incluyen inversores extranjeros. "En los últimos años, se han observado anuncios de reestructuraciones operacionales y salidas de compañías multinacionales del país", dice el trabajo. "En los últimos 10 meses, los vendedores extranjeros pasaron de un 23 por ciento en 2022 a un 41 por ciento a octubre de 2023, representando un interés de venta o salida de inversiones extranjeras en activos nacionales", añade. Y concluye en que la tendencia muestra la compra de activos nacionales por grupos y empresas con inversiones locales.

Esta nota se publicó originalmente en el número 359 de revista Apertura.

Temas relacionados
Más noticias de fusiones y adquisiciones

Las más leídas de Apertura

Las más leídas de Negocios

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.