Marcas argentinas

La historia detrás del alfajor Grandote: de ícono de los 90 a desaparecer de los kioscos

Se hizo conocido a partir de un particular spot de radio. Hoy la empresa que lo fabrica está en concurso preventivo desde 2019.

Todos los años se venden más de 1000 millones de alfajores en la Argentina. No faltan opciones, desde bañados en chocolate hasta rellenos con corazón de mermelada. También hay para todos los bolsillos con sus variantes gourmet y otras más económicas. Dentro de este segmento hay una marca que, con bajo perfil y a fuerza de un particular spot radial, se ganó un lugar en la cabeza de los consumidores. Se trata de Grandote, un alfajor con varias décadas de experiencia, pero que en el último tiempo enfrentó varios inconvenientes.

Todo comenzó como un emprendimiento de las familias Cavallo y Conde Hernández. Según su sitio oficial, aseguran que la firma tiene más de 45 años de trayectoria en el negocio golosinero. En 1993 se constituyeron formalmente como Productos La Nirva SA, aunque para esa época ya habían anotado un par de hitos en los kioscos.

Spot para el recuerdo

Dentro del segmento económico la firma competía con la marca Grandote, tanto en su versión de chocolate como de baño blanco. En particular su popularidad creció a partir de 1992 gracias a la creatividad de Ricardo Guazzardi, un histórico nombre de la radio argentina.

El low cost Grandote y el premium La Recoleta comparten dueño

Según cuenta Facundo Calabró en su libro "En busca del alfajor perdido", se cree que fue Guazzardi quien ideó el reconocido spot que llevó a la etiqueta a la fama nacional. "Ya probaste el chiquito, ahora probá el Grandote", aseguraba. Y luego iba acompañado del clásico: "Alfajor Grandote, doble y triple sabor".

Transpirar la camiseta

La fábrica de la empresa estaba ubicada en Lomas del Mirador, La Matanza. En un comienzo tenía 1500 m2, pero a medida que el negocio fue tomando volumen se fueron expandiendo. Se sumó una línea de alfajores premium, La Recoleta, además de propuestas de conitos de dulce de leche y cubanitos. De los 1500m2 iniciales pronto se pasaron a los 6000m2 con los que cuenta hoy.

En 2018 Chacarita lució al alfajor Grandote como sponsor

Por otro lado, La Nirva también siguió el mismo camino de otras productoras de alfajores y tuvo un paso como sponsor en el mundo del fútbol. Así como Jorgito supo estar en la camiseta de Godoy Cruz, Fantoche en la de Yupanqui y Guaymallen en la de All Boys; Grandote estampó su logo en la indumentaria de Chacarita en 2018. Además, La Nirva estuvo presente en la camiseta de Almirante Brown a principios de los 90.

En concurso

En marzo de 2017 los dueños le vendieron la compañía a Grupo Blend por u$s 8 millones y al poco tiempo empezaron los problemas. Desde marzo de 20019 la sociedad se encuentra en concurso preventivo.

Mientras tanto, los trabajadores de la fábrica (con capacidad para elaborar 1,6 millones de unidades por día) buscan la manera de establecer una cooperativa para que la planta siga funcionando.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios