Marcas argentinas

La compran todos los argentinos pero nadie sabe su historia: esta es la sal que usamos todos

Lleva más de 85 años en el mercado y hoy está en manos de una empresa tucumana. El empresario detrás de la marca líder del segmento.

En la Argentina se estima que el consumo de sal per cápita va desde los 10 hasta los 12 gramos por día. Aunque la mayor parte proviene de alimentos procesados, existen dos grandes jugadores que se disputan un lugar en la mesa de los argentinos. Una de ellas es Celusal, que lleva varias décadas dentro del rubro y en los últimos años se expandió hacia otros segmentos del mundo alimenticio.

La marca nació oficialmente en 1936 y fue registrada por Celsal SA, una sociedad rosarina de la que existen pocos registros. Su gran competencia en el sector es Dos Anclas, manejada por Compañía Introductora de Buenos Aires y lanzada al mercado en 1951. Ambas protagonizan el market share del sector.

Cambio de manos

En el 2000 la firma santafesina se fusionó con Industrias Químicas y Mineras Timbo SA, actual dueña de Celusal. A cargo de la compañía está Alfredo Gusmán, quien la maneja junto a sus hijos. Además de su participación en el negocio de la sal, el empresario también se dedica al sector ganadero. Es propietario de Cabaña Don Carlos, donde cría raza Aberdeen Angus y fue presidente de la Asociación Argentina Angus.

Alfredo Gusmán, titular de Timbó y dueño de Celusal

El nombre de la empresa está directamente relacionado con su origen, ya que su planta original se encuentra emplazada en Las Salinas, provincia de Tucumán. En esta área es característico el árbol timbó. Asimismo, la firma cuenta con un site en General San Martín, provincia de La Pampa. Ahí extraen materia prima de la salina ubicada en laguna Colorada Grande.

Más que una sal de mesa

"Somos líderes con casi 50 puntos de mercado, una diferencia importante con respecto a la segunda marca de mercado", aseguró Diego Bramajo, director comercial de Timbó, en diálogo con Adlatina en 2017.

La empresa también participa en el negocio del aceite de oliva con la marca La Toscana.

Dentro de su portafolio Celusal maneja sal fina, entrefina, gruesa y light; y recientemente sumó especias, como pimentón, orégano y provenzal, entre otras. Para las sales modificadas, la empresa tiene otra marca: Genser. En tanto, hace algunos años puso un pie en el negocio olivícola con la marca La Toscana y 500 hectáreas de olivo en La Rioja. Con esta etiqueta venden aceite de oliva, aceitunas y aceto balsámico.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios