ENERGÍA

La Agencia Internacional de la Energía dispara contra Rusia

El jefe de la entidad dice que los bajos flujos de gas que el Kremlin está enviando a Europa, claves a esta altura del año, coinciden con "crecientes tensiones geopolíticas sobre Ucrania".

El jefe de la Asociación Internacional de la Energía (AIE) acusó a Rusia de estar estrangulando el suministro de gas a Europa, en un momento de "mayores tensiones geopolíticas". Estas declaraciones del funcionarion implican que, para él, Moscú fabricó una crisis energética con fines políticos.

Fatih Birol dijo que la Agencia Internacional de la Energía, organización global que representa a muchos grandes países consumidores de combustibles fósiles, creía que Rusia estaba reteniendo, por lo menos, un tercio del gas que podría enviar a Europa, mientras drenaba las instalaciones de almacenamiento que el Kremlin controla en el continente para reforzar la impresión de escasez de suministro en ese mercado.

"Creemos que hay fuertes elementos de estrechez en el mercado europeo del gas debido al comportamiento de Rusia", declaró Birol. "Me gustaría señalar que los actuales bajos flujos de gas ruso a Europa coinciden con el aumento de las tensiones geopolíticas sobre Ucrania", añadió el funcionario. "Rusia podría aumentar las entregas a Europa en, al menos, un tercio. Este es el mensaje clave", subrayó el líder de la agencia.

Los comentarios de Birol son, hasta el momento, los que más apuntan al papel de Rusia en la crisis energética del Viejo Mundo y se producen cuando los hogares en el Reino Unido y Europa se preparan para fuertes aumentos en sus facturas, después de que los precios mayoristas del gas y la electricidad se dispararan a niveles record.

Rusia insistió durante mucho tiempo en que cumplió con todos sus contratos de suministro de gas a largo plazo a Europa. Pero los políticos y analistas la acusaron de retener los suministros desde el año pasado, al restringir las ventas al contado que, alguna vez, estuvieron fácilmente disponibles para los importadores.

Gazprom, el gigante gasífero que tiene al Gobierno de Rusia como principal sostén, quiere obtener la aprobación para la puesta en marcha del gasoducto Nord Stream 2 a Alemania, que está diseñado como una alternativa a las rutas de tránsito a través de Ucrania. Rusia estacionó alrededor de 100.000 soldados cerca de la frontera con Ucrania mientras Moscú mantiene conversaciones con los Estados Unidos sobre la seguridad europea. Se esperaba que hubiera una votación en el Senado de los EE.UU. esta semana sobre la legislación propuesta para imponer sanciones a Nord Stream 2.

Birol dijo que los países europeos, incluido el Reino Unido, necesitaban prepararse para futuras crisis asegurando almacenamiento adicional de gas para ayudar a aflojar la influencia de cualquier país sobre el mercado en momentos de tensión. Destacó el papel de Gazprom en la reducción del volumen de gas almacenado en las instalaciones que controla dentro de la UE.

"En términos de almacenamiento, el déficit actual de almacenamiento en la UE se debe en gran parte a Gazprom", explicó Birol, señalando que el almacenamiento total está en aproximadamente el 50% de la capacidad, en comparación con el 70% normal para el mes de enero.

"Los bajos niveles de almacenamiento en las instalaciones de la empresa en la UE representan la mitad del déficit de la UE, aunque el almacenamiento de Gazprom solo representa el 10% de la capacidad total de almacenamiento de la UE", agregó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios