Mercado aerocomercial

Cómo es el gigante carguero "Beluga"

Creado originariamente para el transporte de componentes para la propia Airbus, se convirtió luego en una nave emblemática de la logística de carga.

 Pablo Kornzaft

Para entender la naturaleza de esta particular aeronave lo primero que debemos repasar es el nacimiento de la compañía que desde sus inicios se planteó como una fábrica de aviones de un consorcio de países de Europa.

Para ello cada país participante debía aportar lo que mejor sabía hacer y entre Francia con la compañía Aerospatiale, Alemania con MBB, Gran Bretaña con la British Aircraft Corporation y España con CASA, nació Airbus.

Para la producción de su primer avión, el Airbus A300 con capacidad de aproximadamente 300 pasajeros como diseño inicial, uno de los grandes y mayores desafíos era el de transportar las piezas entre las distintas instalaciones de Europa para que lleguen hasta las líneas de ensamblaje final (FAL) en Toulouse.

Algunos componentes resultaban demasiado grandes para ser transportado por tren y para cubrir esa necesidad entró en servicio el primer Super Guppy, el avión Boeing que resultó pieza fundamental para el proceso de desarrollo y consolidación del consorcio europeo.

Créditos: Airbus.

Vaya paradoja e ironía de la aeronáutica que este modelo se convirtió en la primera generación de transporte de componentes de Airbus.

Desde comienzos de los años 70 fueron dos los Super Guppy que supieron volar para Airbus. En los años 80, con la compra de los derechos de producción de este modelo, Airbus sumó dos más a su flota totalizando cuatro aeronaves de esta primera generación.

Debido a su antigüedad, altos costos de mantenimiento y a su capacidad reducida e insuficiente para satisfacer la velocidad de producción de Airbus, en los años 90 se creó el Beluga que permitió un crecimiento adicional y un aumento significativo en la producción de aviones.

Sobre la base del modelo Airbus A300 y con la apertura de la bodega superior para el proceso se carga y descarga, la producción del primer Beluga A300-600ST, que resultó la segunda generación de transporte de componentes, comenzó en el mes de septiembre de 1992.

Dos años después, realizaba el vuelo inaugural...

Créditos: Airbus.

El primero de los cinco recibió el registro F-GSTA y operó durante 26 años hasta que en abril de 2021 fuera retirado de uso y almacenado en las instalaciones del Aeropuerto de Burdeos en la ciudad de Mérignac, Francia.

Mientras que el Beluga 1 y 2 entraban en servicio en el año 1996, el 3 fue entregado en 1997, el 4 en 1998 y el 5 y último en el año 2001.

Créditos: Airbus.

El Beluga resultó pieza fundamental para el proceso de desarrollo y consolidación del consorcio europeo. Con el correr de los años para afrontar los desafíos de producción planificados, Airbus decidió el lanzamiento de su tercera generación de transporte de componentes, pensando en cubrir y aumentar las capacidades de transporte de Airbus a partir del 2019.

Créditos: Airbus.

Ya con el primer Beluga XL ingresado en el proceso de montaje en enero de 2017 Airbus realizó el anuncio del nuevo avión de carga apuntando al 2018 para su presentación y vuelo inaugural.

Créditos: Airbus.

Una de las cosas que se debía definir era el diseño que iba a llevar esta nueva generación de transporte de componentes y para ello se abrió la posibilidad que los empleados de Airbus sean quienes lo elijan.

Y ello se dio con una encuesta de la cual participaron 20.000 personas y con un 40% de votos favorables, el livery sonriente fue el elegido ganador entre las seis opciones presentadas.

Créditos: Airbus.

Con una autonomía de 4.000 km (2.200 nm), una carga útil máxima de 51 toneladas, un tamaño de siete metros más largo y un metro más ancho que su predecesor, el nuevo Beluga XL le daba a Airbus la posibilidad de un 30% más de capacidad de transporte

A modo de ejemplo, un Beluga XL puede acomodar dos alas de avión A350, en comparación con una en el anterior Beluga ST.

Créditos: Airbus.

El primer Beluga XL, con evento de presentación y presencia de empleados, autoridades, invitados y prensa realizó su primer vuelo en el mes de Julio de 2018 y con la última incorporación de noviembre de 2023 ya son seis los aviones que vuelan para Airbus Beluga Transport tal como se denomina actualmente a la división de carga de Airbus.

Créditos: Airbus.

Se convierte en línea aérea de carga

Hace poco más de dos años, en enero de 2022, Airbus lanzó su servicio de carga aérea, Airbus Beluga Transport (AiBT), operado por Airbus Transporte Internacional (ATI) con la misión de crear una aerolínea dedicada con su propio Certificado de Operador Aéreo, con el objetivo que sean operados para terceros.

"Para nuestro expediente final, recopilamos numerosos documentos, que abarcan la seguridad de vuelo, las operaciones de vuelo, las operaciones en tierra, las operaciones técnicas y la formación de la tripulación", recordó Benoît Lemonnier, director general de Airbus Beluga Transport.

Como dato adicional , los pilotos que provienen de transportistas de carga regulares (líneas aéreas) no pueden simplemente participar en una operación de avión Beluga, ya que la misión y los perfiles de vuelo son muy diferentes, de ahí la nueva capacitación y habilitación de tipo requeridas.

Créditos: Airbus.

La flota Beluga fue construida para la red europea, cuyos sectores duran alrededor de cuatro horas como máximo. Sin embargo, para las misiones de larga distancia, sus tripulaciones tendrán que volar varios "tramos" antes de llegar a su destino.

"Esto será algo nuevo para muchas tripulaciones aéreas experimentadas de larga distancia que están acostumbradas a volar de Europa a Singapur, en 13 horas de principio a fin. Mientras que con el Beluga hablamos de cuatro tramos repartidos en dos días para llegar allí" explicó Olivier Schneider, Jefe de operaciones de vuelo.

Sus pilotos también necesitarán volar algunas misiones a 20.000 pies a aproximadamente Mach 0,7, frente a la altitud de crucero típica de 35.000 pies y la velocidad Mach 0,8 de los cargueros regulares.

La razón de esto es que ciertas cargas útiles, especialmente los helicópteros, generalmente no están certificadas para exposición a altitudes de más de 20.000 pies, una restricción que debe mantenerse mientras se transportan en la bodega de carga sin presión del Beluga.

Créditos: Airbus.

Además, los Beluga experimentarán condiciones climáticas variadas a altitudes de crucero más bajas, que, por el contrario, el transporte aéreo regular los aviones no encontraría más arriba a 35.000 pies.

Otra diferencia con respecto a una misión de carga normal se relaciona con la operación en tierra: la cubierta de carga principal del Beluga está bastante alta desde el suelo, por lo que se necesita mucha coordinación y tripulación especial para descargar la carga útil en el destino, lo cual es un parte clave de la operación que requiere varias horas para llevarse a cabo.

Créditos: Airbus.

Olivier resumió: "Nuestro objetivo es tener una flota de Belugas operando en todo el mundo. Lograr esto será la culminación de varios años de arduo trabajo. Tengo muchas ganas de que llegue este día y la idea de ver las míticas Belugas de Airbus sobrevolando los continentes del mundo".

Temas relacionados
Más noticias de Airbus
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.