La chivitería que duplicó locales en 2018

Con impronta uruguaya, esta firma incrementó un 50% la cantidad de puntos de venta que tiene en la Argentina el año pasado. Factura $ 42 millones y emplea a 120 personas. Ya analiza iniciar operaciones en Nueva York, Estados Unidos.

La chivitería que duplicó locales en 2018

Según su propio lema, Rex hace los mejores chivitos de la ciudad. El restaurante de comida rápida nació en 1996 en La Barra de Punta Del Este de la mano de Marcelo Suarez Bidondo. Dentro de una decoración y ambiente de calidad que remite a los Diners Americanos, durante 18 años, el local apuntó a un público turista y familiar.

En 2014, Suárez Bidondo se propuso llevar a Rex a Buenos Aires porque verificó que la mayoría de su público era argentino. El primer local se instaló en San Isidro y requirió una inversión inicial de unos u$s 200.000. A partir de entonces se sumó al proyecto Diego D’Alvia y armaron una sociedad. Con la llegada del nuevo socio, se empezó un proyecto acelerado de expansión. En 2015, abrieron otra sucursal en Nordelta y en 2016, en Tortugas. La estrategia fue apuntar a Zona Norte porque el público ya conocía el restaurante de visitarlo en Punta del Este.

"Después de la apertura de 2016, decidimos instalar una planta elaboradora para que los productos sean iguales en todos los locales. Desde allí, se distribuye toda la comida a cada uno de los Rex, que actualmente son seis. En 2018, inauguramos un local en el DOT Baires Shopping, otro en Palermo, cerca de Plaza Serrano y un tercero en el centro comercial Alto Avellaneda. Actualmente hay dos propuestas comerciales en Rex, el Diner tradicional y el Diner Fast Food. De este modo, terminó el plan de inversión en relación a los locales propios. Ahora, la idea es seguir expandiéndose con franquicias", cuenta D’Alvia. Actualmente, el que mejor funciona de los seis restaurantes es el de Nordelta.

A mediados de 2017, D’Alvia decidió seguir su propio camino y compró la marca en la Argentina. Así, Suárez Bidondo se quedó con el local de Punta del Este, el año pasado abrió otro en José Ignacio y prevé una apertura en Carrasco este año.

"Crecimos mucho en 2018. Duplicamos la cantidad de locales, pero de todas formas no dejamos de sufrir los efectos que sufrieron todos los comerciantes de la Argentina", dice D’Alvia.

En relación al proyecto de franquicias, D’Alvia señala que la inversión depende mucho de la obra civil, pero que el fee de Rex es de $ 800.000. El franquiciado es responsable de: canon de entrada; encontrar el local de 90 m2 mínimo; la reforma, mejora, reparaciones y mantenimiento del local; contratación del personal; trámites de habilitación, altas y registros necesarios para la apertura y el normal funcionamiento de la sucursal; y pago del royalty a la empresa.

La empresa proporciona: viabilidad de la zona del local sugerido teniendo en cuenta las distancias de exclusividad; acceso a las fórmulas del menú; asesoramiento, diseño y dirección conjunta de la obra: asesoramiento del equipamiento; manuales de capacitación de cada área, de operación y gestión; un representante presente en el local en la apertura y visitas constantes durante el primer mes; controles de calidad y producto, de mantenimiento del local y asesoramiento continuo con una frecuencia no menor a dos veces mensuales; tener línea directa a un representante de la empresa para consultar en cualquier momento, como parte miembro del equipo Rex; desarrollo de nuevos platos estacionales o de actualidad; material de comunicación para la sucursal, publicidad y redes sociales; provisión del producto; y sugerencia de proveedores esto incluye el uso de la marca en el local que se alquile, la capacitación de

todo el personal, proveerle la comida desde la planta, la búsqueda de personal desde el departamento de recursos humanos. Además, implica una visita semanal al local y sumarse a la campaña publicitaria. La inversión total no debería superar los $ 2,8 millones.

El perfil del cliente es muy variado. Los fines de semana, el público preponderante son las familias. El restaurante remite a los clásicos diners americanos, que son lugares retro de los ‘50, con una importante barra y booths, donde predomina el metal, el rojo y el damero.

El primer registro histórico de un diner data de 1872: fue un vagón tirado por caballos, equipado para servir comida caliente a los empleados del Providence Journal, en Rhode Island. En el caso de Rex, se complementan estos materiales y colores, con fotos de la época donde la estrella es Marilyn.

Como proyecto, la marca está pensando en Brooklyn. "Creemos que puede concretarse en un período no muy lejano. En eso estamos trabajando. Este distrito de Nueva York es uno de los lugares que más creció. En relación a lo gastronómico, Miami es más fácil, pero Brooklyn me parece más auténtico y con un mayor peso en marketing", anticipa D’Alvia.

Cada temporada, la empresa, que cuenta con 120 empleados, arranca una nueva carta, con productos que se van poniendo de moda. La idea es ir contratando distintos chefs para seguir mejorando el menú que se ofrece a los clientes.

Previo a Rex, D’Alvia se dedicó al rubro del esparcimiento. Tenía una discoteca. Enfatiza: "No me fue difícil adaptarme al rubro gastronómico porque siempre me dedique a brindar servicio, voy testeando lo que la gente está buscando".

La facturación de la empresa ronda $ 1,5 millón por mes por local. En 2018 facturó $ 48 millones. "Se factura un poco menos en invierno. La gente lo tiene con percepción de local de verano. Para cambiar esta mirada, modificamos algunos platos, como langostinos con leche de coco, que se consumía más en Punta del Este", dice el dueño del restaurante, el cual el 80% de la venta gastronómica es chivito y hamburguesa. Además, la carta cuenta con variedad de sándwiches, panchos, ensaladas, postres, milkshakes y tragos.

Rex ya se encuentra en las apps de delivery. "Rappi y Pedidos Ya lograron levantar la facturación en la semana. Son un gran aporte en ese aspecto. De todas formas, para mí no es lo mismo la experiencia de salir a comer que pedir la comida en tu casa", opina D´Alvia. En paralelo en la chivitería están generando una app propia. Esta aplicación va a incluir la propuesta de delivery, beneficios y para promocionarla, aquellos que la tengan van a participar por un viaje a China. La intención es que la app funcione en mayo.

Rex

Fundación: 2014

Inversión inicial: u$s 200.000

Facturación anual: $ 48 millones

Cantidad de empleados: 120

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar