EL CRONISTA EN NEUQUÉN

Pampa celebra el nuevo gasoducto y se preparara para seguir invirtiendo

Pampa Energía aumenta su producción un 60% gracias al Plan Gas y apuesta a crecer más cuando esté listo el gasoducto de Vaca Muerta. Viaje a El Mangrullo, la joya del tight

El Mangrullo es la joya de Pampa Energía en la que la empresa posó los ojos con la nueva edición del Plan Gas. Varias características hacen a este yacimiento diferente de los demás.

En principio, porque sus pozos principales son "no convencional" pero de tight (perforación vertical) y no de shale (largas ramas laterales), lo que los expertos suelen llamar "Vaca Muerta". En lugar de 4 meses entre la perforación y la conexión de cada pozo, el tight demora apenas 2 semanas y tiene un costo de 3 millones de dólares por pozo, versus los u$s 13 a u$s 15 millones del shale.

Pero también porque el yacimiento petrolero El Mangrullo es el único que tributa regalías a dos municipios de Neuquén (Cutral Co y Plaza Huincul; ciudades situadas a 50 kilómetros) y no a la provincia, a partir de los piquetes que nacieron precisamente en este rincón del país hace 30 años.

El Cronista visitó las instalaciones de Pampa Energía en este yacimiento al costado de la Ruta Provincial 10, en donde la empresa de Marcelo Mindlin sostiene su crecimiento de 60% de la producción de gas (en relación a 2020, en la previa al inicio del programa de estímulos a la oferta "Plan Gas 4").

El despliegue de equipos impresiona y sin embargo El Mangrullo es un área alejada del centro de la actividad de Vaca Muerta, más al noreste de la provincia. El camino es tranquilo desde Cutral Co; a diferencia de las rutas petroleras 7 y 51, rumbo a Añelo, donde los camiones colapsan el trayecto con la arena necesaria para inyectar a alta presión en otros yacimientos. Un pozo necesita 526 viajes de camiones.

Hace 6 años, cuando Pampa Energía compró la participación de Petrobras Argentina, El Mangrullo producía unos 2 millones de m3 diarios (MMm3/d) de gas natural. Con incentivos a la inversión, en el verano de este año el salto fue a 6,2 MMm3/d, a los que se suman otros 2 MMm3/d de Sierra Chata, la próxima joya que puede explotar en la cartera de la compañía.

En plena estepa patagónica unas 1100 personas trabajan para que esos números pronto queden en el pasado y sean largamente superados. Con una inversión de u$s 400 millones para 20 nuevos pozos y la construcción de una planta de tratamiento de gas, la firma puede alcanzar los 11,4 MMm3/d en el invierno de este año, que le permitirá ahorrar al país el equivalente a u$s 900 millones en importaciones.

El desafío no termina ahí. Las instalaciones que se pueden ver al costado del camino (caños, motocompresores e incluso el mismo equipo de perforación en el que este diario estuvo "en la boca del pozo") le permitirán a Pampa Energía saltar hasta los 16,5 MMm3/d de producción de gas en 2023 si está listo el nuevo Gasoducto Néstor Kirchner de Vaca Muerta.

El presidente de Pampa Energía, Marcelo Mindlin, comentó: "Estamos invirtiendo para crecer aún más, cuando esté listo el nuevo gasoducto". Las inversiones son para producción, capacidad de tratamiento y transporte de gas.

A su turno, el director Ejecutivo de Exploración y Producción (Upstream) de la empresa, Horacio Turri, destacó: "El nuevo gasoducto va a permitir eliminar la mayor restricción al crecimiento de la producción. Tanto Pampa Energía como las demás empresas podrán tener mayores niveles de actividad, las provincias tendrán más regalías y el país un gran alivio en su balanza comercial".

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios