Historia de película

Quién es Mauro Stendel, el joven millonario que ahora apuesta a una solución para el negocio pesquero

Nació en Caaballito y se radicó en los Estados Unidos en 2018 con solo u$s 500. En poco tiempo, logró ser dueño de más de 100 tiendas digitales. Hoy, con su fondo de riesgo entra en un negocio que lo apasiona. Qué propone

Mauro Stendel apunta alto. Se fue de la Argentina con 17 años y, tras diferentes experiencias que son dignas de una película, llegó a Nueva York con u$s 500 y, allí, comenzó su camino para, a los 26 años, poder ser llamado millonario.

Y ahora busca más. "Todos mis negocios son de flujo de caja: plata que entra pero el negocio no tiene apreciación", señala en charla con El Cronista, desde los Estados Unidos. Y sigue su explicación: "La única manera de llegar a 1 billón de dólares es a través de la valoración de mis compañías".

Ir al supermercado en tu propio edificio: cómo es la propuesta de este emprendedor que ya tiene una torre de Puerto Madero

Los 7 secretos de Marcos Galperin: cómo lidiar con la angustia de emprender, qué es el éxito y qué tipo de empleados busca

De ahí, que el joven visionario dueño de más de 100 tiendas digitales además de otros negocios, busca empresas con potencial a las que pueda hacer crecer. 

la nueva apuesta

En este caso, a través de su fondo de riesgo Quantink Ventures, Stendel entró en el negocio del pescado. "Nunca me meto en cosas que no me apasionan. Y, el negocio del pescado me gusta porque soy un apasionado del sushi y dije: 'A ver qué puede salir de este negocio'", cuenta.

Así, con una inversión de u$s 1,5 millones y se convirtió en el principal dueño de una compañía de intermediación pesquera, Oceanik Sea Food, una empresa que le facilita a los pesqueros de Sudamérica el ingreso de sus productos al mercado de los Estados Unidos.

Stendel apostó a un empresa de intermediación pesquera

"Un productor de pescado en Puerto Madryn le vende su producto a una empresa exportadora o al gobierno para que se venda en el mercado central. Y, por supuesto, a un precio muy barato porque todos deben lograr su ganancia", detalla Stendel. Fue así, que el empresario se preguntó: "Qué pasa si yo entró agresivamente y le facilito al productor traer el pescado a los Estados Unidos, comprándoselo directamente".

 La respuesta: los márgenes de esos productores aumentan y muchos ya que no se ven forzados a vender a precios bajos, pero, además, Stendel prevé una rápida apreciación de su empresa, a la que espera en cuatro años sacar a Bolsa. "Con el dinero que invertí a través de una nota convertible para la compra de la empresa obtendré acciones que propiciarán importantes ingresos en el corto plazo", dice.

los métodos de stendel

El joven empresario que nació y vivió sus primero años en Caballito, dice que el gran valor agregado que él le puede dar a una compañía tiene relación con sus procesos, sus contactos y por, supuesto, "su líquido".

"Tengo mucha experiencia en sistematización. En el caso de Oceanik Sea Food, por ejemplo, se podría crear un software a medida, automatizar procesos e incluso crear una app para que los productores publiquen ahí sus productos", ejemplifica.

el camino para ser millonario

Stendel nación en la Argentina y vivió toda su niñez en el barrio de Caballito. A los 17 años, cansado de la falta de oportunidades decidió irse a Israel. Su objetivo, entrar a la Unidad Secreta Élite de ese país para cumplir misiones especiales, meta que cumplió.

Sin embargo, en 2018, toma una nueva decisión y viaja a Nueva York solo con u$s 500 en el bolsillo. "Quería cumplir un sueño", señala. Tras dormir en un auto prestado durante varios meses, comienza a trabajar en el negocio de remodelación de casas y conoce al coach y emprendedor norteamericano, Grant Cardone, quien, lo inspira en sus objetivos.

Stendel en sus años en Israel

A la vez, era convocado a dar conferencias para contar su experiencia como soldado de élite.

Es así como comienza a vender  distintos productos en tiendas online, desde juguetes hasta muebles, productos de cocina, suplementos alimenticios, "conseguía inversores, sumaba tiendas, estudiaba cada marketplace, encontraba oportunidades, realizaba exhaustivas estrategias de marketing digital", relata Stendel que hoy vive en una mansión en Houston y tiene su propia colección de autos de lujo.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios