TRAS LA COP27Exclusivo Members

Qué están haciendo las empresas para acelerar la transición a la economía de emisiones cero

Luego de la Conferencia Climática de la ONU, donde las compañías tuvieron mayor participación, la descarbonización se convirtió en un objetivo común. En qué iniciativas ya están trabajando

En esta noticia

El planeta ya se calentó unos 1,2ºC en promedio desde fines de 1800 y los impactos del cambio climático están creciendo en todo el mundo. La sociedad civil advierte que los compromisos climáticos son insuficientes. Entre el 6 y el 18 de noviembre tuvo lugar la Conferencia Climática de la ONU, COP27, en Sharm el-Sheikh, Egipto. Este año se puso énfasis en la implementación: la intención es pasar de las negociaciones y compromisos a la acción.

En la Conferencia de las Partes, se discute, revisa y se establecen acuerdos sobre cómo abordar el cambio climático de forma colectiva. Allí participan cada año más de 20.000 representantes de gobiernos, ONGs, academia, empresas, organizaciones intergubernamentales, pueblos indígenas, sindicatos, prensa, entre otros.

Antonia Gawel, responsable de Cambio Climático, y Nathan Cooper, jefe de Estrategia de Asociaciones y Participación del Foro Económico Mundial consideran que la COP27 no avanzó en los compromisos ni mostró pruebas de una acción significativa por parte de los países para seguir reduciendo las emisiones globales. Cada año y cada COP es fundamental para avanzar en este objetivo clave: sin él, el mundo no limitará el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5 grados centígrados. "Desde este punto de vista, la COP27 fue una oportunidad perdida y potencialmente un paso atrás", expresan los especialistas.

Por otro lado, como "COP de África", los temas de importancia crítica para las economías en desarrollo, incluyendo la adaptación al clima y las pérdidas y daños, pasaron a primer plano, reequilibrando las negociaciones y restableciendo la confianza entre las partes. Se consideró un éxito el acuerdo para financiar las pérdidas y los daños en los países vulnerables afectados por las catástrofes climáticas, aunque los detalles del fondo aún deben concretarse.

"La agenda de la COP 27 de Egipto incorporó temas que tienen que ver con la asimetría en el origen y la evolución de los impactos en el cambio climático, ahondando en las pérdidas y daños que sufrieron y sufren los países más vulnerables a éste, además de la urgencia por dar respuestas y financiar la recuperación", señala María Eugenia Di Paola, coordinadora Ambiente y Desarrollo Sostenible del PNUD Argentina.

En América Latina y el Caribe, donde se concentra el 46,5% de bosques del mundo y se produce el 8,1% de emisiones de gases de efecto invernadero, si bien existen avances en relación a la ambición de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC por sus siglas en inglés), como muestra un estudio de la iniciativa Climate Promise del PNUD, el financiamiento continúa siendo una asignatura pendiente a fortalecer y profundizar. "En este sentido, instrumentos innovadores como el canje de deuda por acción climática, los bonos verdes y otras herramientas alternativas de las finanzas sostenibles resultan clave; además, la unidad y colaboración regional para abordar la crisis climática e impulsar un desarrollo integral y sostenible en un marco de transición justa es fundamental", expresa Di Paola.

El encuentro se realizó en noviembre en Egipto

La coordinadora del Área Clima y Energía del CEADS Virginia Vilariño participó de la COP27 en representación de la organización, reconocida con el estatus de "Observer Organization" por UNFCCC. Ella analiza: "Como sucede en cada COP de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, la evaluación de los resultados depende en gran medida del nivel de expectativas y de entendimiento de lo que podemos esperar de los procesos de negociaciones que ocurren durante y entre cada COP. Si nos guiamos por los objetivos establecidos para esta cumbre, enfocados principalmente en avanzar de los compromisos de los países a la implementación, en proveer y movilizar la financiación climática para países en desarrollo y en avanzar en la agenda de Adaptación para los países más vulnerables, podemos concluir que hubo algunos modestos avances, aunque no se lograron todos los objetivos. En la agenda de mitigación, no hubo retrocesos respecto a lo acordado el año anterior en Glasgow, pero tampoco un avance".

Vilariño considera que los resultados de esta COP estuvieron más orientados a enfrentar las consecuencias del cambio climático que sus causas. "La frustración de muchos actores se alimenta del hecho de que no tenemos más tiempo que perder, si aún queremos evitar los impactos más severos e irreversibles del calentamiento global y mantener el objetivo de 1,5°C", advierte.

EL ROL DEL SECTOR PRIVADO

Los referentes del Foro Económico Mundial consideran que el sector privado desempeñó un papel importante en la COP27, especialmente en los ámbitos de la ambición climática, la tecnología de bajas emisiones de carbono y la adaptación al clima. Se reconoció que el mercado de la adaptación podría tener un valor de u$s 2 billones al año para 2026, y que el mundo en desarrollo podría beneficiarse de gran parte de ello.

Más de 100 líderes de grandes empresas multinacionales, todos ellos miembros de la Alianza de Consejeros Delegados sobre el Clima, firmaron una carta abierta dirigida a los líderes de la COP27 en la que se comprometían a trabajar codo con codo con los gobiernos para llevar a cabo una acción climática audaz y a animar a todas las empresas a acelerar la transición a la Red Cero mediante el establecimiento de objetivos basados en la ciencia, la divulgación de las emisiones y la catalización de la descarbonización y las asociaciones en todas las cadenas de valor mundiales.

Más de 100 empresas multinacionales se comprometieron a trabajar codo a codo con los gobiernos

Además, las principales empresas de comercio y procesamiento de productos agrícolas lanzaron la Hoja de Ruta del Sector Agrícola, que lleva a la industria hacia acciones basadas en la ciencia, transparentes y rastreables para evitar y revertir la deforestación. Y 26 países firmaron un memorando de entendimiento mundial para que el 100% de las nuevas ventas de camiones y autobuses sean de cero emisiones para 2040.

Vilariño explica que el objetivo de la creciente participación del sector empresario en cada COP es demostrar apoyo y brindar confianza a los decisores de políticas públicas y demostrar que la comunidad empresarial apoyará con acciones una mayor ambición de las metas climáticas de los gobiernos. "En esta ocasión, hubo un Pabellón Empresarial, organizado por We Mean Business Coalition, WBCSD y más de 70 organizaciones empresarias, para coordinar la voz del sector. Los aspectos más relevantes para el sector privado estuvieron alineados con las prioridades de esta COP27: Ambición, Acción y Accountability (rendición de cuentas)", dice la referente del CEADS.

En cuanto a la ambición en los compromisos climáticos, los actores de la comunidad empresarial mostraron un contundente apoyo a mantener el objetivo de 1,5°C en el centro de la agenda de mitigación, como un límite más que como un objetivo, con la esperanza de que tuviera impacto en las negociaciones. "Se busca crear un círculo virtuoso de ambición para esta década decisiva para la acción climática: políticas e incentivos gubernamentales adecuados que permitan a las empresas invertir en soluciones de descarbonización, que a su vez den confianza a los gobiernos para aumentar la ambición", aclara Vilariño.

Para acompañar este círculo de ambición, se busca que más empresas establezcan objetivos creíbles (basados en marcos estandarizados y verificables) para la reducción de emisiones y reporten transparentemente su progreso. En términos de acción, el objetivo del sector fue demostrar soluciones concretas y modos prácticos para avanzar en acciones, aportando la experiencia y los ejemplos de progreso que están logrando empresas líderes, y mostrar cómo los gobiernos y las empresas pueden replicar y ampliar la escala de estos esfuerzos. Por último, en relación a la rendición de cuentas, el llamado del sector es crear una alineación del sistema corporativo de reporte climático y desarrollar un mecanismo para vincular el reporte del progreso de las empresas con el informe nacional de progreso.

El Grupo de expertos de Alto Nivel (HLEG) de ONU sobre los Compromisos Net Zero de los actores no estatales presentó su informe, "La integridad importa", una especie de guía para garantizar que los compromisos de las empresas sean creíbles y estén alineados con el objetivo de 1,5°C. El Informe fue recibido oficialmente por las Partes en el texto final de la COP27, siendo una referencia para Naciones Unidas, para gobiernos y la sociedad civil en lo que respecta a la credibilidad y la rendición de cuentas de los compromisos de los actores no estatales, principalmente de las empresas.

El informe solicita a las entidades no estatales que se comprometan a reducir inmediatamente las emisiones en toda su cadena de valor con objetivos a corto, medio y largo plazo basados en la ciencia. Los planes de transición deben ser detallados y mostrar reducciones inmediatas de emisiones, por su parte las inversiones de capital deben alinearse con dichos objetivos y con la trayectoria de emisiones netas cero de la entidad no estatal.

Para evitar el falseamiento (o la manipulación) en la contabilidad climática y otras acciones diseñadas para eludir la necesidad de reducir las emisiones reales de forma rotunda, las entidades no estatales deben publicar el progreso realizado anualmente. Tanto los planes de transición como el informe anual de progreso, cuya información debe ser comparable con la de sus homólogos, debe ser verificado por un experto independiente.

BALANCE DE LAS EMPRESAS

La directora de Comunicación y Sustentabilidad de Toyota Latinoamérica & Caribe, Viviane Mansi cree que en esta COP hubo mucha participación del sector privado. "Eso tiene que ver con que son muchas más las compañías que están preocupadas por la temática", comenta.

Según Mansi, las prioridades del sector están muy alineadas con la descarbonización. "Lo interesante es que ya no pensamos en una sola línea de acción sino en distintas alternativas. En la industria automotriz tenemos distintas tecnologías que nos permiten reducir las emisiones de los vehículos. Híbridos, híbridos enchufables, eléctricos a batería y a hidrógeno contribuyen al mismo objetivo y son más o menos eficientes de acuerdo a las necesidades de las personas", explica.

Por otro lado, la referente de Toyota destacó que durante la COP27 se vio cierta preocupación por el Green Washing. "Es muy positivo que las empresas hablen de esto. Cuantas más personas estén involucradas en ese movimiento, son más proclives a encontrar soluciones creativas", afirma.

El VP ejecutivo y presidente de Negocios Internacionales de AES, Juan Ignacio Rubiolo, coincide en que una de las prioridades del sector es la descarbonización. "Aprendí sobre casos y ejemplos concretos de transiciones efectivas y exitosas. También uno aprende de los fracasos. La necesidad de alianzas en este tipo de objetivos es indispensable y no hay otra forma de hacerlo", expresa el referente de la empresa energética. Y agrega: "Espero que los compromisos del sector privado no terminen siendo vacíos. Eso tiene que ver con la capacidad de ejecución: que los planes tengan un seguimiento y que puedan ejecutarse en tiempo y forma".

La gerenta de Crecimiento Inclusivo y Sustentabilidad de Cervecería y Maltería Quilmes, Vanesa Vázquez, cuenta que a través de la Alianza Argentina por la Acción Climática, de la que forma parte Cervecería y Maltería Quilmes, se presentó en la COP un caso de eficiencia energética y energías renovables en puntos de venta. Lo interesante de la Alianza es el modelo de sinergia en el que distintos actores comparten un mismo objetivo. Creada en 2018, la alianza está conformada por un grupo de instituciones que representan distintos sectores: agricultura, sector privado, municipios de todo el país, la provincia de Santa Fe, ONG y universidades. El objetivo central del proyecto presentado es reducir el consumo energético de los puntos de venta que forman parte de la cadena de valor de Quilmes, a través de buenas prácticas de Eficiencia Energética, para reducir emisiones y de esta forma colaborar con la mitigación del cambio climático. También va a generar un ahorro económico para los clientes. El proyecto está liderado por Fundación Vida Silvestre, con el apoyo de CADER y empresas asociadas a la cámara, en el marco de la Alianza.

"Hasta ahora se hizo un diagnóstico de oportunidades de mejora. Los próximos pasos son elaborar un manual de buenas prácticas de eficiencia energética para PyMEs y un ciclo de capacitación y generar un sistema de monitoreo de su implementación y resultados medibles", cuenta Vázquez.

De acuerdo con la jefa de Sustentabilidad de Scania Group, Andreas Follér, la participación de las empresas en la COP27 fue grande y notable. Dice: "En el encuentro se reconoció oficialmente que una transición justa a la energía renovable es la mejor manera de salir de la crisis energética. Si los gobiernos convierten estas palabras en acción, pueden apoyar a las miles de empresas que ya están cambiando y animar a miles más a seguir el camino lejos de los combustibles fósiles. También se hizo un buen trabajo en la esfera de la financiación; los bancos multilaterales de desarrollo desempeñarán un papel claro y crítico en la creación de las condiciones para la energía ecológica y en la creación de condiciones de mercado para el cambio".

Follér cuenta que en Scania están en medio del mayor cambio tecnológico en sus 130 años. "Ya hoy invertimos más en los motores eléctricos que en el motor de combustión interna. Esto a pesar de que más del 95% de nuestras ventas siguen siendo tecnología de combustión", agrega. En Södertälje, la base global de la empresa, abrirán una fábrica de baterías en 2023, donde invertirán al menos 1500 millones de coronas suecas.

Según, la directora de Estrategia y Sustentabilidad global de Schneider Electric, Gwenaelle Avice-Huet, las prioridades que el sector llevó a la COP27 son: "Desplegar las soluciones que ya existen a gran escala. Según el Instituto de Investigación sobre Sostenibilidad de Schneider Electric (SESRI), tenemos que actuar tres veces más rápido y con tres veces más acciones. Las soluciones que existen hoy en día son digitales, eléctricas y sostenibles, y pueden eliminar el 70% de las emisiones de carbono si las desplegamos más rápido y a escala. La segunda prioridad es reducir las emisiones de alcance 3 para alcanzar el cero neto en todos los sectores. Las emisiones de alcance 3 representan más del 70% de la huella de carbono de una empresa".

Durante la conferencia, Natura puso foco, entre otras cosas, en la Amazonía. Esta región desempeña un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático y en la conservación de la biodiversidad mundial. "Cerca del 60% del territorio brasileño está ocupado por este bioma, que también está presente en nueve países. Proporciona factores ecosistémicos indispensables para el clima, la agricultura y el bienestar de la población al proteger el suelo, regular el sistema de lluvias en varias regiones de América Latina, actuar para capturar y almacenar el dióxido de carbono de la atmósfera y garantizar la vida", dice Sabina Zaffora, gerenta de Sustentabilidad para Natura Latinoamérica Hispana. Natura presentó PlenaMata, una herramienta para monitorear la deforestación en tiempo real. El portal actúa como una plataforma global de movilización colectiva para proteger este bioma.


Temas relacionados
Más noticias de sustentabilidad
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.