En Argentina

La fórmula de este gigante del litio que consiguió el primer préstamo sustentable para sus operaciones

Allkem, la empresa australiana liderada por un argentino, logró que el brazo inversor del Banco Mundial financiera su proyecto de 'oro blanco' en Catamarca. Que gaps tuvo que cerrar y qué objetivos sostenibles quiere alzanzar

En esta noticia

En julio de este año, Allkem, uno de los principales productores de litio del mundo, consiguió el primer préstamo verde vinculado a la sostenibilidad que otorgó la Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Banco Mundial en este sector. Y dicho hito se concretó para apoyar el desarrollo de la planta de Sal de Vida, en Catamarca. Pero, cómo la empresa con sede en Australia y liderada por un argentino logró atraer la atención de este organismo multilateral y qué objetivos deberá cumplir.

En una charla exclusiva con El Cronista, Karen Vizental, directora global de Sustentabilidad y Asuntos Externos de la minera, detalló el acuerdo con el brazo financiero del Banco Mundial y las metas que se deberán alcanzar en la operación de Catamarca.

La empresa, con sede en Australia, pero que en la Argentina opera el proyecto Olaroz, en Jujuy que ya está operativo; además de Sal de Vida, en el Salar del Hombre Muerto, en Catamarca, recibirá u$s 180 millones: u$s 100 millones de IFC y hasta u$s 80 millones en fondos movilizados.

Se espera que el proyecto produzca 15.000 toneladas anuales de carbonato de litio equivalente (LCE) en su primera etapa.

Sin embargo, al ser un préstamos estructurado como verde y vinculado a la sostenibilidad el proyecto de litio argentino tiene que alcanzar ambiciosos objetivos que incluyen expandir el uso de energía renovable y alcanzar mayor participación de mujeres en la fuerza laboral de Sal de Vida.

"Este último es un desafío importante considerando que, en 2022, el promedio de mujeres en la minería en la Argentina es de aproximadamente 10%", explicó quien lideró el proyecto para llegar al acuerdo y cree que otras empresas pueden seguir este camino.

Uno de los gaps que Allkem tiene que cerrar está relacionado con el agua y la preservación de los recursos hídricos

Según la experta, "más allá del préstamo en sí, el acuerdo te brinda herramientas de gestión sustentable ya que los estándares del IFC son los más altos que existen en el mercado y, además, interactuás con profesionales de un altísimo nivel. Y esto nos va a llevar a trabajar con una vara mucho más alta en todas nuestras operaciones y no solo en Sal de Vida".

Cómo fue el proceso para lograr el préstamo

Sal de Vida, es el primer salar de litio en lograr que un organismo multilateral, en este caso, el IFC financie su operación. Pero, ¿cómo logró un proyecto en la Argentina este acuerdo?

"Martín (NdR: Pérez del Solay, el argentino que es CEO Allkem a nivel mundial) ya había tenido esta experiencia con el IFC en otra de las empresas donde había trabajado y se juntó con ellos para ver la posibilidad de tener este préstamo", contó la ejecutiva, quien explicó que en la industria del litio las inversiones son a largo plazo ya que para ver la primera producción pueden pasar entre 7 y 9 años. "Son inversiones a largo plazo complejas para hacerlas solamente con fondos de accionistas y Martín tenía el claro que quería asociarlos a objetivos sustentables ya que la firma viene trabajando hacia años en estos temas y considera que es la manera para operar", señaló.

Si bien el proceso, entre que comenzó y se concretó, duró dos años, la interacción con el IFC va a durar otros 9 años, justamente lo que dura el préstamo y en todo ese tiempo de relación la empresa va a adquirir cada vez mayor conocimiento sobre la gestión sustentable del más alto estándar a nivel mundial. "Es una capacitación para la gente y una forma de pensar para los equipos única", indicó Vizental.

Para otorgar el préstamo, el IFC hace una evaluación del proyecto de acuerdo a sus estándar performace, como los llaman. "Son altamente exigentes", contó la líder del área. Y en ese diagnóstico te detectan cuáles son los gaps entre lo que la empresa está haciendo y a lo que ellos aspiran a que llegue. "Eso lo ponen en una matriz y se van viendo los tiempos para ir cerrando esos gaps y se va haciendo un trabajo en conjunto para ver cómo va evolucionando, hacia dónde estamos yendo", detalló.

Entre los gaps que Allkem debió cerrar se encuentra el relacionado a la Biodiversidad. "El Proyecto Sal de Vida, está ubicado justamente en un área clave para la biodiversidad. Por eso, desarrollamos un Plan de Acción para promover y mejorar la conservación de especies claves, como es el caso del flamenco andino al ser un sitio de alta abundancia y congregación de esta especia migratoria", explicó Vizental.

Otro de los gaps es el relacionado con el Agua y para la conservación del recurso hídrico tanto superficial como subterráneo, la minera está en proceso de desarrollo y elaboración de un Plan integral de monitoreo y Plan de gestión adaptativo del recurso hídrico para la protección ambiental basado en el modelo hidrogeológico actualizado, estableciendo distintos niveles de alerta temprana para la toma de acciones.

Sin embargo, esta es una etapa del acuerdo con el IFC. Otra fase, son los objetivos a los que está atado el préstamo sustentable.

"En la primera etapa vamos viendo con ellos como cerramos esos gaps, si necesitamos colaboración de alguna consultora que nos ayude a desarrollar algún programa en particular. Y, a su vez, nosotros decidimos ir un paso un poquito más allá y decidimos que queríamos ir a un préstamo atado a tres objetivos sustentables", contó Vizental.

Cuáles son los objetivos del préstamo sustentable de Allkem

Más allá de haber logrado el financiamiento del IFC, Allkem decidió linkear este préstamo a tres objetivos sustentables.

"Nos van a medir de acuerdo a estos tres objetivos sobre los cuales los intereses del préstamo van a subir o van a bajar en ese periodo de tiempo que nos van a medir de acuerdo a si llegamos parcial o totalmente esas metas", explicó la responsable de la iniciativa.

Los tres objetivos que definió la empresa tienen que ver con: emisiones, energías renovables y con incorporación de mano de obra femenina en las operaciones. Pero para su elección se tuvieron en cuenta ciertos criterios como, por ejemplo, tienen que ser mesurables, contribuir a la industria, si realmente son una contribución, entre otros.

"Una vez que definimos los objetivos pasamos por Second Part Opinion (SPO) que es justamente la opinión de un tercero validante independiente pata que definiera su esos objetivos estaban bien y si eran lo suficientemente ambiciosos para poder acceder a un préstamo atado a objetivos sustentables", siguió contando Vizental, quien sumó que pocos proyectos que tuvieron financiamiento del IFC con objetivos sustentables pocos eligen objetivos sociales. "En nuestro caso teneos dos objetivos ambientales y uno social", indicó.

Las metas de Allkem para esos tres objetivos son:

  • En el caso de energías renovables, aumentar la cantidad de energía renovable utilizada en el ciclo de producción de 0, en 2022, al 50% en 2030.
  • En emisiones, reducir la intensidad operativa de emisiones de gases de efecto invernadero en relación con los productos fabricados a 1,6 tn CO2e por tn producida, mejorando los estándares actuales de la industria.
  • Y, en el caso de mujeres, la meta es llegar al 26% de mujeres en la operación en 2030, en una planta a más de 4000 metros de altura que trabaja 14x14, es decir, 14 días en la mina y 14 días bajan a la ciudad.

"Hay un concepto que siempre repito es de ser socialmente justos, ambientalmente correctos y económicamente viables. Esto es muestra que hay un camino que puede ser así y que en la Argentina también es posible", concluye Vizental.

Temas relacionados
Más noticias de sustentabilidad

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.