Expansión

La familia Weiss sale de Bariloche con su hamburguesería y tiene como objetivo llegar a Buenos Aires

Con la tercera generación, la familia Weiss sumó hamburguesas gourmet a los ahumados y la cerveza artesanal. Y es con este negocio que se expande por el país

El apellido Weiss es sinónimo de gastronomía en Bariloche. Con casi medio siglo de trayectoria, la familia no sólo es marca registrada en productos ahumados y cerveza artesanal, desde hace cuatro años, también pisa fuerte en el negocio de las hamburgueserías con el cual busca salir de su ciudad natal. Hoy, Weiss Burger ya tiene dos locales: uno donde nació y otro, en Rosario y su próximo objetivo es llegar a Buenos Aires.

El primer local se inauguró en 2018 como resultado de la "búsqueda de una hamburguesa de calidad que no lograba conseguir en Bariloche", cuenta Tomás Weiss, tercera generación de la familia y dueño de este nuevo negocio. En ese momento, vendía 60 hamburguesas por día, tenía una sola freidora y un local muy pequeño. Hoy, ubicado en Palacios 135, el local tiene 260 m2, 10 empleados y despacha aproximadamente 630 hamburguesas por día.

La cadena de hamburguesas Carl's Jr llega a la Argentina: espera abrir 7 locales y apunta a lo gourmet

Sbarro, la pizzería neoyorquina, sigue abriendo locales en el país después de su éxito en la calle Corrientes

El segundo local de Weiss Burger, es una franquicia que cuenta con 175 m2. Fue inaugurado en mayo de 2022 y con tan solo cuatro meses de antigüedad, ya logró hacerse un lugar entre las hamburgueserías rosarinas: despacha 400 hamburguesas por día con precios que van desde los $ 1500 a $ 1700.

El local de Weiss en Rosario, en pleno corazón del Paseo del Siglo

"Estar en Bariloche nos favoreció muchísimo. Al ser un lugar tan turístico y el destino de viajes de egresados, nos permitió que gente de distintos puntos del país nos conozca", comenta Tomás Weiss, nieto de Ernesto Weiss, quien fundó en 1970 el ahumadero más conocido de Bariloche. 

En la actualidad, el ahumadero y el restaurante de la Familia Weiss, que fundaron los hijos de Ernesto en 1997, se unificaron y ambos funcionan en la esquina de O´Connor y  Palacios, a metros de la hamburguesería. 

Con la vista puesta en la expansión

"Hoy el enfoque está en seguir mejorando nuestra propuesta, desde el producto hamburguesa en sí, hasta la experiencia en general, y buscar un crecimiento sustentable y consciente pero agresivo a la vez. Me gustaría que hubiera un Weiss en todas las provincias del país, y con el tiempo poder desembarcar en algún punto en el extranjero", reconoce Weiss.

El próximo objetivo del joven es abrir una franquicia en Capital Federal y espera que pueda ser este año, aunque reconoce que se trata de un rubro competitivo y saturado. Sin embargo, comenta que "el gusto de la carne de nuestras hamburguesas es realmente especial, y eso puede ser lo que nos diferencie de otras propuestas". 

Además, añadió: "Le damos mucha importancia a la combinación de sabores distintos. Por eso, tenemos algunas hamburguesas con quesos o ingredientes ahumados de la familia Weiss, y esto es algo que nuestros clientes disfrutan mucho". Hoy tienen nueve opciones de hamburguesas, que pueden ir acompañadas puede ser gaseosa, vino o cerveza artesanal. 

Tomás Weiss, el fundador de Weiss Burger Bar

En cuanto a la zona de la Capital que le gustaría para una sucursal de su hamburguesería, Weiss explicó: "Me parece que, guiándome un poco por cual es el target de clientes al que apuntamos y nos suelen elegir, tendría que ir por algún local en Palermo, Belgrano, quizás Olivos. Quién sabe, quizás pronto se nos dé". La inversión total aproximada para la apertura de una franquicia va desde los u$s 60.000 hasta los u$s 120.000, dependiendo el tamaño del local.

Su amor por las hamburguesas hizo que el joven de 26 años se creara una cuenta de TikTok, en la que tiene casi 200.000 seguidores. Allí, no solamente muestra la cocina de Weiss, sino también sus viajes por el país y las recomendaciones culinarias de cada sitio al que va.

El boom de las hamburgueserías gourmet

El negocio de vender hamburguesas tiene larga data en Argentina. Hace más de cinco décadas, Chéburger y Pumper Nic dieron origen en el país a una tendencia que ya se movía con fuerza en Estados Unidos. En 1980, llegó la competencia de la mano de McDonald's y Burger King.

Sin embargo, para 2012 empezaron a surgir los primeros locales que buscaban brindar una experiencia gourmet diferente a la que ofrecían las grandes cadenas de comida rápida, con carne de buena calidad, panes artesanales, e ingredientes naturales y menos artificiales.

Y es que la calidad de los productos, las decoraciones atractivas de los locales y la atención personalizada a los clientes hizo que el rubro de las hamburgueserías se convirtiera en uno de los más competitivos del sector gastronómico. Según la consultora Euromonitor, la categoría de Burger Limited Service Restaurants cuenta con 649 puntos en el país y en 2020 movió $ 26.732 millones. Para 2025 prevén más de 700 outlets y una facturación de casi $ 60.000 millones para el sector.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios