Preocupación de empresarios

Golpe a la construcción: por faltante de gas, peligra la producción de cemento

Las cementeras aseguran que sin garantías de que habrá gas para los hornos, peligra la producción de cemento. Generará un grave impacto en la construcción, que empezaba a despegar tras la pandemia

"No tenemos garantizado el gas para el invierno, con lo cual corre riesgo la producción de cemento. El impacto puede ser muy fuerte para la actividad de la construcción". La advertencia llega de parte de Christian Dedeu, CEO de  Holcim Argentina, una de las cementeras líderes en el país. 

El ejecutivo reconoce además que por estar incluido en el programa de Precios Cuidados -y por lo tanto con ajustes limitados en los valores al público-, hoy para muchas empresas es más barato comprar una bolsa de cemento minorista que a granel.

Gas: la industria gestionará con Matías Kulfas eventuales faltantes

Sin precisiones del Gobierno, las empresas ya descuentan que faltará gas en invierno

Aun con este panorama, Holcim Argentina continúa con sus planes de crecimiento en el país. Acaba de terminar una inversión de u$s 120 millones en una nueva línea de producción en su planta de la localidad cordobesa de Malagueño para duplicar la producción y este año ampliarán la plata de procesamiento de residuos de su compañía Geocycle, parte de otra inversión de u$s 35 millones. 

Los planes para este año de Holcim -una empresa suiza, líder en el suministro de cementos y áridos en el mundo- en la Argentina, incluyen también ampliarse como fabricante de una línea completa de productos para la construcción. Para eso, está en estudio la compra de alguna compañía local. 

Faltante de gas para la industria

En diálogo con El Cronista, el CEO de Holcim argentina Christian Dedeu, fue taxativo: "No tenemos garantizado el gas para el invierno, con lo cual corre riesgo la producción de cemento. Teniendo en cuenta el peso de Holcim, sobre todo en el interior del país, el impacto puede ser muy fuerte para la actividad de la construcción".

La situación preocupa cuando la compañía terminó una inversión millonaria en la nueva línea de producción en Córdoba -la planta más grande que tiene la compañía que además fabrica en Jujuy, Mendoza y Buenos Aires- en la que duplicarán la producción.  

En parte, la inversión en la generación de energía para los hornos a partir de residuos residenciales e industriales que encara ahora Holcim, tiene el objetivo de reducir el impacto del CO2 pero también uno económico. "Hoy, por el precio internacional del gas o coque, esa fuente de energía térmica producto de los residuos es mucho más económica. Los precios en la Argentina ya se ven impactados por la guerra", dijo Dedeu.  

En la estructura de costos de Holcim en el país, la energía térmica representa un 40% de la total. Hoy las plantas de Holcim utilizan esa energía como un 10% a 50% de la energía térmica necesaria para producir. El plan es llegar a 40% como mínimo para fabricar cemento en todas las plantas. En algunas plantas del mundo, la compañía ya utiliza 100% esa energía para la producción.

Según Dedeu, hoy las plantas en el país están trabajando al 90% de la capacidad instalada. Durante la pandemia estuvo al 50%. Luego la gente que estaba en cuarentena se volcó a remodelar sus casas y hubo un repunte en la demanda que hizo aumentar la producción, más fuerte todavía cuando se reactivó la obra más grandes de desarrolladoras. "Ahora, incipientemente, comienza a volver la obra pública", explicó.

Ese relato se ve registrado en los números de la empresa. El cierre de 2021 fue muy bueno comparado con 2020, creció 20% en volumen. Este año ya se observa un estabilización de la demanda, por lo que Dedeu no prevé los altos crecimiento del año pasado aun cuando se encuentran en volúmenes por encima de la media de los últimos 5 años

"Con respecto a 2019, estaremos un 10% arriba", dijo Dedeu y aclaró que igualmente ese año no había sido destacado para la construcción. El alza, repitió, dependerá del contexto energético y del económico del país.

"La proyección es buena pero siempre están las amenazas en el plano económico que pueden afectar", señaló el ejecutivo. El más preocupante, según lo calificó, es el energético. En muchas zonas del país Holcim concentra la mitad del mercado de cemento, un rubro en el que Loma Negra es la otra líder.

"Con la energía hay un problema global por la guerra en Ucrania que tiene un impacto en los precios. En la Argentina, en los últimos años para poder abastecer a las industrias y domicilios se recurrió a importar gas licuado en buques. Es más caro y hoy es más difícil conseguir. Las estimaciones son que harían falta 70 barcos para abastecer las necesidades del país y hoy no es posible pensar en esa cantidad y menos a precios normales. Eso es lo que hoy está amenazando la continuidad del crecimiento de la construcción", explicó. 

-¿En el plano local hay alguna otra amenaza al sector?, preguntó este diario a Dedeu.

-Holcim tiene 90 años en el país, con lo que estamos acostumbrados a los vaivenes económicos. Tanto la inflación como devaluación. No vemos nada diferente a lo que se ha vivido así que sabemos como capear estos temporales; respondió el ejecutivo.

-¿Cuánto aumentaron los costos en el último año por estos vaivenes?

-Los costos en dólares, que para nosotros son principalmente los energéticos atados a los precios internacionales, más los que tenemos en pesos; hicieron que en general nuestra estructura de costos haya subido por encima de la inflación.

Precios y costos 

Dedeu agregó que como los ingresos de la compañía "son en pesos y pagamos servicios en dólares, cuando hay una devaluación muy fuerte, golpea. Pero en los últimos años, la devaluación va por debajo de la inflación, no se dio".

El traslado a precios del aumento de los costos es igualmente difícil hoy. "El traslado a precios se pudo hacer parcialmente. Subimos precios por debajo de la inflación y además estamos en precios cuidados de la construcción que sigue vigente. Lo que hacemos es aumentar la productividad para mantener la rentabilidad, que es todo un desafío".

El programa de Precios Cuidados para la Construcción tiene revisiones trimestrales de acuerdo a la estructura de costos y otras variables para autorizar aumentos entre las empresas del rubro.

-¿Esa intervención en los precios minoristas de la bolsa de cemento genera distorsiones con respecto a la venta a granel que siempre fue más económica por la escala? 

-Los aumentos suelen ir en los dos mercados de la mano de la inflación. Si bien la mayoría de las industrias utilizan el granel, eventualmente podrían 'romper bolsas' de las que se venden a nivel minorista para hacer su propio granel. Esto sucede ya. Sobre todo en las pequeñas hormigoneras. Claramente esto no pasa en otras partes del mundo, señala Dedeu.

El 65% de las ventas de Holcim son minoristas, el resto son las ventas a granel.

Proyecciones de Holcim 2022

 Las proyecciones para este año de Holcim igualmente son optimistas. Entre sus principales planes está la diversificación de productos. En los últimos dos años, la compañía lanzó más productos nuevos que en los anteriores 88 años. Esos lanzamientos van desde nuevas presentaciones de cemento hasta nuevas categorías de productos como pegamentos, revoques, pastinas, impermeabilizantes. Incluso, tenemos un nuevo producto para caminos agrarios que tiene mucho potencial en la Argentina. Nuestro objetivo es que de acá a dos años, el 30% de la facturación provenga de esos productos.

-¿Estudian comprar alguna nueva empresa? 

-Si, creo que hay muchas oportunidades hoy-, aseguró Dedeu.


Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios