Expansión

Esta vinoteca invierte $ 1200 millones y quiere triplicar sus tiendas en cinco años

Nacida en 1980 en Pacífico, suma sucursales y apuesta por los productos de delicatessen para impulsar las ventas

En esta noticia

Hace 44 años, en un local situado en pleno Pacífico, en Paraguay y Juan B. Justo, el matrimonio compuesto por Juan Maldonado y Amparo Suárez abría Bodega Amparo, una vinería que trabajaba principalmente con las damajuanas y el vino a granel que llegaba en tren desde Mendoza. Enólogo de profesión, Maldonado realizaba una curaduría de los productos que recibía y los ofrecía al público del barrio.

De a poco, el boca a boca hizo conocida la marca, que empezó a vender, además, productos regionales de Mendoza y San Juan. Aceite de oliva, aceitunas, nueces y frutas desecadas complementaban la oferta de vinos.

"La idea era siempre explicarles a nuestros clientes qué producto se estaban llevando y, llegado el caso, recomendarles qué comprar. Así nos hicimos conocidos y fuimos creciendo. Con los años, nuestros padres dieron un paso al costado y sus cinco hijos nos hicimos cargo del negocio. Hoy tenemos más de 100 empleados", cuenta Juan Pablo Maldonado, presidente de la compañía que está en pleno proceso de cambio de marca hacia Amparo Mercado Gourmet.

En 2007 la compañía abrió su primera sucursal en Villa Urquiza. Con el correr de los años, sumaron nuevas tiendas en Villa Devoto, La Imprenta, Núñez, Belgrano y, finalmente, Retiro, inaugurada en diciembre del año pasado. El objetivo, dice Maldonado, es llegar a 25 sucursales con un plan de negocios a cinco años.

Qué inversiones planea Amparo

"Por el momento, el crecimiento lo estamos llevando adelante con fondos propios. Queremos abrir de a una tienda por semestre y hasta tres por año. Cada local demanda una inversión de u$s 70.000 a u$s 75.000", agrega.

La expansión se da incluso en un contexto de caída del consumo, que en marzo llegó al 19%, según la consultora Focus Market, y a una contracción de las ventas de vino del 4,4% interanual en el primer bimestre del año. El motivo, explica Maldonado, es que sus clientes son del segmento ABC1, que no tuvo un golpe tan grande.

El año pasado, Amparo facturó $ 4000 millones. Para 2024, la proyección es crecer un 20% por encima de la inflación.

En diciembre la cadena abrió su séptima tienda en Santa Fe 975

"Vivimos en un submundo. Los clientes nos demandan que abramos locales. Vemos que hay muchos espacios para explorar porque no hay una cadena de vinoteca y productos gourmet de cercanía como Amparo", dice y detalla que por el momento no tienen intenciones de salir de la ciudad de Buenos Aires.

Para este año, la compañía tiene planeado, además de la apertura de dos nuevas sucursales, la incorporación de una cámara frigorífica que les permita conservar mercadería fresca, como charcutería y quesos. En total, planean desembolsar $ 1200 millones a lo largo del año.

Nuevo sello

Precisamente, la oferta de productos frescos está relacionada con el cambio de marca: "Tuvimos un cambio en la estrategia de marketing. En la bodega se guardan cosas, pero nosotros también vendemos frescos. Somos un mercado que ofrece productos de delicatessen", dice.

Juan Pablo Maldonado y su madre, Amparo Suárez

En rigor, señala Maldonado, la vinoteca como negocio necesita de algún otro producto para ser sustentables. Por eso es común encontrar que para complementar se ofrece cristalería o se organizan catas.

"Nosotros elegimos desde el principio la venta de comestibles. Hoy nuestra facturación viene el 50% de los vinos. La otra mitad son los productos de mercado que ofrecemos. Por eso tenía sentido incorporar la palabra mercado en nuestro nombre", cierra.

Temas relacionados
Más noticias de Retail
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.