industria automotriz

El fabricante de Fiat Cronos y Peugeot 208 apuesta más a la exportación que al mercado local

Producidos en el país, son los dos autos más vendidos de la Argentina. Stellantis apunta a exportar entre ambos 100.000 unidades el año próximo, un crecimiento del 25% contra 2022. En cambio, planea ventas internas similares a las de este año. De la comparación con La Scaloneta a la preocupación por el nuevo conflicto en neumáticos

Con el Río de la Plata de fondo, las unidades del Fiat Cronos y Peugeot 208 exhibidas en Costa Salguero lucían banderas argentinas sobre sus techos. Y no sólo por la tercera Copa del Mundo que la Selección Argentina de fútbol conquistó el domingo en Qatar. Entre ambos productos, su fabricante, Stellantis, apunta a exportar 100.000 unidades en 2023, un 25% más que este año, lo que le dará un mayor margen de acción en términos de importaciones por el mayor nivel de divisas que generará.

"Uno (Cronos) es el auto más vendido del país y el otro (208), el segundo. Además, fueron los dos vehículos de producción nacional que más crecieron en exportaciones", celebró sobre el escenario Rodrigo Pérez Graziano, director de Relaciones Externas y Comunicación de Stellantis, la fusión entre FCA  Automobiles (Fiat-Chrysler) y PSA (Peugeot-Citroën) que cierra su primer año como empresa conjunta en el país. "Son dos productos que están creciendo mucho, en ventas, producción y exportaciones. Dan la pauta de que las cosas están marchando bien. Cuando pasa eso, allana un montón el camino para proyectos futuros", confió luego, en diálogo con periodistas. 

"Hoy, no hay nada para anunciar. Pero estamos con planes: la industria automotriz trabaja con mucho tiempo de anticipación", sugirió, en relación a la posibilidad de que se sume algún nuevo producto en alguna de las dos plantas del grupo en el país. En particular, El Palomar, donde Peugeot fabrica el 208 y, desde hace tiempo, rugen rumores sobre la llegada de un SUV sobre la misma plataforma para la escudería del león.

Por lo pronto, los objetivos más cercanos de la empresa son el crecimiento de exportaciones e incrementar el grado de integración local de sus productos. "Al viernes último, ya llegamos a 156.000 unidades de producción entre las dos plantas. Seguramente, llegaremos a las 160.000. Ya superamos, también, las 80.000 de exportación. Eso nos da visibilidad para el futuro", señaló Pérez Graziano, en relación a la fábrica de Ferreyra, Córdoba, donde se produce el Fiat Cronos (87.000 unidades) y la planta de El Palomar (más de 70.000).

Para 2023, la meta es alcanzar los seis dígitos de exportaciones, agregó el ejecutivo. Es decir, las 100.000 unidades enviadas al exterior. "Principalmente, por Brasil. Pero también será clave sumar otros mercados, que tal vez no sean tan significativos en sí mismos pero, sumados, aportan un volumen interesante", indicó. Ejemplificó con Chile, un detino que representa 3000 envíos anuales y está en ascenso. "Con 10 Chiles, se construye volumen", señaló.

No obstante,, el crecimiento en producción no será lineal con ese 25% ambicionado en expos. "La idea es crecer más en envíos al exterior que en mercado interno", explicaron en la empresa. En Stellantis, ven para 2023 un  mercado doméstico de niveles muy similares a los de 2022, en torno a las 400.000 ventas. "Creceremos en share y, al tener una mejor balanza comercial, podremos disponer de más producto. Pero no será un volumen mucho mayor al de este año. No vemos un mercado creciendo", señaló el ejecutivo.

A noviembre, el mercado automotor acumuló 387.626 patentamientos, un 6,6% más que en igual período de 2021, según datos de Acara, la cámara de los concesionarios. Con sus cinco marcas (Fiat, Jeep, Peugeot, Citroën y DS), Stellantis rozó el 31% de share, la participación más alta para un fabricante en el mercado local. Cronos encabeza el ranking de ventas, con 37.363 unidades, seguido por el 208, con 24.672. Tercera está la pick-up Hilux, de Toyota (22.881).

El Palomar opera a dos turnos, régimen que Ferreyra incorporó en septiembre para alcanzar las 83.000 unidades de producción, de las cuales 47.000 serían para exportar. En paralelo a la fuerte demanda de Cronos, el foco en 2023 será incrementar los despachos de 208. En especial, a mercados donde la fortaleza y penetración que tiene Fiat arrastra y abre camino para Peugeot. Por caso, Brasil, donde la italiana es líder, con más del 22% de share, y la francesa está décima, con poco más del 2 por ciento.

No es lo único en lo cual el león seguirá la huella de su ahora hermana italiana. Cronos, actualmente, tiene un 48% de desarrollo nacional, medido en valor de cada vehículo. "Avanzaremos para poder decir que la mitad de Cronos es argentina", señaló Pérez Graziano. "El Peugeot 208 hoy tiene 42%. Tiene que alcanzar ese 48%. Palomar lo tiene que hacer urgente", indicó.

 De la Scaloneta a los neumáticos

"La Argentina no es un mercado simple", reconoció, por su parte, Martín Zuppi, presidente de Fiat, Dodge y RAM en Stellantis. "Cuando uno hace el recuento, parecieron cinco años en vez de uno con todas las cosas que pasaron", agregó.

Con el festejo del Mundial ganado fresco, recurrió a La Scaloneta como metáfora. "Las decisiones que se toman en momentos difíciles tienen que ver con el liderazgo. Tener en claro que cada decisión que se toma en un momento puede cambiar el rumbo. Por eso, hay que tomarlas en el momento justo", dijo.

"Lo más importante no es pilotear en la tormenta, sino entender cómo es la tormenta. Stellantis entiende cuál es el juego y cómo trabajarlo", señaló, en alusión a la flexibilidad del plan de negocios de la empresa. Cuando se anunció, en 2016, Cronos se gestó como un proyecto netamente exportador. Por la restricción de importaciones que, como consecuencia del cepo, hubo desde 2020, Fiat pegó un volantazo y reorientó el modelo para abastecer al mercado local, donde ganaron participación los vehículos de producción nacional debido a esa distorsión. Ahora, que la escasez de divisas apretó el zapato para la producción, y se abrió el juego para que las empresas tengan libre disponibilidad de sus propios dólares, se reorientó a la exportación, para tener más margen por una mejor balanza comercial.

Sin embargo, en el plano local, emergen otros desafíos, imprevistos, como los inesperados empates franceses, por seguir la analogía futbolera. Abastecida localmente por dos de las tres fábricas de cubiertas que hay en el país, Stellantis siguió con muchísima atención el conflicto que hubo hasta hace dos meses y que paralizó a la industria del neumático. En estos días, se produjo un nuevo foco en ese frente, con nuevos paros que ya se desarrollaron la semana pasada y se prevén para este miércoles.

"Neumáticos es un tema que preocupa", reconoció Pérez Graziano. "Nosotros estamos acostumbrados a negociar con varios gremios, más ahora, que tenemos dos plantas con afiliados a sindicatos distintos", agregó, en relación a que los operarios de Ferreyra pertenecen a Smata (mecánicos) y los de Palomar, a la UOM (metalúrgicos). "Lo más difícil es que este diálogo social tome formas que no compartimos, que es que, en el medio del diálogo, se pare la producción", añadió, en relación a las medidas de fuerza que el Sutna decidió en Fate, Bridgestone y Pirelli.

"Es un tema de nuestros proveedores. Pero nos afecta directamente. Vemos lo de neumáticos con una preocupación extra porque es algo que ya vivimos", expresó.

Temas relacionados
Más noticias de Stellantis

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.