Informe

Cuáles son los mayores desafíos para las empresas familiares argentinas

Una encuesta realizada por el Consorcio Global del Proyecto STEP y KPMG Private Enterprise exploró las razones detrás del poder regenerativo de las empresas familiares y las oportunidades que presenta el contexto. Qué acciones impulsan para adaptarse al entorno y ser competitivas

Tradicionalmente, las empresas familiares se posicionan en el mercado y construyen su reputación en base a los orígenes de su fundación y la oferta que las definen, generando en el público una asociación con la marca alrededor de estos dos aspectos. 

Sin embargo, en momentos de incertidumbres y crisis, las compañías necesitan aggiornarse. Es así que con la pandemia, están desarrollando nuevas capacidades para crear valor de manera continua y generar ventajas competitivas sostenibles en el tiempo. 

Casi la mitad de las empresas tiene dificultades para contratar a jóvenes: por qué

Los secretos de los empresarios y CEOs para 'hackear' la mente y el cuerpo

En este escenario, enfrentan el desafío de desarrollar un significado adicional que trascienda a la propia familia y a su producto o servicio distintivo, que, además de fortalecer la relación con los stakeholders, funcionará como un escudo reputacional. Así, muchas de ellas superaron con éxito los desafíos que implicó el coronavirus y supieron aprovechar las oportunidades que presenta el contexto. 

Teniendo en cuenta la resiliencia que demostraron en los últimos años de crisis, el Consorcio Global del Proyecto STEP y KPMG Private Enterprise exploraron las razones detrás de este poder regenerativo, característico de las empresas familiares, mediante una nueva encuesta realizada a 2439 empresarios en 70 países.

El recorte regional para América del Sur, "The regenerative power of family businesses: Transgenerational entrepreneurship - South America benchmarking report data", abarcó respuestas de empresarios de la Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Comparó el desempeño de las compañías en estos Estados con el promedio general y el observado en otras regiones del mundo, como América, Europa, Asia Pacífico, Medio Oriente y África.

Las empresas de la región deben mantenerse vigentes en un mercado que no les permite generar resultados económicos sustanciales.

¿Qué retos plantea el escenario actual? Entre los principales hallazgos, se destaca el hecho de que si bien los resultados financieros son importantes para la sostenibilidad de las empresas familiares, mantener la visión del fundador, una cultura empresarial y una buena reputación son medidas igualmente importantes. Y esto es especialmente más relevante para los líderes sudamericanos, que deben mantenerse vigentes en un mercado que no les permite generar resultados económicos sustanciales.

Al respecto, Emiliano Martin, socio líder de Private Enterprise KPMG de la Argentina, sostuvo: "Las empresas familiares se han visto obligadas a adoptar una cultura de transformación continua para adaptarse a unas circunstancias y a un futuro incierto".

Las empresas familiares están desarrollando nuevas capacidades y adentrándose en nuevos negocios, aprovechando las oportunidades de un entorno que cambió radicalmente.

En ese sentido, Jubran Coelho, socio líder de Private Enterprise de KPMG en América del Sur, aseguró que "las empresas familiares sudamericanas, como en el resto del mundo, están desarrollando nuevas capacidades y adentrándose en nuevos negocios, aprovechando las oportunidades de un entorno que cambió radicalmente, buscando generar valor y mantener sus ventajas competitivas para ésta y las próximas generaciones".

Por su parte, Carolina Oliveira, socia directora de Private Enterprise de KPMG en Brasil y América del Sur, comentó que "más allá de los resultados económicos que siempre son importantes, deben procurar mantener la visión del fundador, una cultura empresarial y buena reputación, sobre todo en regiones como América latina y, más precisamente, en América del Sur, donde el desempeño financiero se ve impactado por un contexto económico más complejo".

Las empresas familiares deben procurar mantener la visión del fundador, una cultura empresarial y buena reputación, sobre todo en América latina.

El relevamiento destaca que, en este cambio empresarial, hay herramientas que permiten impulsar la transición, como la tecnología y la transformación digital. Sumado a lo anterior, es clave para una estrategia de crecimiento seguir en la búsqueda continua de nuevos acuerdos con empresas y entidades, con la internacionalización o la diversificación de productos y servicios.

Perfil de las empresas familiares sudamericanas

El 49% de las empresas sudamericanas son administradas por la primera generación, una cifra mayor a la global, del 40%. Las acciones que llevan a cabo las organizaciones están distribuidas, casi en su totalidad, entre familiares, tanto en América del Sur como a nivel mundial. El resultado se repite en el resto de las regiones.

En materia de género, la tendencia se mantiene: en términos generales, la mayoría de las firmas son lideradas por hombres. Los líderes tienen una influencia directa en la cultura y las estrategias predominantes de las compañías. El informe asegura que ninguno tiene un estilo de liderazgo definido, ya que cambia según la edad, la etapa que atraviesa y el entorno. 

No obstante, destaca que mientras en América del Sur prevalecen los estilos autoritarios y transformacionales, en otras regiones están ganando lugar los perfiles carismáticos. Asimismo, la mayoría de los líderes sudamericanos aseguró que sus empresas tienen perfiles con fuerte orientación emprendedora, proactiva y toma de riesgo.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día