Más incrementos

Autorizaron nuevo aumento de cuotas en los colegios privados desde marzo

Son para los que reciben subvención estatal. Cuánto les permitieron Ciudad y Provincia ajustar los aranceles desde el próximo mes

Los colegios privados que reciben subsidios fueron habilitados a aplicar nuevos incrementos en las cuotas a partir de marzo. Los gobiernos de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires autorizaron la revisión del cuadro arancelario de los institutos de enseñanza de gestión privada que reciben aportes estatales de entre un 40% y 100 por ciento.

En una resolución publicada este lunes, les permitieron aumentar un 20% a establecimientos bonaerenses y un 10% a porteños. La actualización tarifaria se suma al ajuste del 30% anunciado a fin de año para el primer mes del ciclo lectivo 2024. 

Por lo tanto, colegios de la Provincia que reciben subvención podrán aumentar hasta un 50% sus aranceles en relación a la mensualidad que se pagó en diciembre, mientras que los de la Ciudad podrán aplicar un ajuste de hasta 40%. Así lo informó la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada Buenos Aires (Aiepba), asociación que nuclea a 2300 institutos privados donde estudian 1,3 millones de alumnos.

La entidad había reclamado a los responsables de las áreas educativas un nuevo cuadro tarifario luego de que se conocieran los índices de costo de vida de diciembre y enero (el Indec reportó una inflación del 25,5% y 20,5% respectivamente), al considerar que "la autorización realizada en el último mes de 2023 había quedado desactualizada"

Así y todo, para los colegios el incremento no es suficiente. No obstante, resignarán márgenes para sostener la continuidad de los alumnos. "Todavía resulta un incremento menor al índice de precios al consumidor. Esa diferencia la vamos a absorber desde las instituciones con el objetivo de facilitar a las familias la continuidad dentro del sistema", explicó el secretario ejecutivo de Aiepba, Martín Zurita. 

De acuerdo a los colegios privados, "es necesario adaptar los ingresos de las entidades a los aumentos constantes".

"Sabemos que resulta complicado y un gran esfuerzo para la comunidad de padres sostener en muchos casos el pago de los incrementos, pero es necesario adaptar los ingresos de las entidades a los aumentos constantes en todas las variables económicas y acompañar la actualización paritaria salarial del sector docente", argumentó Zurita, quien, como vocero de Aiepba, advirtió sobre los riesgos que implican, para el funcionamiento de los colegios, "los aumentos desproporcionados en los costos operativos y el retraso en la autorización de actualización de los aranceles"

"Como se ha venido informando, el 90% del gasto de un instituto de educación corresponde a los salarios de los trabajadores. En este contexto, en los últimos días, otras dos cámaras acordaron, pese al rechazo de Aiepba, un aumento que alcanza el 280% interanual en el haber que se abona a los empleados de administración y maestranza de colegios de CABA y GBA, agrupados en el Sindicato Argentino de Empleados y Obreros de la Enseñanza Privada (Saeoep), explicó Zurita.

Y agregó: "Es un ejemplo extremo de las desproporciones que se registran en esta actividad regulada y que atenta contra el buen funcionamiento y la prestación de un servicio de calidad. Ese aumento negociado en la última paritaria supera significativamente los incrementos arancelarios permitidos a las instituciones educativas, lo cual plantea un riesgo financiero y económico insostenible".

Según los colegios, "la autorización realizada en el último mes de 2023 había quedado desactualizada". 

En este contexto, los colegios esperan una suba de la morosidad y que se acelere la migración de estudiantes a escuelas más baratas, lo que les recuerda al complejo contexto que atravesaron en la pandemia. "La morosidad terminó el año pasado con un número alto. Nunca pudimos reponernos del pico de la cuarentena, cuando los colegios estuvieron cerrados un año y medio", destacó Zurita. Según Aiepba, la morosidad cerró al 20% en 2023 y en la pandemia rondó entre un 35% y 50 por ciento.

"Todavía no vemos un éxodo masivo a las escuelas estatales. Las familias están haciendo un esfuerzo grande para mantener a los hijos en la educación privada. Pero sí se observa un traspaso de las escuelas con las cuotas más altas a las de valores intermedios y un movimiento de institutos con aranceles medios a los que tienen 100% de subvención", cerró Zurita, y agregó que la situación será más notoria en marzo, cuando termine la matriculación.

Temas relacionados
Más noticias de Colegios privados

Las más leídas de Negocios

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés