Innovación hasta en la soda: del Sifón Drago a la fábrica hogareña ultra tech

Faltará el pintoresco grito del sodero en las calles del barrio y el envase -hoy vintage- de vidrio con pico y malla metálica que nunca faltaba en las mesas argentinas. Los tiempos cambian y la soda, también. 

Es una de las bebidas más elegidas por los argentinos -unos 40 litros por persona se toman anualmente- y en el país tiene una larga historia. La soda, un producto que evolucionó en el mundo entero desde que los romanos comenzaron a hablar de "aguas efervescentes", empezó vendiendose en despensas y luego fue llegando a las casas de diversas formas y con distintos formatos. El más popular: el sifón, un producto que en la Argentina se fabrica desde el siglo pasado y hoy se conserva como un objeto vintage por ejemplo, en su versión de malla metálica.

En la historia de la soda, un importante hito lo marcó el recordado Sifón Drago, creado en 1965. Pero como a todas las marcas y en todas las industrias, la soda transitó cambios sobre todo vinculados a la tecnología. Ya no se reparte en carreta y ni siquiera debe pedirse a un productor. Existe la propia fábrica de soda para la casa, digital, ecológica y con diseño de vanguardia. Y se consigue en Argentina.

Acaba de llegar al país de la mano de la empresa SodaStream, dedicada al agua con gas que acaba de presentar dos productos de alta tecnología. La versión SodaStream Kit Fizzi con una botella plástica reutilizable; y el SodaStream Kit Crystal, una versión premium, con envase de vidrio. Son dispositivos del tamaño de una cafetera, con recipientes resistentes a la alta presión y con tapas de cierre hermético. Son libres de BPA y no están fabricados con ningún policarbonato, material o sustancia que produzca emisiones contaminantes.

Todos los kits aspiran a la personalización de las bebidas a través de un botón que permite regular la cantidad de gas que se desea.

"Además de ser un producto innovador y divertido, te permite acceder a una fuente inagotable de soda" dijo Javier Calandrelli, Country Manager de SodaStream Argentina. La empresa tiene también su propio recorrido en el mundo de la soda con más de un siglo de vida. La idea de la máquina creadora de soda nació en 1903 de la mano de Guy Gilbey, que en ese momento trabajaba en la destilería inglesa W&A Gilbey y había fabricado un dispositivo conceptualmente igual a la que se conoce hoy, incluso en su funcionamiento.

La marca era muy conocida en Gran Bretaña pero no se había expandido más allá de algunos países europeos hasta que en 2007, la empresa es adquirida por un fondo israelí que la compró en u$s 6 millones. De ahí, surgió su giro hacia el mercado internacional. La fábrica de soda hogareña dio un gran salto cuando en 2010, SodaStream comenzó su ascenso bursátil en el Nasdaq. Vendió sus acciones a u$s 20 y actualmente, según Bloomberg, sus títulos valen un 223% más u$s 64,61 y es una compañía valuada en u$s 1384 millones.

SodaStream posee trece plantas de producción y sus productos están presentes en más de 80.000 tiendas minoristas en 45 países. En la Argentina, aun se calcula que existen unas 3000 soderías pero el consumo de esta bebida se fue resintiendo con el descenso de la demanda del vino común, tan habitual en las casas en los años 70 que se rebajaba con soda.

Tags relacionados

Más de Negocios

Noticias del día
Mercado

El Tesoro de Joe Biden no devaluará al dólar

El Tesoro de Joe Biden no devaluará al dólar
La designada Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, sostendría en el Senado que no se propone generar competitividad a través del manejo de la cotización de la moneda. A su juicio, sería tarea del mercado

Cronista y Reuters